¿Qué son los Rasgos de Personalidad y cuáles son?

En esta entrada vamos a hablarle sobre los Rasgos de personalidad, el cual nos permite comprender el comportamiento humano a través de las características de cada uno de ellos. Así que te invito a que continúes leyendo el post para que así conozca más sobre estos.

RASGOS DE PERSONALIDAD

¿Qué son los Rasgos de Personalidad?

En el área de la psicología, se encuentras diversas teorías las cuales tratan de explicar lo que es el comportamiento humano. Esto se realizará mediante técnicas de estudio donde se observarán las características de cada individuo. Dichas características, que será estables y consistentes, explicaran, establecerán y ayudaran a pronosticar la conducta de un determinado individuo. También permitirán estudiar cómo cada persona entiende la realidad.

Las teorías para su estudio se han clasificado en varios aspectos, en los cuales van a determinar y a explicar los distintos rasgos de personalidad humana. También van a determinar cómo se relacionan cada uno de ellos con lo que es el comportamiento de cada una de las personas. Pero antes de entrar al tema de los rasgos de personalidad es importante entender el concepto de cada uno de ellos, es decir ¿Qué es rasgo? Y ¿Qué es personalidad?. Entendemos entonces como personalidad al:

“Conjunto de diferencias que reúne un individuo y que lo hacen diferente y único con respecto al resto de personas y caracterizan su forma particular de pensar, sentir y comportarse. Un rasgo puede definirse como una forma específica de comportamiento, una característica relativamente estable que describe a una persona como deshonesta, valiente, mentirosa, tímida.”

Un rasgo es lo que va a clasificar de una manera correcta de una persona al momento de comportarse. Esto a su vez, permite que los teóricos de los rasgos de la personalidad puedan llegar a una conclusión. Para poder realizar predicciones sobre el comportamiento de una determinada persona y de los que lo rodean.

La teoría de los Rasgos de Personalidad

En la psicología se busca indagar más sobre el comportamiento humano y así poder conocer aún más sobre él. El objetivo de esta área es lograr identificar y clasificar nuestro proceder, nuestro entendimiento y por último nuestros rasgos de la personalidad. Por este motivo, en la actualidad resulta difícil poder encontrar algún rasgo de la personalidad que no haya sido estudiado o clasificado por algunas de las teorías realizadas por los psicólogos.

Como se dijo anteriormente los estudios psicológicos permite identificar cada uno de estos rasgos del comportamiento por lo que no existe ninguno que no haya sido ya estudiado. La teoría del rasgo de personalidad es el principal estudio que se ha realizado dentro de la psicología para poder definir las diferentes conductas de cada individuo. Gracias a ellas podemos predecir el comportamiento de cada persona.

RASGOS DE PERSONALIDAD

Según la teoría de los rasgos de personalidad, las cualidades de cada persona se encuentran estrechamente ligado a lo que son las predisposiciones en general. Al contrario de las otras teorías de la personalidad, un ejemplo de estas son la teoría psicoanalítica o la humanista, que estudian un todo. La teoría de los rasgos de personalidad se orienta más a estudiar las diferencias de las actitudes de cada persona.

La personalidad de cada individuo se da cuando se mezcla y se relacionan varios rasgos, dando así las características únicas de cada persona. Por lo que la teoría de los rasgos de personalidad se va encargar de determinar y evaluar cada una de las particularidades individuales de personalidad. Pero estos rasgos o factores no han sido determinados de una manera exacta, ya que existen muchos psicólogos que hablan de diversas cantidades de rasgos en cada persona.

Varios de los psicólogos contemporáneos que se han encargado del estudio de los rasgos de personalidad se han encargado de determinar cuántos factores hay en cada persona. Alguno de estos psicólogos son Gordon Allport, el cual planteó que había una lista de aproximadamente 4000 rasgos de personalidad. Otro psicólogo que podemos encontrar es Raymond Cattel, el cual expuso que había 16 factores de personalidad y Hans Eysenck opinó que solo había tres factores.

