Codependencia

La codependencia es un trastorno de la personalidad con una naturaleza compleja. Comúnmente emergente de una relación donde una persona se encuentra en una posición de poder o posesión sobre otra, la codependencia se caracteriza por una estrecha dependencia emocional o psicológica de otra persona o grupalmente. Y contrariamente a una relación saludable de dos adultos en equilibrio, la codependencia restringe el desarrollo de la identidad personal con una alta valoración por los estándares de la sociedad.

La codependencia es una enfermedad real y su diagnóstico lo necesitan muchas personas. Esta situación puede afectar a cualquiera en una relación de pareja, entre padres e hijos, entre amigos o colegas, y su complicidad suele involucrar culturas, manejos del tiempo, interacciones, roles o percepciones subjetivas. Su síntoma principal se relaciona con la aceptación del hecho de que una persona dependa de la toma de decisiones de otra persona para satisfacer sus necesidades emocionales.

Temas de Este Manual

1. ¿Qué Es La Codependencia?

La codependencia se caracteriza por una unión afectiva desequilibrada y destructiva entre dos miembros de una relación, donde se entrelazan el miedo, los celos, la obsesión y la dependencia. Una de las características esenciales de la codependencia es el sentimiento de esclavitud y sumisión anulando la individualidad. Esto suele ser consecuencia de la falta de amor, confianza, respeto y comprensión por parte de una o ambas partes, lo que puede dar lugar a una frustración emocional crónica en la que el codependiente cree que la situación no cambiará.

Otra característica de la codependencia es el temor a la soledad y el sentirse inseguro. Por lo tanto, la necesidad de tener siempre a alguien amado a su lado es algo frecuente entre las personas codependientes, las cuales se la pasan pendientes de sus parejas para evitar sentirse solos, vulnerables y desamparados. Por lo tanto, esa necesidad de estar unidos con otros, de compartir sus vidas y de poder contar en caso de que algo les suceda es esencial para estas personas. Esto lleva a una ausencia de límites sanos o autorespeto, lo que trae como resultado unas relaciones emocionales no saludables.

Otro rasgo característico de la codependencia es el pretender cambiar al otro a fin de satisfacer unas expectativas irrealizables. Esto hace a la persona codependiente sentirse confundido, insatisfecho y sin control, como si siempre estuviese dejando de cumplir con sus necesidades. Es común que las personas codependientes sufran un sufrimiento constante por querer ayudar a los demás sin remuneración alguna, lo cual es contraproducente debido a que ambas partes carecen de los recursos necesarios para alcanzar su propia satisfacción.

También te puede interesar  Aprendamos Hablar de Familia

2. Las Características De La Codependencia

La codependencia se caracteriza por una necesidad extrema de controlar o relacionarse con otra persona. Una característica común es que no pueden tolerar el rechazo o exigen demasiada consideración. Esto puede resultar en una baja autoestima, relaciones tóxicas e incluso una dependencia del comportamiento de los demás. El patrón de codependencia se amplifica cuando se encuentran con una persona con un trastorno de la personalidad, que puede abusar física y / o emocionalmente.

Los signos principales de la codependencia incluyen: una necesidad de ser necesario para otros, miedo a la soledad, negación de sentimientos, dificultad para tomar decisiones, comportamiento manipulador, bajo autoestima, búsqueda de la aprobación de los demás.

Las personas codependientes pueden ser extremadamente sensibles a los sentimientos de otros. Estas personas buscan una relación para completar un sentimiento de vacío o para deshacerse de algunas emociones incómodas. No son capaces de establecer límites personales y se preguntarán por qué los demás no los respetan. En lugar de establecer límites sólidos, permitirán que el comportamiento de los demás afecte a sus propios sentimientos.

3. Los Síntomas Del Trastorno

varían entre personas y con el tiempo. Algunos de los síntomas más comunes son dificultades emocionales y de comportamiento, dificultades de aprendizaje, problemas de salud mental, limitaciones en el desarrollo personal y problemas con el control de sus pensamientos y sentimientos. Estos síntomas pueden afectar el desempeño académico, el comportamiento y relaciones sociales.

La forma en que cada persona experimenta el trastorno es única. Algunas personas con trastorno experimentan la ansiedad, la depresión, o ambas. El trastorno puede presentarse de muchas maneras, algunas de las cuales incluyen:

  • Trastorno de control de impulsos – los patrones frecuentes de la falta de control sobre los deseos, los impulsos, el comportamiento, e incluso los pensamientos.
  • Trastornos del aprendizaje – incluye dificultades en uno o más áreas del aprendizaje, como la memoria, el lenguaje, y la matemática.
  • Dificultades de regulación emocional – la incapacidad para regular los sentimientos como la ira, la frustración, la culpa y la tristeza.

pueden presentarse de muchas maneras en diferentes situaciones. Por ejemplo, una persona con trastorno puede tener trastornos del comportamiento en la escuela, pero no en casa. O podrían tener dificultades en el lenguaje, pero son excelentes en el procesamiento de la información. Para diagnosticar este trastorno, es importante una evaluación completa que busque todas las posibles dificultades.

