La liebre y la tortuga una historia, fábula y mucho más

Las fábulas son historias cortas, que terminan con un mensaje de enseñanza para los más jóvenes de la casa, en este artículo te enseñaremos la fábula de  La liebre y la tortuga, una historia tanto tradicional como educativa que habla sobre la atención, la perseverancia, la vanidad y el esfuerzo.

La liebre y la tortuga (Fábula para niños sobre el esfuerzo)

Hace mucho tiempo, en un lugar muy lejano, había un lugar donde la naturaleza y los animales convivían en armonía; vivía una liebre que era una de las más orgullosas y vanidosas de todo el lejano prado.

Ella constantemente no paraba de alardear y presumir, puesto que se consideraba el animal más veloz que existiera en todo el bosque, por lo que cada día se la pasaba burlándose de la lentitud de las tortugas que vivían ahí. Si te gusta este tipo de contenido te recomendamos Cuento corto de pinocho.

Un día, la liebre tan vanidosa que era se le acerco a la tortuga y le dijo:

Liebre: ¡Ehh, tú, tortuga, no vayas tan rápido!

Después de decirle eso la liebre acostumbrada a burlarse de la tortuga que no le había hecho nada, se fue riéndose y yendo más rápido que la tortuga.

la liebre y la tortuga

Días más tarde, la tortuga, harta de que la molesta liebre se burlara cada día y cada noche de ella, se le ocurrió hacerle una apuesta inusual a la liebre, y le dijo:

Tortuga: Liebre, ¿Por qué no hacemos una carrera? Estoy sumamente segura de que puedo ganarte.

Liebre: ¿A mí?, muy graciosa

La liebre estaba muy asombrada y desconcertada de la tortuga.

Tortuga: Si, sí a ti, que te parece que hagamos nuestras apuestas y veamos quien será la que gana la carrera.

la liebre y la tortuga

Tanto la liebre como la tortuga escogieron al sabio Búho, para ser el responsable de señalar cuales serían los puntos de partida y de llegada. Pasado un tiempo en que los animales se prepararon, el Búho comenzó la carrera.

La liebre, que ya se consideraba la ganadora de la carrera, muy confiada y astuta de sí misma salió corriendo lo más rápido que pudo. Dejando a la tortuga muy atrás, tosiendo y envuelta en una gran nube hecha de polvo comenzó la carrera, se dio cuenta de que había perdió a la liebre de vista, pero no le importo, ya que fue a su tiempo, sin preocuparle la liebre ni la ventaja que tenía sobre ella.

Con el rato, la tortuga, seguía con su ritmo, sin parar a descansar. Mientras tanto, la liebre que estaba tan confiada de que había dejado atrás a la tortuga y que para alcanzarla tardaría mucho más que impulsada por la vanidad decidió detenerse a la mitad del camino.

Y entre tanto, la liebre vio un árbol frondoso y muy llamativo, que se veía muy cómodo por lo que sabiendo que la tortuga tardaría mucho en alcanzarla y pensando además que la tortuga, era muy lenta e ingenua, ya que ¿Por qué habría querido competir sabiendo que no tendría ninguna oportunidad de ganar? Esto hizo que la liebre se decidiera a tomar un breve descanso antes de terminar la carrera, por lo que se acostó y se quedó dormida.

Te puede interesar:  Cuentos de Halloween, interesantes relatos de miedo y más

Por el otro lado, la tortuga seguía sin ningún problema, paso, tras paso, y aunque iba lentamente, tenía un objetivo puesto y no se detendría hasta llegar a la meta. Pasaban las horas y la liebre todavía seguida dormida.

Cuando la tortuga llego a la liebre que dormía plácidamente, se dio cuenta que estaba ganando, y se emocionó, por lo que siguió decidida a no darse por vencida.

Mientras la tortuga se estaba acercando cada vez más a la meta, todos los animales que estaban viendo la carrera empezaron a gritar de emoción, incitando a la tortuga a seguir, a no detenerse, porque para impacto de todos los demás le faltaba muy poco para terminar y ganar la carrera, pero todos se estaban preguntando donde estaba la vanidosa y engreída liebre.

