Quantcast

Los principales y más importantes dioses del budismo

El budismo es una creencia bastante compleja, tal y como se verá en lo sucesivo, cuenta con diversos dioses del budismo y múltiples reinos, guiándose por principios filosóficos y religiosos, no dejes de leer hasta el final, para que no te queden dudas.

Dioses Del Budismo

Dioses del budismo

El budismo es una creencia bien fundamentada en el continente asiático. Uno de sus puntos más interesantes y que quizás permite diferenciarlo de muchas otras religiones es que esta no se basa en la creencia de un solo dios creador.

A lo largo del artículo se podrá observar que es bastante compleja esta creencia o filosofía, pues en su seno existen muchos dioses, así como costumbres, tradiciones, ritos espirituales y más.

También cabe mencionar que existen diversas ramas del budismo y por ende según la rama en la que se esté existen ciertas variaciones, por ejemplo en las prácticas y en los dioses.

Sin embargo, sea cual sea la rama, hay algo en común y es que todas disponen de las enseñanzas de un buda, pues este será quien los conduzca por un camino espiritual.

El hecho por el cual esta creencia no se basa en ser devoto a un Dios del budismo, es porque en su esencia lo que busca es que cada persona que se involucre en este mundo tenga un crecimiento espiritual, por medio de la contemplación de su propia vida.

En cuanto a los dioses, es necesario decir que estos cumplen diferentes funciones y significados, de una manera similar a como lo hacen los Dioses griegos; además, cada uno pertenece a un reino en específico, tal y como se verá en uno de los segmentos siguientes.

Un factor también resaltante es que los reinos budistas y de los dioses del budismo pueden estar por encima del mundo humano o por debajo de este. Pero en el reino humano también existen dioses, sin embargo, estos disponen de una clasificación en una categoría inferior al resto.

Descripciones de los dioses del budismo

Según el lugar en donde se encuentren se podrá denominar a los dioses budistas de alguna u otra manera, como se mostrará en lo sucesivo:

Las nagas: para esta primera clasificación se destaca que son semidioses, los cuales son representados bien sea por medio de entidades humanas o a través de una serpiente. Pero también se le suele asociar con los ríos.

Brahmas y devas: en este segundo caso lo más resaltante es que se clasifican entre los cinco reinos principales, los cuales a su vez se encuentran en el plano por encima del humano. Una característica peculiar es que su manifestación puede ocurrir de forma palpable o impalpable.

Dharmapala: en este tercer caso, se puede decir que cumplen una de las funciones más importantes dentro de las creencias budistas, pues estos son aquellos que se encargan de proteger estas creencias. Buscan destruir lo negativo, lo que puede hacer daño a esta filosofía y al crecimiento espiritual de los integrantes del budismo.

Siguiendo este punto, estas criaturas o seres protectores, son calificados como contradictorios, puesto que aun cuando buscan proteger y alejar el mal, su apariencia parece decir todo lo contrario, pues son feroces y no parecen ser compasivas.

Características distintas

Garudas: lo primero a lo que hay que hacer mención en cuanto a esta categoría es que estas pueden presentarse de forma enemiga a la primera clasificación mencionada, es decir, las nagas. Por otro lado se manifiestan como aves de gran tamaño y en sus garras llevan culebras (que vienen a ser las nagas).

Kinnaras: por último, están estas curiosas criaturas, curiosas porque son mitad humano y la otra arte de su cuerpo tiene forma de ave. Su habitad es el Himalaya.

Otra de sus curiosidades es su personalidad o función dentro del budismo, puesto que buscan que las personas encuentren un estado eterno de felicidad, armonía consigo mismo y con el mundo. Por ello es que siempre se manifiestan en gozo, bailando y/o cantando.

En lo sucesivo se hará mención a las diversas deidades budistas preeminentes existentes dentro de esta filosofía religiosa:

Buda Shakyamuni entre los dioses del budismo

Para este primer caso de los dioses del budismo es importante señalar que es descrito por ser el originario de la filosofía budista, por ende es el más antiguo en la historia. Esto data de aproximadamente los seiscientos antes de Cristo.

Este budista es manifestado con poca ropa y poco color y decoraciones mínimas, además, en su cabeza puede observarse que hay un aura de luz, su cabello es azul y siempre está en meditación.

Así mismo, en cada uno de sus lados hay dos estudiantes, se dice que son sus predilectos. También se podrá observar una vasija por medio de la cual mendiga.

