Como Evitar Que Se Oxide El Metal


Cómo Evitar que el Metal se Oxide

El hierro y otros metales son susceptibles a la oxidación, lo cual puede disminuir su valor estético y sus propiedades mecánicas. La forma más segura para evitar que se oxide el metal es mantenerlo seco. Sin embargo, hay otros factores y tratamientos que pueden prevenir la oxidación:

Tratamientos de Protección

  • Pintura y recubrimientos – La aplicación de una pintura o recubrimiento al metal, como el zinc, el níquel o el cromo, crea una capa protectora entres el metal y el aire. Esto previene la oxidación en condiciones con humedad relativamente baja.
  • Tratamiento Térmico – En tratamientos tales como el temple, la nitruración o la curación, se aplica calor al metal, lo que cambia su estructura y lo protege de la oxidación.
  • Selladores – Los selladores impiden que el agua, la suciedad y otros contaminantes penetren en el metal y lo oxiden.

Otros Factores

  • Humedad – La humedad del aire es una de las principales causas de la oxidación de los metales. El mantener el metal seco es el mejor método para evitar la oxidación.
  • Environments Químicos – Los ácidos, bases, gases y otros elementos químicos también pueden oxidar el metal.
  • Rayos UV – Los rayos ultra-violeta del sol pueden dañar la superficial y los ambientes exteriores acelerar la formación de óxido en los metales.

Para mantener el metal libre de óxido, se debe aplicar alguno de los tratamientos de protección y procurar mantener el metal fuera de los ambientes con alto contenido de agua, ácidos u otros elementos dañinos. También, reducir la exposición del metal a la intemperie es crucial para evitar que se oxide.

¿Cómo se protege el hierro de la oxidación?

Llena un cubo con vinagre blanco y, a continuación, sumerge ahí el objeto oxidado que quieras limpiar. Si el hierro en cuestión es muy grande (bicicleta, coche, moto, etc.), derrama bastante vinagre sobre el objeto y deja que pase unas horas con el líquido encima (8-9 horas aproximadamente). Después, debes aclararlo con agua para eliminar los restos de vinagre. Otro consejo útil sería colocar una capa generosa de aceite en la zona oxidada del hierro para preservarlo durante largos períodos. Esto hará que el aceite entre en los poros del metal y evite o disminuya la oxidación.

¿Cómo hacer un antioxidante casero para metales?

Vinagre blanco y sal Usar vinagre blanco para disolver óxido del latón y metal es una de las soluciones caseras más populares: Para quitar óxido de pequeños objetos, remojalos en un bol con vinagre blanco por 24 horas. Si la mancha está en objetos más grandes, echá una capa de vinagre y después añadile otra de sal. Espera a que se forme una pasta y deja el objeto en remojo durante un par de horas. Retira los objetos y limpialos con una esponja empapada en el líquido o con un paño. Después aclaralo con agua y sécalo bien.

¿Cómo evitar la oxidación y corrosión de los metales?

SOLUCIONES CONTRA LA CORROSION Utilice acero inoxidable en lugar de acero normal, Recubra el acero normal con zinc, Recubra el acero normal con plásticos especiales, Pinte el acero normal con pinturas especiales, Proteja el acero con ánodos de zinc (protección catódica) o aluminio (protección catódica), Revise regularmente la estructura y note cualquier signo de corrosión, Aplique protectores al item que está expuesto al medio ambiente corrosivo, Utilice líquidos protectores, Lávelo con una solución ácida (como el ácido nítrico o el ácido fosfórico ), Utilice control de contaminantes en el ambiente, Utilice revestimientos epoxi para los artículos expuestos al agua y al cloro, Limpie el metal de óxido regularmente.

Cómo prevenir la oxidación del metal

Los metales suelen ser sujetos a procesos de oxidación. Esto se debe a que son vulnerables a la reacción con el oxígeno en el aire. La oxidación es la forma en que el oxígeno se combina con los metales, formando una capa protectora que akida a los elementos externos. Si bien la oxidación del metal puede ser un fenómeno deseado, como el bronceado de una moneda e, incluso, el temido corrimiento de pintura en las piezas metálicas oxidadas, hay ciertos metales que se deben proteger contra la oxidación para mantener su brillo y estabilidad original. Por esta razón, es fundamental aprender cómo prevenir la oxidación del metal.

Métodos para evitar la oxidación

  • Aplicar barniz protector. Una capa de barniz aislante, como la laca, evita que el metal entre en contacto directo con el oxígeno. Este es uno de los métodos más populares para proteger los metales y prevenir su oxidación.
  • Remoje en aceite. El remojo de los metales en aceite mineral es útil para evitar que se oxiden al reaccionar con el aire. Esto se debe a que el aceite crea una capa protectora entre el metal y el oxígeno.
  • Proteger del agua. Uno de los factores más peligrosos para la oxidación del metal es el agua. Por esta razón, es importante evitar la exposición de los metales al agua, ya sea realizando un tratamiento impermeable o almacenándolos en un lugar seco.
  • Rodear de un ambiente libre de corrosión. Al igual que el agua, el ambiente mismo puede ser un factor agresor para la oxidación del metal. Por esta razón, siempre que sea posible, trate de evitar situaciones que aumenten la posibilidad de corrosión, como el contacto con sal, ácido sulfúrico, compuestos de cloro o ácido nítrico.

Conclusión

La oxidación del metal puede ser un problema si no se toman las medidas adecuadas para prevenirlo. Aplicar un barniz protector, remoje en aceite, proteger del agua y rodear de un ambiente libre de corrosión son algunas estrategias para evitar la oxidación del metal y mantener su brillo original. Si ha estado expuesto a la oxidación, siempre se recomienda limpiar y tratar el metal para evitar agravar el daño.

Te puede interesar:  Como Fue La Muerte De Calamardo