Y así siguió transcurriendo el tiempo, no se sabe a ciencia cierta cuanto tiempo había pasado pero cuando la liebre se despertó de su largo sueño por el ruido que generaban los animales de todo el bosque que estaban viendo la carrera.

la tortuga y la liebre

Se quedó impactada y con temor porque vio a la tortuga a solo tres pasos de la meta, y a pesar de que con un sobresalto, la liebre salió corriendo con todas las fuerzas que le quedaban para intentar vencer a la tortuga, se dio cuenta de que era muy tarde, porque la tortuga ya había cruzado la meta y el Búho ya la había declarado como la ganadora de la carrera.

Ese día, la liebre se dio cuenta de varias cosas, todas ellas en medio de la gran humillación que sintió luego de burlarse todos los días de lo lenta que era la tortuga, que no hay que burlarse de los demás porque cada uno tiene distintas aptitudes y actitudes, y aunque unos sean mejores en algo no significa que sean menos capaces.

De igual forma, la liebre también comprendió que el exceso de confianza, de vanidad y de ser engreído en vez de fortalecer a uno, son obstáculos grandes para poder conseguir nuestros objetivos. Por otra parte, la autoconfianza, la perseverancia, el trabajo y el esfuerzo son ideales para alcanzar las metas que nos propongamos. Si te interesa saber sobre como educar mejor a tu hijo o alumno te recomendamos Juegos cooperativos

Por lo que la enseñanza de esta fábula seria nunca burlase de los demás, que el exceso de confianza no logra nada y se convierte en un obstáculo, y que la confianza y la fortaleza son los indicadores para alcanzar los objetivos, por lo tanto hay que mostrar una buena actitud con los demás, haciendo todo con constancia, sin rendirse, actuando con disciplina y sin burlarse ni denigrar a los demás por cosas que ellos no son capaces de hacer.

Preguntas para practicar la comprensión de este relato

Las fábulas son uno de los recursos más útiles para enseñarles a los niños, ya que a través de estos relatos cortos, llamativos y entretenidos, se enseña lo que está bien y lo que está mal. De igual forma, sirve para desarrollar la imaginación de los más pequeños de la casa y de la comprensión de algunos valores.

En el caso de esta fábula, te generamos algunas preguntas para saber lo que han entendido y aprendido los niños a través de este cuento, estas son:

  • De la liebre y la tortuga ¿Cuál era la más veloz del bosque?
  • ¿Por qué la liebre decide retar a una carrera a la liebre?
  • ¿Quién fue el que propone la apuesta, a quien va dirigida?
  • La fábula gira alrededor de la liebre y la tortuga, pero ¿Por qué comenzó todo? ¿por qué la liebre se burlaba tanto de la tortuga?
  • ¿Quién y por qué tenía tiempo de sobre para llegar tranquilamente a la meta?
  • ¿Qué hace la liebre cuando comienza la carrera?
  • ¿Cuál de las dos (liebre o la tortuga) se ha quedado dormida debajo de un árbol? Y ¿Por qué?
  • ¿Por qué la liebre al final de la carrera trata de correr lo más rápido que puede?
  • ¿Cómo fue que la tortuga gano la carrera?
  • ¿Por qué la liebre pierde la carrera?
  • ¿qué fue lo que la liebre aprendió con la tortuga, luego de que esta última ganara la carrera?
  • ¿Qué has aprendido con esta fábula o cuento corto?
  • ¿Qué otro título le colocarías a esta historia?
  • ¿Cuáles son las características de la liebre y de la tortuga?
Te puede interesar:  Cuentos sobre bullying, historias con aprendizaje y más

la tortuga y la liebre

Características de la liebre y la tortuga

Existen muchas características que identifican a la Liebre y la tortuga como una de las historias cortas más llamativas y conocidas por los más pequeños de la casa, así como también de las preferidas de los adultos para contárselos a ellos. Entre ellas podemos encontrar las siguientes:

  • Es un relato breve
  • Sus personajes son animales que tiene características humanas.
  • Se le puede conocer como figura literaria prosopopeya o personificación.
  • Hay un narrador que es omnisciente, es decir, que describe las acciones de todos los personajes, así como pensamientos y conversaciones.
  • Trata temas que se centran en la ética y en la moral de las personas, puede ser la envidia, avaricia, venganza, mentira entre muchas otras. En este caso nos encontramos con la vanidad, la arrogancia y la burla.
  • Tiene personajes que son opuestos, es decir, que existen un protagonista y un antagonista.
  • Tiene una moraleja (Enseñanza a los niños).
  • Puede ser escrita en verso o prosa, aunque en este caso está escrita en prosa.
  • Es un relato atemporal, esto debido a que no se sitúa en ningún momento de la historia en concreto, por lo que su enseñanza sirve para cualquier época.
  • Tiene contenido didáctico.
  • Presenta contenido irónico.