Pero muchos consideraron que los estudios de Cattel eran muy complicados y los de Eysenk eran muy limitados, por lo que no tenía “tela para cortar”. Pero según otros nuevos estudios, más actualizados los psicólogos Costa y Mcrae plantearon una teoría de sus estudios realizados en el cual hablaban que solo existen 5 factores grandes. Los que sería conocidos como “Los 5 Grandes” de la personalidad, los cuales se convertiría en los más utilizados en esta área.

Por esto que la teoría más aceptada por la comunidad de los psicólogos es la de los 5 rasgos de personalidad de Costa y Mcrae. Estos estudios van a permitir describir de manera concreta los rasgos primordiales que van a permitir establecer los principios de lo que van a conformar la personalidad de cada persona. Los 5 grandes rasgos que los psicólogos Costa y Mcrae plantearon son los siguientes: Extraversión, Amabilidad/Cordialidad, Apertura, Neuroticismo y Responsabilidad/Tesón.

¿Cuáles son los Principales Factores o Rasgos de Personalidad?

En la actualidad, como se ha escrito anteriormente, la gran cantidad de psicólogos llegaron a un convenio donde estaban todos de acuerdo de que existían 5 rasgos de la personalidad. Las múltiples pruebas que corroboran Los 5 Grandes Rasgos de personalidad, entre ellas diversos estudios y literatura que lo confirma. Aún cuando no todos los psicólogos se encuentran de acuerdo en la clasificación dada en cada extensión.

https://www.youtube.com/watch?v=9t3TN39KEQ0

Pero lo que siempre hay que recordar es que los 5 grandes rasgos de personalidad van a tener un rango conformado por dos lados. En el cual los individuos tienden a situarse en algún lugar entre los dos. Ahora procederemos a explicar los 5 grandes rasgos de personalidad:

Apertura

Este rasgo se refiere específicamente a la apertura a la experiencia. Los individuos que posean este rasgo más desarrollados gozaran y disfrutaran de todas las aventuras que enfrentes. Son curiosos por naturaleza, sienten placer por el arte, poseen una gran imaginación y les gustan las nuevas experiencias. Las personas con estos rasgos y que se encuentran expectantes a nuevas experiencias hablan sobre que la variedad es el objetivo de la vida.

Pero cuando nos referimos a las personas que son todo lo contrario. Es decir, que no posean este rasgo de la personalidad más desarrollados, optan por tener la misma rutina de siempre. Les gusta evitar todo tipo de nuevas experiencias, les gusta vivir su día a día sin ningún tipo de sorpresas. Estos individuos se caracterizan por ser poco aventureros.

Este es un rasgo de personalidad que se ha comprobado mediante varios estudios que puede cambiar, si el individuo lo desea. Pero debemos tener en cuenta que el proceso para cambiar la personalidad es muy difícil. Según un estudio, donde agruparon a un grupo de personas los cuales los colocaron bajos los efectos de sustancias alucinógenas, lograron ser más abiertos a nuevas experiencias.

Los cuales se volvieron más expectantes al experimentar nuevas cosas, a nuevos cambios en su cotidianidad. Los efectos de estas sustancias alucinógenas perduraron por lo menos un año, considerando así que se mantuvo por un largo periodo.

Responsabilidad

Las personas que posean este rasgo más desarrollado son individuos más ordenados, poseen un elevado sentido de compromiso y del deber. Son personas completamente honestas, exactas, disciplinada y centradas en el éxito de su vida. Son sumamente calculadores y planificadores, no saltaran a la primera sin antes haber estudiado de manera calculada los pros y los contras de la decisión a tomar.

RASGOS DE PERSONALIDAD

Por el contrario, las personas que no posean este rasgo desarrollado, es decir, con baja responsabilidad son muy despreocupados. Poco le interesan las consecuencias que conlleven a su vida las decisiones que toman, ya que no piensan al momento de tomarla son más espontáneos. Este rasgo es de gran importancia ya que se encuentran estrechamente ligados al éxito y al logro en la escuela, en la vida familiar y en el trabajo.

Extraversión

Este es el rasgo más conocido que hay en la personalidad, donde existe un versus entre la extraversión y la introversión. Este rasgo tiende a encontrarse presente y a ser repetitivo en varios modelos de la personalidad. Por lo que si una persona es más extrovertido, disfrutara mucho más el socializar, el compartir con otros individuos. Les gusta mucho hablar, son muy locuaces y se llenan de vitalidad al estar rodeados de personas o al asistir a eventos sociales.

Son considerados personas muy asertivas, con una actitud muy positiva y muy alborozados cando se encuentran en un entorno social. Poseen la suficiente confianza para desenvolver en un entorno con un gran número de personas no se reprimen y siempre son los que destacan más en dicho grupo.

Al contrario de las personas extrovertidas, los individuos que son introvertidos no les gustan estar rodeados de muchas personas. Les incomoda interactuar con tantas personas, les gusta más estar la mayor parte de su tiempo a solas. Según diversos estudios explican que el cerebro de estas personas procesa de manera diferente las relaciones sociales. La introversión suele confundirse la gran mayoría de las veces con la timidez, pero deben tener en cuenta que no es lo mismo.

Ya que, al referirse a la timidez, hablamos de un miedo que sientes los individuos a las relaciones sociales, presentan problemas para poder desenvolverse socialmente. Una de las características de las personas introvertidas es que tienden a caer bien y a ser encantadores en los eventos sociales. Pero estos escogen estar solos o prefieren la compañía de un reducido grupo de personas.

Amabilidad

El rasgo conocido como la amabilidad o cordialidad, va a medir el nivel de caridad y calidez de cada una de las personas. Cuanto más desarrollado tengan este rasgo, es decir la amabilidad, estas personas van hacer más confiables, más cordiales, más amables, pero sobre todos serán más empáticos. Estas personas siempre estarán dispuestas a ayudar a las demás personas sin pedir al a cambio. Con estas personas siempre podas contar ya que siempre estarán presentes apara cuando los necesites.

RASGOS DE PERSONALIDAD

Lo contrario de este rasgo de personalidad es la dureza emocional. Las cuales estas personas se caracterizan por ser frías, no son sociables, son consideradas de poco tacto. Se encuentran menos dispuestas a ayudar y son completamente desconfiadas. No se fían de las personas tan fácilmente y no se llevan bien con multitudes.

Neuroticismo

Los individuos que desarrollan mucho más este rasgo de personalidad son propensos a preocuparse mucho más que una persona normal. Este tipo de personas son las que tiene más altas probabilidades de padecer ansiedad y depresión. Se enfrascan en los problemas, preocupándose frecuentemente, llevándola a tal nivel al borde de la angustia. Aún cuando no tienen preocupaciones, siempre encuentran algo por lo que preocuparse. Cuando ocurre lo contrario, es decir, cuando no desarrollan tanto este rasgo, las personas se encuentran estables emocionalmente.

Son consideradas personas equilibradas, estables y felices. Tiende a preocuparse, pero solo a un nivel “óptimo”, son objetivos y razonables ante las situaciones que se les pueda presentar. Muchos profesionales relacionen este rasgo, el neuroticismo, con diversos problemas de salud. Entre ellos encontramos, como fue escrito anteriormente, la ansiedad y depresión. Este rasgo también pronostica la calidad de vida y la longevidad de cada persona.

¿Es lo mismo tipos de personalidad que rasgos de personalidad?

Existen diversas formas de medir la personalidad, y que se regirá por los rasgos de personalidad. Actualmente los profesionales de la salud mental han terminado lo que antes hacían, lo de dividir la humanidad en una clasificación por tipos. Ahora se orientan por los rasgos de personalidad de cada individuo, sin ningún tipo de clasificación.

Estas nuevas medidas de tipos de personalidad se van a encargar de categorizar a diversos tipos de individuos. Esto quiere decir que las medidas utilizadas en esta parte serán, las medidas cualitativas o descriptivas. Aún cuando los rasgos de personalidad se determinan en medidas cuantitativas.

La teoría de la Personalidad plantea diversas situaciones para cada situación como lo vamos a ver adelante. Cuando se habla de la teoría de los tipos se habla que tanto los introvertidos y extravertidos, se encuentran ubicados en 2 clases disimiles de personas. Pero cuando hablamos de la teoría de los rasgos de la personalidad tanto la introversión y la extroversión es un segmento completo. Las personas en esta teoría son las que van a localizar en el medio de los dos extremos o al borde de ellos.

RASGOS DE PERSONALIDAD

Las diversas teorías de los tipos de personalidad nacieron de lo que se le conoce como corriente psicoanalítica a través de Carl Jung. Test como lo son el Test de Myers – Briggs han ganado reconocimiento, gracias al trabajo del antes mencionado Carl Jung. Pero hay una gran debilidad en este cuestionario y se encuentra relacionado a sus respuestas del mismo cuestionario. Esto se debe que dichas respuestas son limitadas, o eres uno a lo otro, no hay ningún otro tipo de opción.

La utilización de estos cuestionarios en la práctica tiene grandes repercusiones, debido a la cualidad importante antes hablada. Un estudio propone que estos tipos no van a trabajar de manera conjunta con la complacencia laboral o inclusos con las habilidades del profesional, porque se verá limitado.

Personalidad Saludable Vs no Saludable

Antes de entrar a este tema, tenemos que tener en cuenta cual es la característica principal de una personalidad saludable vs una personalidad no saludable o patológica. Esta cualidad entre ambas personalidades es la flexibilidad.

Personalidad Saludable

Al hablar de este tipo de temas nos preguntamos ¿Cómo es una personalidad saludable? Y la respuesta no es del todo objetiva ya que cada quien tiene una versión de lo que es una personalidad sana. Es por ello se realizan los estudios y se orientan de ellos para determinarla. Por esto es de gran importancia los estudios ya que servirán como una especie de guía de orientación.

Por lo que una personalidad saludable se encuentra determinada por la conducta, emoción y pensamientos que en dado caso posee la flexibilidad. Para poder ajustarse a las demandas de las situaciones que se le pueda presentar a la persona y que esta responda sin ningún inconveniente. Al igual que le es considerado una personalidad sana cuando tantos sus rasgos y cualidades les permite a las personas hacerles frente de manera eficaz a las adversidades diarias.

Una personalidad sana es aquella que va a descifrar el entorno de una manera apropiada, esto quiere decir, que desde una perspectiva realista. Por lo que sus pensamientos, conductas y emociones van a corresponder a la realidad de ese determinado escenario. Estas personas son capaces de pensar para evaluar la situación en que se encuentren e identificar sus fortalezas, debilidades y también sus motivaciones de una manera objetiva.

La característica más resaltante que tienen estas personas, es que poseen una cualidad llamada o conocida como “mentalización.” Esta cualidad hace referencia sobre la capacidad de deliberar sobre los comportamientos, como los sentimientos internos, las motivaciones, no solo nuestras sino de las otras personas en general. Esta cualidad le da un acceso a las personas para que puedan adaptar su comportamiento de acuerdo a la situación lo demande.

Logrando así controlar la situación  y por ende no actuar por impulso, evitando algo que más tarde se pueden arrepentir. Otra característica de una persona con su personalidad sana, teniendo en cuenta los parámetros para cumplir esta noción, es la flexibilidad. La cual se va a considerar adaptativa, ya que su modelo de pensamientos, conductas y emociones no van a orientar a la persona a un estrés significativo.

Sino será todo lo contrario, le dará las herramientas necesaria para que pueda hacer frente a cualquier problema o conflicto que se le presente. Proporcionándole un nivel responsable de éxito y satisfacción. Es por esto que la flexibilidad es el punto vital en una personalidad sana. También se caracteriza por ser un sistema integral, dicho término dado a conocer por Freud en al momento de hacer la descripción del aparato psíquico, del Yo.

