Quantcast

Cantidad de leche para el bebé, lo que debe consumir y más

Descubre aquí cuál debe ser la cantidad de leche para el bebé. Te informaremos las características que debe tener la alimentación con leche para tu bebé, ya sea con lactancia materna o leche de fórmula. Sigue leyendo para saber mucho más.

cantidad de leche para el bebé

Averiguando la cantidad de leche para el bebé

Esta es una interrogante más común de lo que se cree. Sobre todo en las madres primerizas. Es normal que en ocasiones te preguntes si estás dándole la cantidad de leche para el bebé adecuada o si, por el contrario, te estás quedando falla. Lee aquí para conocer los síntomas de anemia en niños.

Si estás amamantando, la lactancia del bebé debe ser a demanda, es decir, cada vez que él lo pida. Recuerda que al menos hasta los 6 meses de vida, esta debe ser la fuente de alimento exclusiva para tu pequeño. La leche materna le brindará alimento, hidratación, calor y protección.

En el caso de que no puedas amamantar por razones médicas, por ser madre adoptiva o por algún otro motivo, igualmente debes respetar el ritmo que marca el bebé. Así sabrás cuándo es necesario alimentarlo y cuál es la cantidad de leche para el bebé. Durante los primeros días de vida es un poco complicado establecer un patrón específico para la cantidad de leche que consume el bebé. Es por ello que debes estar muy atenta.

Cantidad de leche para el bebé con lactancia materna

Como ya se ha mencionado, la lactancia materna debe ser exclusiva y a demanda por lo menos durante el primer semestre de vida del bebé. Con esta forma de alimentación resulta prácticamente imposible saber cuánta leche toma el bebé. Además, algunos niños hacen tomas más seguidas, mientras que otros las espacian un poco más.

Lo que debes saber para tener una guía cuando amamantas a tu bebé, es que no hay horarios específicos para hacerlo. Depende de cuando el bebé lo pida. Un recién nacido tiene menos experiencia en succionar la leche, además de que su boca es muy pequeña todavía, por lo que se tardará más en cada toma, en relación a un bebé más grande.

Otro dato importante es que el mismo pecho te indicará el proceso de la toma del bebé. Si lo notas más suave o blando, es porque se ha estado vaciando. Para cambiar de un pecho al otro, debes dejar que el bebé lo suelte de forma espontánea. No todos necesitan tomar de ambos pechos, así que no te preocupes si tu bebé se sacia con un solo pecho.

A veces pasa que el bebé se queda dormido en plena toma. Esto es común si es un recién nacido. En ese caso, para que se despierte sólo debes acariciarlo suavemente en la mejilla, el pie o la espalda. Así seguirá alimentándose. aquí puedes saber cómo producir más leche materna.

Cantidad de leche para el bebé

Cantidad de leche para el bebé con leche de fórmula

Bien sea que estés amamantando y quieras incorporar la alimentación con leche de fórmula, o porque simplemente necesitas darle otro tipo de leche al bebé, debes informarte sobre la leche de fórmula.

Puedes aprovechar los momentos de alimentar a tu bebé con el biberón para interactuar con él de otra forma. Esto también permite que tanto el padre, como otros familiares o el cuidador estrechen el vínculo con el bebé. Debes tener el mismo cuidado que con la lactancia materna, es decir, sostener bien al bebé y ubicarlo en una postura cómoda para que pueda mamar sin aspirar demasiado aire ni ahogarse.

Con las fórmulas lácteas es más sencillo saber la cantidad de leche para el bebé en cada toma. Debes prepararla con ciertas medidas que te permitirán ver con cuántos mililitros queda satisfecho el nené. Recuerda que durante los primeros días o meses, tu pequeño comerá muy poco, porque su estómago es pequeño. Así, te puede servir la siguiente lista de referencias:

  • Bebé recién nacido: toma entre 60 y 70 ml de leche de fórmula, cada 3 a 4 horas.
  • Un mes: aumenta de 120 a 150 ml, cada 4 horas.
  • Bebé de 2 meses: toma alrededor de 150 a 180 ml de leche de fórmula. Puede hacerlo
    unas 5 ó 6 veces al día.
  • 4 meses: comienza a comer de 210 a 240 ml. Puede ser 5 veces al día.
  • 6 meses: unos 240 ml de leche de fórmula, de 4 a 5 veces durante el día.
  • Bebé de 1 año: puede tomar un biberón de 240 ml de leche. Dos veces al día está bien, considerando que ya ingiere alimentos sólidos.