También te puede interesar  Padres Separados

4. Investigación Sobre Los Efectos De La Codependencia

La codependencia implica un nivel de envolvimiento en una relación que tende a ser desequilibrado. Los códigos de codependencia pueden minar no solo a las personas involucradas en la relación, sino también a sus familias, amigos y a otras personas que pueden estar involucradas. La investigación muestra que:

Las personas codependientes tienden a sentir dependencia emocional en sus relaciones. Los códigos codependientes hacen que sea difícil para los cónyuges apreciarse el uno al otro. Esto puede conducir a situaciones de control, abuso físico y emocional. Las personas codependientes también pueden desarrollar dependencia emocional negativa hacia otras relaciones dentro de su vida o a sus casi-amigos, y es posible que busquen relaciones en lugar de la conexión significativa típica de la amistad.

Las personas codependientes pueden tolerar o incluso normalizar comportamientos abusivos y comportamientos dañinos. Esto puede incluir aceptar el comportamiento abusivo de otros como algo inevitable. Esta mentalidad puede llevar a relaciones disfuncionales con una variedad de comportamientos abusivos. Los códigos codependientes dificultan la capacidad para ver la conducta abusiva en sí misma, lo que crea un ciclo de codependencia que dificulta salir de ellos.

Las personas codependientes tienen una necesidad excesiva de ser visto como útil. Esto a su vez puede dificultar la capacidad para hablar con los demás, exponer opiniones o sentimientos o incluso para tomar decisiones adecuadas. La búsqueda de la aprobación y el control excesivo pueden a menudo superar a las personas codependientes, y puede llevar a las relaciones abusivas. Esto también puede llevar a otros problemas como la baja autoestima y la ansiedad.

5. Cómo Superar La Codependencia

La codependencia dificulta las relaciones y puede provocar enfermedad mental. Por suerte, hay algunas maneras de reequilibrar la conducta y mejorar en ese ámbito. Algunos de los métodos más comunes para superar la codependencia incluyen:

  • Comprensión y conciencia de qué es uno en realidad.
  • Tratar las heridas heridas mentales.
  • Reafirmación de sí mismo.
  • Colaborar con un terapeuta.

Trabajar con un terapeuta es una herramienta valiosa para abordar la codependencia. Mientras el superviviente retoma el control de su vida, su terapeuta puede guiarlo a una comprensión y aceptación de sí mismo. El terapeuta también ofrece una plataforma objetiva para identificar patrones de relación perjudiciales y decidir qué factores desearía cambiar para una mejor realización.

Una vez que el terapeuta le haya enseñado una correcta comprensión de sí mismo, el paciente puede comenzar a practicar la autovaloración y la autoresponsabilidad. Esto podría significar tomar las decisiones que estime adecuadas para una relación saludable o abstenerse de tomar decisiones basadas en los sentimientos de otra persona. Un sentido de valoración por sí mismo ayudará al individuo a superar la codependencia.

También te puede interesar  Comunicación Asertiva y Empática

6. Realizando Un Tratamiento Para La Codependencia

Acepta Tus Sentimientos: El primer paso para tratar la codependencia es aceptar los sentimientos que se experimentan durante la relación y entender que no siempre tienen que estar controlados. La frustración, la ansiedad y el resentimiento son algunos de los sentimientos que se pueden experimentar. La clave para superar estos sentimientos negativos es aceptarlos y canalizarlos de alguna manera. Esto puede incluir la práctica de meditación o salir a caminar para liberar todo el estrés. Experimenta actividades que te ayuden a sentirte relajado, pueden ser el yoga, el arte, la música, etc. Es importante tener cierto nivel de autocuidado y valorarte a ti mismo.

Identifica El Patrón: Una vez hayas aceptado tus sentimientos, es necesario identificar el patrón detrás de la codependencia. Debes entender el por qué entras en el círculo de relaciones codependientes y la manera en que estás permitiendo este patrón para continuar. Esto es importante para tener consciencia de las situaciones que te llevaron a experimentar la codependencia y evitar caer en la misma patrón de relaciones. Puedes hacer una lista de posibles soluciones para evitar la codependencia en el futuro.

Acepta La Realidad: El siguiente paso en el tratamiento es aceptar la realidad. Esta es una de las decisiones más importantes para superar la codependencia. Aceptar la realidad facilita la liberación de las emociones y ayuda en la toma de mejores decisiones para tu futuro. Esto también incluye aceptar que, en algunos casos, la codependencia es un patrón que no se puede cambiar fácilmente. Esto no significa que no puedas mejorar la situación, sino que es un proceso que toma tiempo y esfuerzo.

Desde una perspectiva de una sociedad moderna, la codependencia puede plantear desafíos complejos y profundamente arraigados, no sólo para las personas afectadas, sino también para la comunidad y los entornos más amplios. La resiliencia es un tema importante para abordar, y se necesitan enfoques creativos y colaborativos para abordar los problemas de dependencia presentes en nuestras vidas. Comprender cómo se desarrolla la codependencia puede ayudar a las personas a crear consciencia de las necesidades de los demás y tratar de encontrar soluciones integrativas, encaminadas hacia la prevención, en lugar de versar solamente en tácticas de recuperación. A la luz de esto, la codependencia puede ser entendida como un conjunto de relaciones complejas, que requieren comprensión, paciencia y amor para abordar con fundamento y equidad.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Codependencia puedes visitar la categoría Relaciones y Comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir