Herramientas para saber cómo superar un divorcio

Las rupturas de las relaciones de pareja son situaciones que no todas las personas saben cómo manejar. Cómo superar un divorcio dependerá de muchos factores en los que la decisión y la fuerza de voluntad marcan la pauta. Sigue leyendo para encontrar algunos consejos sobre el tema.

Cómo Superar un Divorcio

El divorcio suele ser una experiencia difícil y dolorosa para las personas. Sea por infidelidad, por incompatibilidad o también de mutuo acuerdo, comenzar una nueva vida, en soledad, es un proceso que debe asumirse de manera adecuada para así evitar que sea traumático.

Las rupturas no son fáciles de aceptar, mucho menos un divorcio. Aunque la dinámica actual de las relaciones de pareja ha cambiado, una separación matrimonial sigue presentando dificultades. El hecho de ver planes derrumbados, caminos truncados, afectos perdidos, puede alterar a cualquier persona, quien ve cómo su mundo cambia de un momento a otro.

Mientras más han sido los años de convivencia matrimonial, resulta más complicado el proceso de divorcio, en el que la firma es un mero acto legal. Cuando existen hijos en común la situación es aún más delicada, por lo que no sabemos cómo superar un divorcio. Los sentimientos y emociones que se involucran deben ser manejados de la mejor manera. Esto evitará que la ruptura sea traumática, tanto para sus protagonistas como para sus allegados.

Una vez concretado el divorcio, ambos miembros de la pareja deberán enfrentarse a una nueva vida. Cambiarse de casa, nuevos gastos económicos, diferencias por la custodia de los hijos, son algunas de las situaciones que se presentan y que originan estrés, llenando este proceso de altibajos emocionales. Esta situación se profundiza si no se cuenta con el apoyo de los seres queridos.

Los especialistas coinciden en asegurar que durante este período es importante el cuidado que la persona tenga para sí misma, principalmente en el aspecto emocional y psicológico . Si esto no ocurre, pueden  aparecer algunos trastornos mentales y emocionales, como la ansiedad y la depresión.

Consejos para superar un divorcio

Si estás atravesando por un divorcio debes tener paciencia y calma, aceptando que lo que ocurre es temporal y, de tu actitud y manejo de las situaciones, dependerá tu salud mental y emocional. Es sumamente importante que contemples la idea de buscar ayuda psicológica cuando lo creas convenientes. Los consejos que aquí se brindan son algunas herramientas, pero será el profesional quien pueda brindarte la ayuda que requieres.

Apóyate en amigos y familiares

Si cuentas con el apoyo de familiares  y amigos, es importante que hables con ellos sobre tus preocupaciones y sobre todo lo que estás viviendo en este momento. De esta manera, te será más fácil manejar ese sentimiento de vacío que aparece luego de la separación de la pareja, que puede llevar al  divorcio.

Deja también de lado la vergüenza de hablar sobre tu nuevo estado civil. No trae provecho alguno. Es más, ocultar la realidad sólo servirá para retrasar el proceso de duelo y aceptación que debes vivir. Por eso debes tener claridad para aceptar tu nuevo estado civil y comunicarlo.

Puede ser que algunos de tus familiares o amigos te critiquen o te culpen por la decisión que tomaste. En los primeros tiempos debes evitar mantener contacto con este tipo de personas, puesto que por tu vulnerabilidad, estarás más  susceptible ante las críticas, que incidirán de manera negativa en tu bienestar.

Te puede interesar:  Mi pareja tiene depresión y no quiere verme

A medida que pasa el tiempo verás cómo las personas se adaptan a tu nueva situación sentimental. Si en tu núcleo familiar hay personas mayores o tradicionalistas, también deberás prepararte para escuchar sus comentarios. Si no te sientes satisfecha dentro de tu núcleo familiar, puedes darte la oportunidad de conocer a nuevas personas.

CÓMO SUPERAR UN DIVORCIO

Busca nuevas amistades

Uno de los inconvenientes que puedes encontrar los primeros tiempos desde tu divorcio es la reducción de tu círculo de amistades. Durante el matrimonio acostumbran a salir juntos en pareja con amigos, pero eso ahora cambió. Esto afecta más cuando tú y tu expareja tenían muchas amistades en común.

Por esta razón debes tomar en cuenta la posibilidad de conocer nuevas personas, acercarte a aquellas que conoces desde hace algún tiempo pero que no te eran tan cercanas o empezar a desenvolverte en círculos sociales distintos. Los adultos tienen mayores dificultades para entablar nuevas relaciones de amistad en comparación con los niños y adolescentes. No obstante, hoy en día existen múltiples opciones para conocer a gente nueva.

Una buena opción para conocer personas en la realización de actividades lúdicas, como la pintura o el gimnasio. Esto permite conocer a otras personas con intereses similares a los tuyos, a la vez que inviertes tu tiempo libre en actividades de provecho.

