Honestidad, todo sobre este importante valor humano y más

La Honestidad es un valor muy importante, con el cual el ser humano puede vivir mejor y más plenamente al ser consciente de lo que quiere tanto para el como para los otros, siendo un valor que se tiene que enseñar desde pequeños, conoce más de este tema.

¿Qué es la Honestidad?

Cuando hablamos de honestidad, nos referimos al valor moral que se utiliza para relacionarse con el prójimo, y no antepone la verdad y lo correcto a sus propias necesidades o incluso intereses, basándose en la confianza, el respeto entre ambas partes y la sinceridad. Si te gustan los niños y no sabes como relajarlos y cuidarlos, lee Relajación para Niños.

Proviene del latín honestĭtas – honestitātis, por tanto tiene relación con varias cualidades del ser humano que estan relacionadas con la sinceridad, la verdad, la justicia y sus respectivos sinónimos, los cuales forman en una persona la conducta feliz y honrada tanto para si mismo como para los demás.

De igual forma la honestidad, en su máximo esplendor, abarco todos y cada uno de los aspectos de la vida del ser humano, siendo considerado un hecho social ya que comienza a aparecer desde temprana edad gracias a las amistades y los valores que uno va aprendiendo conforme crece.

Sin embargo, no solo es un hecho social, sino también se caracteriza por desarrollarse en el entorno tanto exterior como interior del individuo, esto implica que la honestidad requiere del crecimiento social como íntimo de la persona, por lo cual dicha persona tiene que tener un comportamiento coherente, es decir, donde las acciones de la persona sean coherentes con lo que piensa y diga.

honestidad

¿Cómo saber si una persona es honesta?

En este sentido, una persona que es honesta también se toman en cuenta desde los actos más pequeños que estos hagan, desde informarle a un vendedor que se ha equivocado con el cambio recibido, hasta ayudar a un anciano que lo necesita y más si se le ha caído un billete y este no lo haya notado.

Te puede interesar:  Solidaridad Para Niños, un valor que es necesario y más

Son acciones que la persona honesta realice sin que nada ni nadie les vaya a gratificar por ello, incluso también influye en el uso que le damos a las palabras en la medida que estas pueden herir o afectar a otras personas.

O también la discreción que guardamos ante cualquiera que lo amerite, así como ser prudentes y discretos en el manejo de los recursos económicos como personales. Aceptar y asumir los errores que cometamos, rectificándolos y corrigiéndolos cuando estos sean necesarios.

Ser leales y transparentes tanto en nuestras relaciones laborales como profesionales, sociales, familiares y amorosas. Incluso existen muchas más acciones que podemos añadirle a las características que una persona honesta tiene y manifiesta activamente.

Por tanto, un individuo que se considere socialmente honesta tiene que mantenerse partidario de los principio de buen obrador, en todos los actos que constituye tanto en su interacción con los demás con la que lleva consigo mismo como en el trabajo, en sus estudios, ante el Estado, en el tráfico, en sus relaciones laborales y afectivas, es decir, ante toda su vida.

honestidad

Una persona honesta, es antes que todo, honesto consigo, por lo que no se traicionaría a sí mismo ni traicionaría a las demás personas que forman parte de su día a día, ya que hacer eso le causaría grandes discusiones consigo mismo y no se sentiría feliz con lo que hace ni lo que dice.

La honestidad según Confucio

Confucio, un pensador chino nos habla sobre la honestidad como uno de los valores y componentes indispensables de una persona que sea saludable tanto con su entorno como con los demás. Si quieres estimular a tus niños, no solo con respecto a la honestidad, sino a otros valores, te recomendamos leer 50 Frases de Motivación para Niños.

Te puede interesar:  Fases de la luna para niños, ¿cómo enseñarles este tema?

Refiriéndose a que este cuenta con un nivel más superficial que se le conoce como Li, el cual se considera como todas las acciones que se realicen por una persona que quiera elaborar una sociedad ideal y que además este destinada a cumplir dichos deseos, estos pueden ser tanto malos (a corto plazo) como buenos (a largo plazo).

Con todo esto es necesario mencionar que permitir la búsqueda de una gratificación inmediata, puede influir en la transformación de un acto malo a uno diferente, así como también, encubrir las intenciones a largo plazo, puede incluso empeorar una buena acción.

Por tanto, que el principio fundamental que propone Confucio, es que una buena persona tiene que mostrar sus sentimientos más comunes como en su rostro, con esto nos referimos a que facilite la coordinación de lo que planea con el fin de mejorar a largo plazo.

Es esta sinceridad que abarca desde las expresiones fáciles hasta cualquier ámbito de la vida cotidiana que ayuda a tener una buena honestidad consigo mismo y que las actividades que se lleven a cabo sean placenteras como amigables y predecibles. Es en esta primera versión donde la honestidad se busca para el beneficio propio.

Existe otro nivel, que es mucho mas profundo que el anterior, nos referimos al Yi (bondad), es un nivel en donde el interés propia ya no es el protagonista, sino que es el principio moral, relacionado naturalmente con la justicia y la reciprocidad.

Siendo necesario repensar nuestras acciones, a pesar de que se vea como un lapso de tiempo, hay que tener mas presente la presencia temporal de las acciones que comentemos, siendo honestos tanto de las propias obligaciones como de las tareas que se tengan que realizar, especialmente cuando no se vean ni juzgados ni afectados precisamente; forma parte del código moral que Confucio hizo normativo, y que se relaciona con el culto a los antepasados.

Te puede interesar:  Apodos de nombres, formas cariñosas que emplear y más

Por último y no menos importante tenemos el nivel más profundo de la honestidad, este se trata del Ren, del cual surge el Yi y el Li. En este nivel Confucio habla sobre la empatía y en la comprensión de los demás, pero para esto se necesita de una autocomprensión previa, y estas nacen de las normas morales.

Por tanto, es más que un código ético previo, que sea otorgado por una clase de divinidad. Según la visión de los confucionistas, en algún momento de nuestras vidas todos y cada uno hemos estado a merced de otras personas. Esto implica que la honestidad consista en colocarse en ese lugar hipotético (propia vida futura, pasado o venideras), eligiendo el no decir o hacer nada que puede afectar la reputación de la familia.

La honradez según Marco Tulio Cicerón

Marco Tulio Cicerón, fue uno de los más grandes pensadores que vivió en la Antigua Roma, en donde la retórica es una parte muy importante en su prosa en latín, cuando este filósofo romano nos habla de honradez como el fin último de un individuo que tiene para llevar una vida  feliz, honrada y recta. Si te gustan saber más sobre la vida te recomendamos leer Psicomotricidad.

Por tanto, la honradez es notoria cuando se cumplen las obligaciones que el ser humano encuentra presente en todas la actividades que realiza, siendo una contraposición a lo útil, al sufrimiento y al placer, lo contrario de los epicúreos (es decir, la búsqueda de la felicidad a través de la investigación inteligente de los placeres y de la amistad entre los mismo seguidores del movimiento).

https://www.youtube.com/watch?v=N9rI8EhLomU