Quantcast

Deidad Kukulcán: La serpiente emplumada

Aprende a lo largo de este artículo todo lo relacionado con Kukulcán, personaje que es parte relevante de la mitología maya. Esta civilización le rendía bastante culto y su nombre tiene un significado bastante peculiar; Serpiente emplumada.

Dios maya Kukulcán

Como se mencionó en la introducción este personaje es parte de la mitología maya, civilización que aportó grandes creencias míticas a México. Pero no se limitó a este territorio, ya que se fue expandiendo a través de los años, debido a su historia y sus asombrosas infraestructuras, que incluso hoy en día siguen siendo estudiadas por los especialistas.

Cabe acotar, que los españoles en su ambición por conquistar territorio e imponer sus creencias e ideas, arrebataron a esta civilización el papel que utilizaban para plasmar sus creencias y mitos. Es por ello que existen grandes vacíos e interrogantes sobre su mitología.

De esta mitología uno de los elementos que más se conoce es que rendía cultos a gran variedad de deidades y entre uno de ellos se encuentra dios Kukulcán o serpiente emplumada. Esta deidad no solo se representa en la cultura Maya, pues también se hace mención a esta dentro de las Mitologías de los Dioses  Toltecas y Olmecas.

Tiene una amplia relación con dos elementos de la naturaleza, que son el agua y el viento. Un dato bastante interesante sobre esta deidad, es que los investigadores a lo largo de los años han tenido ciertas dudas sobre si hace referencia a Quetzalcóatl, es decir, si son los mismos o no. Este último proviene de la cultura Azteca, algunos aseguran que sí se trata de los mismos, pero hay quienes niegan rotundamente esta teoría.

Datos interesantes

Se ha encontrado en algunas estructuras provenientes de los siglos anteriores una serpiente emplumada. En ellas se puede observar que presenta un efecto lumínico en una infraestructura principal de esta civilización. Se cree que fue construida de esta manera para así rendirle tributo y adorarla.

kukulcán

Por otro lado, cabe destacar que es el libro sagrado de esta civilización, el Popol Vuh, texto en el cual es descrita esta serpiente como uno de los seres que fue parte importante de la creación. Por ello es que en muchas de las ciudades se encargaron de realizarle templos en su honor. Algunos de los lugares más destacados fueron Mayapán, Maní, Chichén Itzá y otros.

No se puede dejar de mencionar el hecho de que las creencias y costumbre basadas en esa deidad fueron las que trascendieron en primera instancia lo relacionado con las divisiones étnicas existentes hasta el momento. Esto significa que rompieron los límites que había.

A raíz de la eliminación o disminución de los límites, todo trascendió de forma más amena e incluso facilitó muchos campos importantes. Uno de ellos fue el comercio, puesto que ya era posible hacer intercambios entre las étnicas que quizás anteriormente no entablaban ningún tipo de comunicación.

Todo esto empezó en México, más exactamente en Chichen Itzá. Poco a poco fue expandiéndose y llegó hasta Guatemala.

La deidad en cuestión resulta un personaje que está lleno de controversias en las investigaciones, ya que algunos textos los identifican como gobernante. Otros aseguran que no existió, mientras que otros dicen que fue un humano noble.

Alguno de los datos más relevantes que se pueden mencionar es que los elementos encontrados sobre esta civilización aseguran que Kukulcán llegó a través del mar, lo cual ocurrió en el siglo XI.

Etimología

Tal y como ya se ha mencionado, el nombre de Kukulcán se puede traducir como serpiente emplumada, esto desde la perspectiva del idioma maya. Cabe recordar que esta deidad es la equivalente a Quetzalcóatl dentro de la civilización de los Dioses aztecas, hecho al que se le dedicará un segmento posterior.

Desde un punto de vista etimológico la palabra Kukulcán tiene gran complejidad, puesto que en el idioma maya el término k`u uk`um, kuk tiene el significado de pluma. Pero si este término va acompañado de un sufijo, más específicamente el de “ul”, entonces el significado varía y quedaría el de “cubierto de plumas”.