Si te preguntas por qué el bebé se mantiene satisfecho por más tiempo con este tipo de leche que con la leche materna, es porque la leche de fórmula resulta más pesada. Entonces su proceso de digestión es un poco más lento. Esto hace que también las heces del bebé sean más secas y abundantes, mientras que cuando hay lactancia materna, no es así.

No te dejes llevar estrictamente por la cantidad de leche para el bebé que hemos marcado previamente. No olvides que cada bebé tiene un apetito y un ritmo particular. Si ves que su consumo de leche es inferior a los estándares, pero el bebé está bien de peso y de salud en general, entonces no hay de qué preocuparse.

Otro dato que te puede ayudar si crees que el bebé tal vez pueda quedar con hambre, es ver si se toma toda la leche. Es decir, si no deja ni una gota de alimento en el biberón, podrías intentar prepararlo con una mayor cantidad la próxima vez. Esto te permitirá comprobar si el bebé lo ingiere todo.

Recomendaciones para el uso de leche de fórmula

En el mercado puedes escoger unas que ya vienen preparadas y listas para el consumo y otras que son en polvo. Obviamente, las primeras resultan más costosas que las segundas. Pero todas tienen lo necesario para alimentar de forma adecuada a tu bebé, pues están diseñadas para eso.

Los biberones y tetinas deben ser muy bien lavados después de la toma del bebé. Si usas agua limpia y que esté caliente, no haría falta esterilizarlos, aunque esto no está demás. Lo importante es que no quede ningún resto de leche de fórmula en el biberón, porque puede descomponerse muy rápido enfermar al bebé.

No es necesario que calientes la leche, a menos que tu bebé la prefiera de esta manera. Sin embargo, muchos bebés pueden disfrutarla a temperatura ambiente o incluso fría. En caso de que prefieras calentar la leche de fórmula, evita hacerlo en el microondas.

Allí es probable que no se caliente de manera uniforme, así que mejor hazlo en otro recipiente. Coloca el biberón con la leche preparada en baño de maría durante algunos minutos. Así se calentará mejor y podrás controlarlo más fácilmente.

Si el bebé no ha tenido contacto con la tetina o el biberón, puedes guardarlo con la leche preparada en el refrigerador hasta por 48 horas. Todas estas leches tienen una formulación similar y el ingrediente principal es la leche de vaca. Sin embargo, también las hay a base de leche de soya. Si por alguna razón deseas cambiar la leche actual por una con ingredientes distintos, consúltalo con el pediatra.

Cantidad de leche para el bebé

Precauciones durante la alimentación del bebé

No importa que ya el bebé pueda sujetar el biberón por sí solo, debes acompañarlo. De esta forma podrás compartir con él mientras te aseguras de que no se atraganta o deja caer el biberón.

Debes estar atento a la cantidad de pañales que moja tu pequeño al día. Esto es un indicador del nivel de hidratación. El promedio de pañales diarios suele ser de 6, así que toma las acciones necesarias si tu bebé usa menos pañales.

El envase de la leche también debe ser limpiado antes de abrirse, para evitar que se pueda contaminar el producto.

Revisa si el orificio de la tetina es el adecuado para que tu bebé pueda tomar la leche sin atragantarse, o sin tener que esforzarse demasiado en succionar.

Evita darle leche de vaca al bebé, y menos si aún no alcanza el año de edad. Es preferible que sigas con la lactancia materna o con la leche de fórmula.

Las leches completas o evaporadas no son recomendables para niños menores de un año. A esta corta edad, su estómago no está lo suficientemente desarrollado para procesar todos los minerales y grasa que poseen estos tipos de leche.

Importancia de saber la cantidad de leche para el bebé

Puede que toda esta información y consejos te resulte abrumadora al comienzo. Lo bueno es que con el paso de los días entenderás mejor cómo debe ser todo el proceso de alimentación de tu bebé. Recuerda que él será quien mejor te pueda indicar cómo va todo.

Sólo debes estar atenta a si se siente satisfecho, si está bien hidratado, gana peso y tiene deposiciones saludables. En caso de que pierda algo de peso durante los primeros días de vida, no te preocupes, esto es normal.

Simplemente es la reserva de grasa y agua con la que viene desde el útero. Al cabo de unos días comenzará a ganar peso nuevamente. En caso de que esto no suceda, consulta de inmediato con el pediatra.

Cantidad de leche para el bebé

Finalmente, recuerda que saber cuánta debe ser la cantidad de leche para el bebé es algo que viene más de la experiencia, que de la información que puedas recibir de otras fuentes. Para saber más, mira cuáles son los alimentos prohibidos durante la lactancia.

Deja un comentario