¿Cómo dar masajes relajantes?


¿Cómo dar masajes relajantes? Un masaje relajante en muchas ocasiones puede ser lo mejor para nuestra salud debido a que este tipo de prácticas contribuye con el buen funcionamiento del sistema inmunitario, pero también se puede decir que suele aumentar la producción de   endorfinas que son de gran ayuda para el cerebro, estas se les conoce también como la hormona de la felicidad.

En el siguiente post vamos a conocer una serie de técnicas que se deben aplicar para poder dar un buen masaje relajante, es por ello que lo mejor es continuar con la lectura para descubrir información de interés.

Seleccionar el lugar adecuado

Ya para entrar en materia es importante tomar en cuenta que para dar un buen masaje relajante es ideal que se seleccione un ambiente adecuado para que se pueda tener un ambiente relajante, se debe optar por un lugar que pueda ser realmente confortable y tranquilo debido a que de estos aspectos depende el éxito que pueda tener el masaje.

Es necesario que la persona que va a recibir el masaje como quien se encuentre dándolo estén realmente cómodos, por otra parte, no puede existir ruidos fuertes y en el caso de la eliminación debe ser tenue y la temperatura estable para así lograr una relajación completa.

La preparación

Otro punto indispensable de considerar es que para poder dar el masaje relajante se debe tener a la mano todo lo que se va a estar usando en lo que dure la sección, ya que de esta manera no van a existir interrupciones, en la mayoría de los casos se necesita una toalla para poder ir cubriendo esas zonas del cuerpo que no se están masajeando.

Te puede interesar:  ¿Cómo eliminar chicle embarrado de la ropa?

Se debe seleccionar cremas que ayuden a suavizar como también hidratar para que de esta manera se puedan realizar los movimientos de la mano con mayor precisión y  con toda la fluidez posible, de ser de nuestra preferencia se pueden también emplear aceites, ya que con sus olores y su textura también se  puede lograr a tener una mayor relajación.

El masaje

Para este  punto es necesario que se seleccione esa zona del cuerpo en el cual se requiere dar el masaje  relajante aunque lo habitual es iniciar por la parte más alta de la espalda es decir por el cuello debido a que es un área clave si se tiene el tiempo suficiente se puede descender a los brazos, las piernas, los pies y las manos de ser necesario también la cabeza.

Los masajes de la espalda se realizan haciendo círculos pequeños y además presionando con el puño esto desde la parte baja desde ella hasta llegar a los hombros, pero se debe evitar los   omóplatos y columna al llegar a los hombros es  necesario que se abran las manos para poder masajear los mismo.

Para continuar

En el caso de las piernas  y la espalda es necesario que se masajee de arriba hacia la parte de abajo y con la palma de la mano, respectivamente se debe hacer presión y de manera suave ir haciendo masajes circulares.