Pero esto no termina aquí, ya que si a lo mencionado se le agrega Kaan, kan, que significa culebra, entonces quedaría culebra cubierta de plumas o como se le conoce comúnmente “serpiente emplumada”.

Todo este significado etimológico es lo que ha llevado a los estudiosos a relacionarlo con Quetzalcóatl, ya que ambos términos significan lo mismo.

Kukulcán y el Itzá

Lo primero a lo que hay que hacer mención es a Itzá, el cual se identifica con un lugar que para los mayas fue de suma importancia, ya que funcionaba como un centro donde se realizaban sus adoraciones y veneraban a los dioses como la serpiente emplumada. Este está dentro de Tinum, más específicamente en Yucatán, México, para la época de esta civilización este lugar era una ciudad.

De este lugar es importante señalar que no fue construido en una sola época, sino que pasó por varias, influenciado por muchos pueblos, que además fueron ocupando dicho lugar y actualmente es parte del patrimonio de la humanidad y el chichen itza serpiente emplumada toma mayor valor.

Relación Deidad-lugar

La relación de este lugar con la deidad en cuestión, en básicamente que su culto nació en Itzá Chichén, es el núcleo de estas creencias, aunque sus orígenes son de muchos siglos antes. La influencia en este caso fue en el casco central de México, el culto fue más estatal a partir de entonces.

Esto inicia seguramente por medio de los comerciantes, que debido a su labor, debían ir y venir de varios puntos de México y de esta manera, la comunicación influyó en las diversas culturas, promocionando, por así decirlo, las creencias y trasmitiéndolas de una persona a otra y por ende de un pueblo a otro.

Ya se ha visto a lo largo del artículo que la serpiente emplumada era vista como un ser divino, es decir, una deidad, la cual, según los mayas, era una especie de mensajero entre los gobernantes y los dioses. Sin embargo, en Itzá Chichén, no ocurría de esta manera, sino que en este caso era proyectada como una divinidad estatal.

Esta ciudad se derrumba y es en ese momento cuando otra de las ciudades cercanas empieza a ser un centro de adoración para esta deidad, la ciudad era Mayapán. En esta ciudad se podían avistar templos en los cuales se vislumbraban grandes columnas que estaban adornadas con serpientes emplumadas.

Quetzalcóatl y Kukulcán

Estas son dos deidades de gran relevancia. Sin embargo, lo más curioso es que estas están separadas por siglos y kilómetros, pues no eran adoradas al mismo tiempo. En el primer caso, los mayas lo adoraban como una deidad creadora de la civilización, mientras que los mexicas también hablaban de una deidad humana, que era una serpiente con pluma.

El vínculo existente entre estas deidades es su simbología y representación gráfica. Pero la historia las separa, pues aunque parecen los mismos dioses, no lo fueron, pero bien es cierto que para ambas civilizaciones significaron mucho, las veían como su sustento y los creadores de sus creencias.

Muchas personas que se han dedicado en su vida al estudio de estas antiguas civilizaciones, establecen que puede deberse a un personaje que viene cada cierto tiempo al mundo para otorgar a las civilizaciones toda su sabiduría. Aseguran que es una especie de profeta.

Folclore moderno

Aun cuando Kukulcán es parte de una historia que data de hace varios siglos y que su civilización ya no es tan predominante, este sigue siendo parte de la cultura y creencia de los mayas del presente, tal y como se puede observar a través de las siguientes historias.

Se han desprendido muchos mitos, uno de los más modernos asegura que esta serpiente tomó rumbo al sol en una ocasión y es en ese momento cuando el sol le quemó su lengua.

kukulcán folclore

Así mismo, otra parte del folclore, no lo relata como una deidad benévola, sino que por el contrario, dicen que esta serpiente es mala, siendo una mascota del sol. Esto es así para los mayas lacandones de Chiapas.

Por otro lado, hay una historia que cuenta que esta culebra nació como un niño y posteriormente se transformó en lo que se conoce en la actualidad. Este era cuidado por su hermana hasta que un día no pudo hacerlo más por su gran tamaño. Por este motivo es que este se fue al río y a partir de ese momento se causaban terremotos cada julio, con la finalidad de decirle a su hermana que aún seguía con vida.

Deja un comentario