El uso de Internet para conocer gente también es una herramienta usada por muchas personas hoy en día; muchas cuentas en redes sociales sirven para interactuar con otras personas. También puedes salir con amigos, lo que te hará sentir más cómodo y te ayuda a relajarte. Todo está en ti y en la disposición que tengas de superar la situación por la que atraviesas.

Date tiempo para conocerte a ti mismo/a

Pero no solamente debes darte la oportunidad de conocer a otras personas. Es también importante que te conozcas a ti mismo. El interactuar con otros permite el disfrute y compartir aficiones, pero no se trata de buscar quien sustituya a tu pareja anterior de manera inmediata. De hecho, se recomienda esperar cierto tiempo para iniciar una nueva relación de pareja.

Pero si ya conociste a otra persona con quien sientes afinidad, evita ir muy rápido en la relación. Date tiempo, conócete y conoce a esa persona, de manera tal que las decisiones importantes que se tomen, como establecerse o casarse, sean para el bien de ambos y no por el simple hecho de llenar de alguna forma el vacío emocional y sentimental dejado por la ex pareja.

CÓMO SUPERAR UN DIVORCIO

El superar un divorcio no es fácil. Si compartiste muchos años de tu vida con una misma persona puede que no tengas claras tus ideas y las decisiones que tomes ahora puedan causar arrepentimiento más adelante. Por eso, conócete y ámate a ti mismo, antes de conocer y amar a otra persona.

Pon en orden tus sentimientos; el diario te ayudará mucho. Pero eso sí, no te autocensuras. Expresa lo que realmente sientes ante lo que vives y busca cuáles fueron, a tu juicio, las razones del divorcio. Este ejercicio te permitirá sanar muchas heridas. Recuérdate siempre el valor que posees como persona y ser humano. Dedícate frases que fortalezcan tu autoestima como “ahora me veo más guapo/a que nunca”. Aunque te parezca una tontería, tiene un efecto muy positivo sobre la persona.

Evita buscar culpables

Es bien sabido que una relación es cuestión de dos, por lo que, en caso de ruptura y divorcio, también existen dos culpables. No debe culparse a una sola persona. Resulta estéril pasar el tiempo pensando quién de los dos fue el culpable. Esto, además de ser inútil, es dañino porque, en lugar de calmar el dolor, en muchos casos lo revive.

Ningún extraño puede emitir juicios sobre tu relación fallida, por lo que no debes dar cabida a los comentarios negativos que puedan surgir dentro de tu entorno. Incluso, si la causa de tu divorcio fue una infidelidad, tal vez había otros elementos presentes que, sin darte cuenta, ya venían socavando la relación.

Te puede interesar:  No encuentro pareja, ¿Qué puede estar ocurriendo?

Lo más sensato y sano es que te concentres en rehacer tu vida, ordenar tus emociones y sentimientos. Deja de mirar hacia atrás y dedícate a disfrutar de tu presente. Nada de lo que ya ocurrió puede cambiarse, aprende a vivir con eso. Si te centras en ti, en mejorar como persona y en crecer, verás que podrás superar este mal rato.

Lee libros de autoayuda

Si no sabes a quién acudir en este momento o si te sientes incomprendido por tus seres queridos, puedes apoyarte en la lectura de material de autoayuda. Eso te puede brindar otras perspectivas para afrontar de mejor manera tu divorcio.

Lee libros que te hagan sentir mejor contigo mismo/o, que mejoran tu autoestima y que te recuerden que este es solo un episodio triste en la hermosa historia de tu vida. Puedes darte la oportunidad de conocer la experiencia de otras personas y cómo lograron superar su divorcio, tal vez encontrarás otros elementos que antes no veías y que ahora te serán muy útiles.

Sé cordial con tu ex delante de otras personas

A pesar de los sentimientos negativos que puedas albergar en contra de tu ex pareja, esfuérzate por mantener relaciones cordiales, principalmente delante de tus familiares y los suyos, así como frente a las amistades. Recuerda el adagio “tener paz es mejor que tener la razón”.

Si hay hijos de por medio es sumamente importante el trato que les brindas a ellos durante el proceso, así como cuidar el tipo de relación que mantendrás con tu ex pareja. Evita los conflictos y discusiones delante de los niños, recuerda que se sienten vulnerables ante la separación de sus padres. Se empático. Recuerda que si a ti te afecta, a tus hijos mucho más.

Para que el trance resulte lo menos traumático posible, lo mejor es mantener una relación de respeto con tu ex pareja. Por más diferencias que puedan existir, la vía del diálogo y la conciliación siempre será mejor a la violencia y las agresiones. Además, esto te permitirá tomar las mejores decisiones en cuanto a tu futuro y al de los tuyos.

Procura que tus hijos no se vean afectados por los cambios

Trata de hacer todo lo posible para que tus hijos no se vean afectados sobremanera con los cambios que se suceden luego del divorcio, esto puede desestabilizarlos.

Evita, en la medida de tus posibilidades, los cambios de residencia, de colegio o de actividades extracurriculares. En este momento, los niños y adolescentes necesitan sentirse seguros y protegidos, por lo que muchos buscan refugio en sus amigos más cercanos. Hacer nuevos amigos se les haría cuesta arriba en estos momentos.