Datos curiosos sobre este relato corto

La liebre y la tortuga, es una fábula que se le acredita a Esopo (de la Antigua Grecia), que con el paso del tiempo, la reescribieron otros fabulistas, entre ellos destacamos a Jean De La Fontaine (originario de Francia) y Félix María Samaniego (escritor famoso de España).

La historia de la liebre y la tortuga, se trata de una carrera para ver quién de ellos dos, es la más rápida. Se puede apreciar al principio de la fábula, que es la liebre quien va a la cabeza de la competencia y en poco tiempo es ella quien tiene una gran ventaja en comparación a su lenta competidora.

Sin embargo, al ver que estaba cerca de la meta, decidió tomarse un descanso y dormir bajo un árbol, cayendo profundamente dormida. Pero cuando despierta, se da cuenta que la tortuga estaba a punto de cruzar la meta. Y aunque salió a toda velocidad, los esfuerzos de la liebre para alcanzarla no dieron resultado positivo, y la tortuga termino ganando la carrera.

Te puede interesar:  Cuentos de la familia, una narración educativa y mucho más

Al final de este relato, aparece la moraleja de la historia, que habla sobre la crítica a la arrogancia y a la vanidad, que en pocas palabras significa que yendo lento se puede llegar lejos con perseverancia.

En este cuento se puede distinguir el uso de refranes que se encuentran presentes en todos los idioma, como por ejemplo en español es: Despacio se llega lejos; Italiano: Chi va piano va sano e va lontano; o incluso en el inglés: You snooze, you lose, entre otros. Si te gustan los cuentos te traemos un apartado con Cuentos tradicionales.

la tortuga y la liebre

¿Qué es una fábula?

La fábula es una composición literaria o relato corto, que está escrito mayormente en prosa (forma natural del lenguaje para expresar conceptos) o verso (las unidades en que se utiliza en  los poemas). Generalmente, los personajes principales de estas historias suelen ser animales u objetos inanimados que pueden hablar e interactuar como los seres humanos.

La finalidad de una fábula es contra una historia corto que tiene una consecuencia doctrinaria, es decir, que tiene una intención didáctica, esta es de carácter tanto ético como universal, y aparece mayormente al final, aunque algunas veces (muy pocas) aparece al principio y se le conoce como moraleja.

Partes de la fábula

Utilizando el cuento de la liebre y la tortuga, las partes de una fábula son las siguientes:

Inicio: la fábula comienza cuando se muestran a los personajes en el entorno en donde giran los acontecimientos y el lugar en donde se va a conducir el conflicto que enfrentaran los personajes, en este caso, la liebre y la tortuga en el bosque donde van a ser una competencia para ver quien de las dos es más rápida.

Desarrollo: el personaje principal, se esfuerza para vencer a su adversario, pese a las burlas de este. Aquí encontramos como la liebre va ganando la carrera, dejándola atrás, mientras que la tortuga no se rinde y va con calma sin apurarse, en un esfuerzo por ganar la carrera.

Final: cuando el personaje principal, logra superar los problemas, y soluciona el conflicto, así como también termina con la moraleja (enseñanza moral). En este caso, podemos ver como la liebre prefiere dormir porque sabe que puede vencer a la tortuga, pero pierde el tiempo, y mientras pasa el tiempo la tortuga la alcanza y le gana, siendo la moraleja final que si te esfuerzas lo suficiente y perseveras puedes vencer cualquier obstáculo que te propongas.

Otras fabulas de Esopo

Esopo como se mencionó anteriormente es un fabulista de cuentos para niños que nació en la Antigua Grecia, si quieres conocer otros relatos cortos a parte de la liebre y la tortuga encontramos las siguientes, siendo además muy famosas no solo por su aprendizaje sino también por lo interesante que son y que se pueden compartir, entre ellas encontramos:

  1. La ranita presumida
  2. Las ranas pidiendo
  3. El caballo y el asno
  4. Las mulas y los ladrones
  5. La zorra y la serpiente
  6. Las ranas y el pantano seco
  7. El padre y las dos hijas
  8. El naufrago