Quantcast

Reloj de agua, conoce toda su historia y más.

Nunca te has preguntado ¿cómo se medía el tiempo en la antigüedad? o, ¿cómo se podía determinar el pasar del tiempo en la noche? Te invitamos a leer el siguiente artículo sobre el Reloj de Agua, para que aprendas todo lo que necesitas saber sobre este maravilloso invento y la historia que le sigue.

reloj de agua

¿Qué es un reloj de agua?

Para aprender sobre el reloj de agua, primero debemos remontarnos a un tiempo mucho más antiguo. Su nombre es clepsidras y funcionan mediante un flujo de agua, esta se encarga de medir el tiempo.

El origen de las clepsidras es muy particular, ya que no existe muchos registros sobre su inicio, sin embargo se sabe que el hombre desde su antigüedad y ya encontrándose en una civilización, se vio en la tarea de buscar una manera de medir el tiempo.

El uso del reloj solar ya se encontraba en uso y era una manera muy práctica de medir el tiempo durante el día, aunque era un método casi perfecto, dejaba por fuera la capacidad de medir las horas en la noche. En el Antiguo Egipto se empezó a utilizar la clepsidra, la cual era una maceta que se llenaba de agua hasta el momento que llegaba a una marca, que indican los intervalos correspondientes a las distintas horas de la noche.

Era imposible determinar la hora exacta, sin embargo debido a su aproximación, este tipo de método era utilizado como una guía práctica. El conocimiento era más importante que la certeza.

Si deseas leer más sobre artículos parecidos a este, te recomendamos leer el Descubrimiento del fuego.

En la historia.

La clepsidra o los relojes de agua eran muy utilizados y no solo para medir el tiempo durante la noche, sino que también eran utilizados para los servicios religiosos en Grecia, era muy común que todos los trabajos o asuntos que se relacionaban al templo estuvieran sujetos por la clepsidra, así lograban darle un seguimiento a los cambios de turno o los rituales.

Los registros en la historia indican que la hora nocturna era una doceava parte de la noche, cuando esta era medida en tiempos invernales y era la medida más usada, sin embargo se sobre entendía que esto podía cambiar según los cambios en las estaciones. Una manera en la que se podía medir el tiempo era usando de referencia el tercer canto de un gallo, ya que este coincidía con la última hora nocturna.

El agua ha sido utilizada durante años para diversos fines, durante el periodo del Imperio Romano, el reloj de agua se encontraba en todos los hogares y sitios imaginables. Un escritor e ingeniero militar durante los tiempos de Julio Cesar, cuyo nombre era Vitruvio, describió una clepsidra que funcionaba con flotadores automáticos.

Este invento tenía la característica de que al momento de dar la hora, lanzaba una piedrita al aire o emitía un silbido fuerte, para el funcionamiento del mismo se debía bajar un peso que ya se encontraba suspendido, el mismo hacía mover una serie de engranajes para cumplir su cometido. La idea de esto era que funcionara como un tipo de reloj despertador.

Este era un claro ejemplo de cómo funcionaba la evolución del ingenio del hombre y cómo este nos demuestra que el conocimiento puede ser transformado desde lo más básico a lo más increíble.

¿Cómo funciona un reloj de agua?

Como hemos mencionado antes, las clepsidras eran utilizadas comúnmente en la noche, los mismos más que determinar las horas específicamente, se encargaban de determinar o medir el tiempo, pudiendo ser comparados con un cronómetro si se desea una referencia más moderna. Si te ha estado gustando este artículo, te recomendamos leer Historia del piano.

Se utilizaba una vasija, la misma debía estar marcada y llena de agua, entonces el contenido de una vasija era traspasado a otro contenedor que se encontrara en una posición inferior, la idea era que este flujo se mantuviera de forma constante. Para determinar el pasar del tiempo, se empleó un sistema que fuera capaz de determinar la cantidad de agua que se había vertido en la vasija y así por ende determinar el tiempo que había transcurrido llenar esa cantidad.

Uno de los desperfectos que se encontraban al momento de usar estos aparatos, era su poca capacidad de almacenamiento, los relojes de agua resultaban muy útiles al momento de medir intervalos en la noche, sin embargo eran totalmente inútiles para medir un tiempo exacto o para ser usado durante espacios de tiempo largos.

reloj de agua

Los relojes de agua famosos.

Los inventos, sin importar que tan pequeños o grandes sean, marcan un momento importante en la historia del hombre. Estos son apreciados y estudiados muchísimo, incluso si son dejados de usar. Es normal y de hecho bastante común que se encuentren construcciones famosas que dejan en evidencia cómo ha afectado este invento a la sociedad durante siglos, desde creaciones con funciones determinadas hasta homenajes, en este artículo te traemos cinco menciones de los relojes de agua más famosos en la historia.

  • La clepsidra de Ctesibio, construida en Alejandría, esta estructura data del siglo III a.C.
  • Desde China, específicamente en Kaifeng, se encuentra El reloj de agua de Su Song, este importantísimo reloj fue construido a mediados del siglo XI.
  • En España existen dos estructuras, ambas construidas a mediados del siglo XI. La primera se trata de La Clepsidra de Azarquiel, en Toledo y la segunda es La Clepsidra de las gacelas, esta última fue ideado por Ibn Jalaf al-Muradí, un andalusí importante, que dejó una marca de este reloj en su libro “Libro de los secretos”
  • Por último pero no menos importantes, tenemos a un reloj de agua moderno, que le rinde un tributo a este invento en la historia. El mismo fue creado en 1998, por un francés llamado Bernard Gitton, este llamó a su obra El Reloj Gigante de Agua y fue creado con el fin de que permaneciera en el Museo de los Niños en Indianápolis- EE.UU.

El ser humano se encarga de buscar soluciones a sus problemas inmediatos, de esto depende que funcione como sociedad, gracias a la historia y su estudio, se ha podido averiguar las constancias que se han dejado sobre estos sucesos tan importantes como humanidad.

Para finalizar, te recomendamos leer más sobre otros artículos similares a este en nuestra categoría de historia, te invitamos a leer El mundo según Monsanto.

Deja un comentario