Con esto nos referimos al hecho de se van a integrar de manera general las peticiones conflictivas del Ello, del Súper Yo y por ende del entorno en general.  De igual manera también se va a integrar a este grupo las incoherencias que se originan en el Yo. Es así como la atención como función y orden se va a enfocar en la representación del escenario de la reconciliación cuando se presenta un área con diversos problemas y de los que no están en ella.

Por lo que hay que destacar que mediante el Yo donde se va a reflejar la personalidad, va a funcionar como un mediador entre lo que es el Ello y el Súper Yo, con el entorno que nos rodea. Un individuo sano siempre se mantendrá así dependiendo de cómo se tome el actual existencial, como lo viva, al igual que el futuro inmediato. Todo esto va a depender de que mantenga el intercambio comunicativo con los que los rodea, es decir, las personas que los rodean.

Es por ello que la persona se debe adaptar a las exigencias, y esto solo lo va a lograr a través de la característica de la flexibilidad. Aún con todo esto las personas con una personalidad sana tienen una alta capacidad de correr el riego buscando la satisfacción de exigencias básicas y también defiende sus derechos sin perjudicar a los demás. Esta caracterizado por siempre cuidarse y no solo a él sino también a su entorno. Pero no solo se protege de esta manera sin que también protege la percepción que tiene de el mismo.

También protege la percepción que tienen de él en su entorno, es decir, con las personas que siempre mantiene constantemente contacto con él. Es de gran importancia señalar que en la personalidad sana lo que más prevalece es el pensamiento racional – afectivo. Esto no quiere reflejar que se vea mal el soñar despierto o el ser muy imaginativos. La cuestión es que cada persona debe mantener un equilibrio entre estas dos características.

Debe tener un balance en cuanto al pensamiento racional – afectivo y al ser imaginativo, ninguna de estas se debe privar. Cuando nuestra forma de pensar, sentir y actuar hay presencia de coherencia, se cumple con el equilibrio esperado. Desarrollando así la habilidad de perder ayuda cuando realmente lo requieras. Logrando actuar de una manera transparente, con gran estabilidad e identidad en nuestra personalidad.

La personalidad sana acepta sus errores, acepta la frustración y también se hace responsable de las consecuencias de sus decisiones. Se encarga de resolver cualquier inconveniente con su propia inteligencia, sin utilizar o aprovecharse de los demás.

Como fue anteriormente descrito, tiene la capacidad de decidir cuándo debe buscar ayuda y cuando no. Esta capacidad le permite conocer sus límites, lo que no sabe y lo que sí sabe. Recurre a su sinceridad para poder hablar sobre sus sentimientos sin ser ofensivos o perjudiciales para los demás. Se les considera independientes, se integra muy bien con su entorno y es defensor de su integridad y autonomía.

Personalidad no Saludable o Patológica

Cuando se habla de una persona no saludable o patológica nos referimos aquella que responde a las demandas de una manera rígida y severa. Aún así esto le ocasiona una insatisfacción continua, la cual no le permite desenvolverse ni aprender de ello. A este tipo de personalidad patológica se les consideran “desadaptativas”, ya que solo les produce malestar, tristeza y fracaso.

Sus relaciones con su entorno y con las personas con las que siempre comparte son muy turbias. Todo esto se va a desviar llevando a la persona a la tristeza y a la infelicidad, con la ausencia de la prosperidad y del éxito en su vida. Cuando los rasgos de la personalidad comienzan a afectar a la calidad de vida de la persona, como sus relaciones interpersonales, sus relaciones familiares e incluso laboral. Con la presencia de estos determinantes nos enfrentamos a un trastorno de la personalidad.

La verdad es que todos en nuestra vida tenemos en algún momento situaciones complicadas, bien sea por conflictos o por problemas, que nos pueden causar malestar. No siempre nuestro comportamiento no siempre es el adecuado, llegando incluso a afectar y a molestar a los demás, esto no significa que haya presente un trastorno de personalidad. En un trastorno se debe tener un patrón repetitivo y duradero, logrando así ser considerado como un trastorno de la personalidad.