Al momento de hablar con tus hijos, di siempre la verdad. Evita crear falsas expectativas, como una posible reconciliación. Hazles saber que ellos no son culpables de lo ocurrido y que, tanto su papá como su mamá los aman por encima de todo. También debes evitar las peleas o conflictos con tu ex pareja delante de los chicos, así como hablarles mal de su progenitor. Debes resolver la situación como adultos, tratando que tus hijos se vean lo menos afectados posibles.

Otro aspecto que debes saber manejar es la llegada de nuevas parejas sentimentales entorno familiar. Se sugiere que sea un tema para conversar una vez se haya avanzado en la superación del divorcio y que se haga de manera paulatina. Espera un tiempo y dales la oportunidad a tus hijos de conocer a tu nueva pareja antes de anunciar la relación.

Busca ayuda profesional si lo necesitas

Si con el paso del tiempo notas que se te dificulta encontrar la forma cómo superar tu divorcio y aún no consigues pasar la página, piensa en la opción de buscar ayuda profesional.

El especialista te ayudará a encontrar las herramientas que necesitas para seguir adelante y reconstruir tu vida. La ayuda de un psicólogo puede brindarte grandes beneficios y así evitar que se profundicen los problemas que ahora tienen solución.

Te puede interesar:  Descubre cómo saber si te gusta alguien

Cómo superar un divorcio no deseado

Claro que una separación y un divorcio son dolorosos. Más cuando nunca pensaste que ocurriría. Cómo superar un divorcio no deseado requiere de voluntad, decisión y fortaleza. A continuación, algunas herramientas que te pueden servir:

  • No sientas culpa: Como pareja, ambos son responsables de la separación, puesto que eran quienes debían alimentar el amor y la relación. Si no se logró es porque hubo fallas por parte de los dos.
  • Desahógate: Si sientes ganas de llorar hazlo, no te reprimas. No tiene nada de malo mostrar debilidad en algún momento. Eso también ayuda a sanar.
  • Por el hecho de que están vinculadas las emociones y los sentimientos, este proceso va a tener altos y bajos. En la mayoría de los casos, los primeros seis meses son los más complicados y es posible que se presenten recaídas. Tal vez en algunas fechas significativas, como el aniversario o cumpleaños, puedas sentirte triste, pero con el tiempo lo irás superando. Estos episodios de tristeza y llanto son normales durante el proceso de divorcio.
  • Acepta que tu pareja ya no te ama y sigue adelante, de esa manera podrás romper con el pasado y comenzar a rehacer tu vida.
  • Vive el presente; desapegarse del pasado y los recuerdos. Despréndete de todo, incluso de los momentos felices que vivieron durante el matrimonio. Olvida la imagen idealizada que tal vez te hiciste de quien fuera tu esposo, todo eso quedó en el pasado.
  • Busca el aprendizaje de todo lo vivido. Siempre hay una lección por aprender, de esta manera se pueden corregir los errores y sanar para cuando llegue una nueva persona a tu vida.
  • No te victimices. Deja de odiar a tu ex pareja y deja de culparte por todo lo que te pasó y te pasa. Hazte cargo de tu vida y busca la manera de ser feliz, mejorando aquello que te disgusta. No puedes hacer nada para cambiar lo sucedido, pero si puedes manejar la situación de mejor manera, más positiva.
  • No te hagas la víctima.En vez de sentir odio o rencor, y en vez de culpar a tu ex pareja de todo lo que no está yendo bien en tu vida ahora mismo, encuentra la manera de ser feliz y de mejorar todo lo que no te gusta de tu vida. La situación siempre será la misma, y no puedes hacer nada por cambiar el hecho de que estéis divorciados, pero podrás llevar mucho mejor esta situación si la ves desde un punto de vista positivo, que si la ves desde el rencor.

  • Agradece todo lo ocurrido y todo lo que está por ocurrir. Esto te permitirá abrir las puertas a nuevas oportunidades de vida. Disfruta y disfrútalo, porque todo ha pasado para algo. Quizás este cambio drástico por el que hoy atraviesas sea el que te abra las puertas a la felicidad plena y el bienestar. Acepta todos los cambios y prepárate a recibir las cosas buenas de la vida.
  • Disfruta de lo que te hace bien y te produce bienestar, pasa tiempo de calidad con tus hijos y demás familiares. Agradece tu trabajo y los logros que haz alcanzado. La vida de da una nueva oportunidad para hacerlo mejor.

Como ves, pasar por un divorcio no es una experiencia fácil. Por eso, la mejor manera de enfrentarlo es acercándote a tus seres queridos, aceptar lo ocurrido y seguir adelante. De nada sirve guardar rencores que envenenan el alma. La felicidad es una opción personal: decide ser feliz y superar tu divorcio.

Si deseas leer otras lecturas similares, haz click en los siguientes enlaces: