Tipos de autoestima: ¿Qué es? Características y más

La autoestima es la valoración que una persona tiene de sí misma. Estudiosos del tema plantean que existen varios Tipos de autoestima, los cuales deben conocerse para lograr una buena calidad de vida, además alcanzar el éxito en la vida personal y profesional. Sigue leyendo y conoce más de este tema de interés.

TIPOS DE AUTOESTIMA

Autoestima y sus características

Desde que nace, toda persona posee autoestima pero, con el paso del tiempo va sufriendo cambios relacionados con el proceso de desarrollo individual. No siempre se tiene la misma autoestima, ya que ésta depende de las relaciones personales y sociales. Además, para mantener una autoestima adecuada es necesario “alimentarla” desde el exterior.

Aunque la autoestima se construye desde la infancia, no permanece inalterable, por lo que es importante cuidarla, puesto que esto es garantía de una vida mental y emocional saludable. Conocer los tipos de autoestima y cómo identificarlas en la vida personal es una herramienta fundamental para poder mantenerla en buen estado.

Cabe señalar que, aunque se relacionan, no es igual autoestima que autoconfianza. La primera es la valoración integral que tiene una persona sobre sí misma. La segunda se vincula con las metas y objetivos que se establece cada individuo en su vida personal y también se le conoce como autoeficacia.

La autoeficacia es la seguridad que una persona tiene para el logro de una tarea determinada. Alguien puede destacarse por sus habilidades como cocinero, pero tener una baja autoestima, tal vez porque no se siente cómodo con su físico o porque le cuesta socializar. Es por ello que la autoeficacia puede llegar a incidir de forma positiva en el individuo, la que le brinda confianza en lo que hace, lo que se puede extender a otros aspectos de su vida.

Características básicas de las formas de autoestima

De acuerdo con algunos autores, existen varios tipos de autoestima: alta, baja, estable o inestable. Todas tienes características propias. Cada una incide, de manera positiva o negativa, en las relaciones humanas, siendo factor clave en el bienestar de las personas y un puente hacia el logro de relaciones sanas.

TIPOS DE AUTOESTIMA

Tipos de autoestima

Los tipos de autoestima más conocidos son los propuestos por el médico psiquiatra y psicoanalista Luis Hornstein, en el año 2000 y, años antes, Martin Ross. Cada uno tiene incidencia directa en el individuo y su forma de relacionarse consigo mismo y con el entorno. A continuación se desarrollan cada uno de estos tipos de autoestima.

Tipos de autoestima según Hornstein

Según lo que plantea Hornstein en su libro Autoestima e identidad. Narcisismo y Valores Sociales, existen cuatro tipos de autoestima. Estos se modifican de acuerdo con la apreciación que tenga cada persona de sí misma, por lo que puede ser alta, baja, estable o inestable, a saber:

Autoestima alta y estable

La persona con este tipo de autoestima está segura de sí misma y los acontecimientos negativos externos poseen poca o ninguna influencia en ella. Son seres abiertos, que no necesitan defender su imagen ante nadie puesto que están seguros de quiénes son. Defienden su punto de vista sin alterarse y se desenvuelven de manera exitosa en todos los ámbitos. Este tipo pudiese correlacionarse con la autoestima elevada o fuerte.

Autoestima alta e inestable

Al igual que el caso anterior, las personas con este tipo de autoestima poseen una autoestima alta, pero no pueden mantenerla en el tiempo. Suelen verse afectados por su entorno y se sienten vulnerables en medio de ambientes competitivos. Reaccionan de manera negativa ante el fracaso, puesto que lo consideran una amenaza. Al momento de defender sus ideas lo hará con firmeza, pero no acepta puntos de vista divergentes. Tiende a monopolizar las discusiones, llegando incluso al monólogo.

Los individuos con este tipo de autoestima tienden a preocuparse en demasía por su autoestima. Consideran que deben mantener una autoestima “positiva” a toda costa. Por ello recurren a la agresividad para promoverla, o a la pasividad para preservarla. No cuentan con las herramientas necesarias para manejarse de manera saludable en ambientes estresantes, por lo que no aceptan el fracaso.

TIPOS DE AUTOESTIMA

Autoestima baja y estable

En tipo de autoestima lo que ocurre en el entorno, sea favorable o no, no tiene influencia en la persona, la cual posee una imagen negativa de sí misma y se infravalora.  Se trata de sujetos indecisos y temerosos de cometer errores. No defienden sus ideas o posiciones puesto que no se consideran a la altura para hacerlo.