En un trastorno, los rasgos y las conductas problemáticas que se originan de manera muy pronta en la vida de la persona. Estas características se pueden ver en diversas situaciones, las cuales se presentan de manera constante y por un largo periodo de tiempo, causando una sensación de tristeza, insatisfacción y malestar en su vida.

“La personalidad patológica es aquella que notablemente daña, agota, asfixia, agobia y lesiona, tanto a sí mismo como a otros. Existe una incapacidad para vivir en el presente, podría entonces estar anclado al pasado o al futuro, hay un cierre prolongado a la experiencia que lo convierte en alguien rígido, dogmatizado, o existe una extrema apertura que obstaculiza o impide el procesamiento adecuado de la información.”

Las personas con la personalidad patológica, son pocas cautelosas a tal nivel que puede colocarse en peligro. No le importa su seguridad o la de los demás, no toma parte ningún riesgo por su rigidez o por miedo al cambio. Al contrario de la personalidad sana, en la cual su característica principal era la flexibilidad, esta es poco flexible. No tiene conocimiento sobre las necesidades que este requiera junto con su entorno, se deja llevar fácilmente. No defiende ni su integridad ni su autonomía.

Las personas con personalidad patológica se caracterizan por ser autodañina, desmoralizante e incluso doblegadora y ofensiva con los demás. La visión que esta persona tiene de sí misma, del mundo y de los demás se encuentra alterada, son propensos a ser agresivos e incluso desmotivadores para los que los rodea y para su persona. Al contrario de la personalidad sana, donde hay un equilibrio en el pensamiento racional – afectivo y los pensamientos intuitivos – mágico, en este prevalece el ultimo pensamiento.

Son personas muy imaginativas, les gusta soñar despierta, siempre viven en sus fantasías, se desconectan por completo del aquí y el ahora. Estas personas poseen características muy negativas, como lo son la envidia la agresividad y rivalidad, que se encuentran muy profundas en ellas convirtiéndose en un impedimento y no en un incentivo. No hace uso de la verdad por miedo o la usa para infligir y agredir.

No poseen buenas relaciones interpersonales, presenta conductas muy egoístas y ególatras. Esto se refiere a que las personas con este tipo de personalidades patológicas no tienen ningún filtro al momento de expresarse, no tendrá ningún reparo al momento de lastimar, por lo que sabe el daño que infligió, pero no tendrá ninguna preocupación ni intención de arreglarlo. Estas personas se caracterizan por tener una autoestima muy baja o aparenten tener una autoestima muy alta, pero no por ella verdadera.

¿Cómo se construyen o forman los principales rasgos de la personalidad?

Para construir la personalidad muchos estudios muestran que tanto los factores biológicos como los genéticos juegan un papel fundamental al momento de formarla. Es debido a que tanto el ambiente y la crianza van a tener una gran influencia en el proceso de desarrollos de los rasgos de personalidad.

Muchos estudios afirman que los rasgos de personalidad son hereditarios, los cuales varían entre 40% a un 60%, este % se notó aún más en un estudio de gemelos separados al nacer.Aún cuando hay otros estudios donde reflejan una proporción menor, las cuales varían entre 15 a 21 %.

Otros estudios también afirman que los rasgos de personalidad maduran y se desarrollan con la persona y que se estabilizan cuando se llega a la adultez. Con el transcurso del tiempo y con la edad las personas tienden a volverse menos extrovertidas, menos neuróticas y menos abiertos a nuevas experiencias. Al contrario, donde la amabilidad y la responsabilidad suele aumentar conforme pasan los años y envejecen. Aunque hay algunas excepciones, todo va a depender de la personalidad de cada una de las personas.

Si te gusto esta entrada también te invito a que continúes leyendo: 

Deja un comentario


ParadaCreativa Manual
Descubrir Online Manual
IK4 Manual
Seguidores Manual
MiBBMeMima Manual
Tramitalo Manual
Minimanual Manual
Un Como Hacer Todo Manual
Tarabu*
Ejemplos NXt Manual
GamingZeta Manual
LavaMagazine Manual
TipoRelax Manual
Trucoteca Manual
ZonaHeroes Manual
TipoRelax Manual