Las personas que son propensas a la depresión suelen tener este tipo de autoestima. Su pesimismo no les permite valorar los logros personales, los cuales señalan como producto de la casualidad o la suerte. No se creen capaces de lograr lo que se propongan y, ante su indecisión, suelen buscar la ayuda de otras personas.

Autoestima baja e inestable

Los sujetos que presentan este tipo de autoestima son altamente influenciables por el entorno y su autovaloración varía de acuerdo con lo que sucede a su alrededor: Su autoestima sube cuando tienen éxito en algún evento pero, una vez pasada la alegría del momento, baja inmediatamente.

La inestabilidad en este tipo de autoestima radica en la falta de solidez que posee: los sujetos muestran alta sensibilidad a todo tipo de hechos, sean estos relevantes o no. Algunos individuos con personalidad narcisista tienden a expresar una autoestima baja, la cual depende de la opinión que observan en los demás. Al momento de defender sus ideas, prefieren evitar las confrontaciones, así la otra persona no tenga razón.

Autoestima inflada

Otros autores le han incorporado a la clasificación de Hornstein otro tipo de autoestima: la inflada, que también resulta perjudicial para la persona. Quienes tienen la autoestima inflada no aceptan sus errores o equivocaciones, mucho menos poseen la capacidad de escuchar a los otros. Cuando se presentan problemas suelen culpar a los demás y no asumen su responsabilidad.

TIPOS DE AUTOESTIMA

Debido a la incapacidad de corregir sus propios errores y de autoevaluarse, estas personas tienen dificultades en su entorno. Menosprecian a quienes les rodean y se muestran agresivos ante éstos. Son de personalidad fuerte y se creen mejores que los demás. Una de sus características personales es que son superficiales y materialistas.

Tipos de autoestima según Ross

En su libro El mapa de la autoestima, el autor Martín Ross plantea su teoría psicológica en la que plantea una sencilla clasificación de los tipos de autoestima, la cual requiere nutrirse de su entorno. En este sentido, habla de autoestima derrumbada, vulnerable y fuerte. Este modelo es usado por muchos especialistas para ayudar a quienes desean conocerse a sí mismas y mejorar sus relaciones interpersonales.

Autoestima derrumbada o baja

Las personas que tienen este tipo de autoestima no se aprecian a sí mismas y, por ende, no se sienten bien con la vida que llevan. Esto las hace vulnerables a las opiniones de los demás, de tal manera que si es positivo aumentará su autoestima, pero si es negativo, resultaron muy afectadas.

En casos más extremos, las personas pueden llegar a sentir vergüenza y pena hacia ellos mismos. Los adolescentes con este tipo de autoestima son víctimas de bullying por parte de sus compañeros de colegio. Tiende a ser excluido o autoexcluirse.

Autoestima vulnerable o regular

En este caso, la persona posee un concepto positivo de sí misma, pero su autoestima es tan frágil que puede verse afectada en aquellas situaciones en las que no pueda alcanzar lo que desea. Las emociones fuertes, como la pérdida de un ser querido, también le afectan considerablemente. Debido a que teme tomar decisiones y equivocarse, las personas con este tipo de autoestima crean mecanismos de defensa que le permitan evadir todo tipo de situaciones comprometedoras.

Autoestima fuerte o elevada

Las personas con este tipo de autoestima son alegres, humildes y optimistas. No temen cometer errores pues tienen una autoimagen y una autovaloración fuertes. Asume con responsabilidad los errores que comete y no se deja influir por las situaciones de su entorno.

Factores que influyen en la autoestima

A medida que la persona va creciendo se va desarrollando su autoestima. En ello inciden la relación que un ser humano tenga consigo mismo, con quienes le rodean y con su entorno. En este sentido, son varios los factores que inciden en que una persona tenga uno u otro tipo de autoestima, a saber:

La familia y los amigos

Los padres son los responsables de forjar la autoestima de una persona en sus primeros años de vida. Es por ello que, si estos no tienen consciencia de la importancia de los estímulos positivos durante la crianza, podrán afectar de forma negativa al pequeño. Surgen las etiquetas “eres tonto”, “eres desordenado”, “eres un niño desobediente”, que van marcando a la persona desde su infancia.

A medida que crece y, como ya se dijo, en función de la crianza y los estímulos que recibe, la autoestima crecerá o se debilitará. Ya, en la etapa escolar pueden surgir otras etiquetas, esta vez impuestas por sus profesores y amigos, las cuales, si no se tiene un autoconcepto positivo, podrían incidir en su desarrollo personal como joven y adulto.

Alcance de metas y objetivos

Toda persona que desee tener una buena autoestima se impone objetivos y metas para lograr durante su vida. Alcanzarlas contribuye con el fortalecimiento de la confianza e incrementará la percepción positiva por parte del entorno lo que, por consecuencia, afectará positivamente en la persona. Debe tenerse mucho cuidado al momento de establecer los objetivos, puesto que deben ser reales y alcanzables; de lo contrario, pudiesen afectar la autoestima de la persona al no poder lograrlos.

TIPOS DE AUTOESTIMA

Atención que se recibe

El respeto y la aceptación por parte de los demás inciden de forma muy positiva en el desarrollo del tipo de autoestima alto en los seres humanos. Cuando una persona recibe el interés que desea por parte de quienes le rodean y que son importantes para ella, su autoestima se mantiene saludable y estable en el tiempo.

Consejos para mejorar la autoestima

Ciertamente, la autoestima es algo inherente a la persona pero suele verse influenciada por el entorno. Está en cada quien no permitir que lo que ocurre en el exterior afecte su autoestima y su valor como persona. A continuación, algunos consejos que pueden ayudar a mejorar el autoestima. Eso sí, debe recordarse siempre que ante cualquier anormalidad, lo mejor es buscar la ayuda del especialista.

Quererse

Es lo más sano y hermoso que hay. Toda persona debe valorarse por quien es, potenciando sus aspectos positivos y dejando a un lado aquellos que no lo son. Quien solo ve sus defectos, terminará decepcionándose de sí mismo y se sentirá incapaz de enfrentar la vida de manera correcta. Identificar aquello único y especial en cada persona es una forma de quererse. Quien se quiere a sí mismo es feliz, se acepta como es y acepta a los demás como son. Por eso el amor está considerado como la mejor medicina.

Asumir los fracasos como aprendizajes

No hay nadie perfecto en este mundo. Todos, alguna vez en su vida, cometen errores. Es por ello que, como parte de la vida humana, los errores deben verse como aprendizajes: los fracasos son enseñanzas que permiten corregir lo que en algún momento se hizo mal. Si los fracasos se asumen como ataques personales nunca ocurrirá el aprendizaje y, mucho menos el cambio de conducta hacia lo positivo, que ayudará a mejorar a toda persona.

No ser perfeccionista

Si, en algún momento las cosas pueden salir mal. Tal como se acaba de decir, la perfección no existe. Lo importante es hacer el mejor esfuerzo y dar lo mejor de sí en cada experiencia. Ser autocríticos en exceso afecta la autoestima. Es por ello que las personas deben ser flexibles y dar un margen al error, sin que ello se traduzca en un fracaso personal.

Metas realistas

Las metas personales, sean en el ámbito que sean, deben ser realistas y estar acordes con el potencial individual y las características del entorno. Deben ser viables y exigir el compromiso de la persona para su logro en un tiempo real, que puede ser a corto, mediano o largo plazo. No ser realistas puede causar insatisfacción personal y, por consiguiente, atentar contra la autoestima.

Sentirse orgulloso

La aceptación personal es muy importante. En la individualidad también hay belleza y es por ello que todo ser humano debe sentirse orgulloso de quién es como persona. Reconocer y celebrar los triunfos cosechados, no temer al reconocimiento propio, de los esfuerzos y la dedicación para el logro de cada meta. La satisfacción personal es un ingrediente importante para toda autoestima sana.

Aunque el concepto de autoestima sigue siendo debatido por los especialistas, la mayoría coincide en indicar que es un aspecto innato de la persona humana y que recibe diferentes influencias a lo largo de la vida. La autoestima evoluciona y da paso a los tipos de autoestima que aquí se explicaron. Todos dependen de la percepción que la persona tenga de sí misma y de su forma de relacionarse con el entorno.

Si deseas leer otras lecturas similares, haz click en los siguientes enlaces:

Deja un comentario


ParadaCreativa Manual
Descubrir Online Manual
IK4 Manual
Seguidores Manual
MiBBMeMima Manual
Tramitalo Manual
Minimanual Manual
Un Como Hacer Todo Manual
Tarabu*
Ejemplos NXt Manual
GamingZeta Manual
LavaMagazine Manual
TipoRelax Manual
Trucoteca Manual
ZonaHeroes Manual
TipoRelax Manual