Daitoku Myō-ō

Al igual que muchos de los ya mencionados, a este se le vincula con el poder de la protección, pero no es lo único, también se manifiesta por representar uno de los cuatro puntos cardinales, el oeste.

Así mismo, tiene el poder de domar a seres de gran envergadura, como dragones y serpientes. Su capacidad más resaltante es que quita lo malo y coloca lo bueno.

Buda Maitreya

En este tercer caso hay que hacer mención a su complejidad o a su abstracción, puesto que se representa como un buda del tiempo por venir. Los creyentes de esta filosofía aseguran que esta vendrá en la siguiente era del mundo, con la finalidad de retornar al budismo como creencia, es decir, será un nuevo maestro.

Así mismo, es uno de los cinco budas terrenales. Su representación siempre permite su rápida identificación, ya que está con sus pies cruzados sobre si, como cuando se va a levantar alguien del suelo, lo que se le otorga el significado de “lo que está por venir”.

A su alrededor mayormente hay flores, también puede ocurrir que aparezca de pie, como esperando algo.

Fudō Myō-ō

Este se encarga de proteger a la filosofía budista, y también es parte de los puntos cardinales como es el caso de Daitoku Myō-Ō, pero va en el centro.

dioses del budismo

Físicamente es representado teniendo en una de sus manos una larga cuerda, la cual utiliza para acabar con los malos, los demonios y a todos aquellos que estén vinculados con estos.

Avalokiteshvara

Este es un caso bastante peculiar, por el simple hecho de que no existe una sola manifestación de este budista, sino que hay un total de 108 representaciones, lo cual es igual al número sagrado de esta filosofía religiosa.

Aun así, es importante señalar que hay una manifestación que es más común que el resto y es aquella que tiene mil brazos y once cabezas en total.

Tiene dos elementos que lo identifican, principalmente el de la compasión, pues este es el valor que lo representa, debido a que no alcanza jamás el nirvana mientras que ayuda a otros a alcanzarlo. Y el segundo, es el de ser el que tiene poder sobre el Tibet.

Gōzanze Myō-ō

Quizás este dios puede compararse con Temis, la Diosa de la justicia griega, pues en el caso de este personaje representa a la justicia dentro de Budismo. Además, está en constante lucha con la ira de las personas, no le gustan las personas ingenuas.

Físicamente lo manifiesta con tres cabezas, por medio de estas pareciese que buscara hacer sentir miedo, amenazando a sus enemigos.

Manjushri         

Físicamente es representado a través de una espada, artículo al cual se le otorga el significado de conocimiento y es que este dios del budismo es conocido por ser el de la sabiduría.

A este le ruegan los estudiantes y los estudiosos en general que les otorgue todo el conocimiento necesario para llevar a cabo con éxito sus investigaciones.

Pero además de la espada, también lleva un libro en una de sus manos, lo cual complementa su significado.

Gundari Myō-ō

Aunque este pertenece a todas las variantes del budismo, hay una de ellas en donde es más venerado y es en el Vajrayana.

dioses del budismo Gundari Myō-ō

Representa el sur. Este, al igual que el anterior, manifiesta una actitud de amenaza, de miedo. Además, lleva consigo diversas armas, pues dispone de ocho manos.

Mahakala

Estos seres son identificables, puesto que su representación siempre tiende a mostrar a seres llenos de ira u odio, buscan mostrar a personas rencorosas y coléricas.

Así mismo, cabe destacar que se manifiestan a través de seres impalpables, fantasmas o espíritus malignos, en realidad pertenecían a otras creencias antiguas y se adaptaron paulatinamente al budismo.

Un dato curioso sobre estos es que no se hace sencillo reconocerlos a ciencia cierta, esto se debe principalmente al hecho de que no existe un solo tipo, sino que los datos revelan que hay al menos setenta representaciones de estos seres.

Aun así, cabe señalar, que lo más común es que en una de sus manos lleve un cráneo hueco, como una taza. Mientras que en la otra lleva un cuchillo.

dioses del budismo Mahakala

Su piel es como la de un tigre, tiene tres ojos y en su cabeza hay una corona. Esta última es bastante peculiar, pues dispone de cinco puntas o cabezas, que tienen cierto significado, y se le atribuyen cinco elementos:

  1. Orgullo
  2. Codicia
  3. Ignorancia
  4. Envidia
  5. Odio

Kongō-Yasha Myō-ō

Este es otro de los nombres de dioses budistas protectores, pero está más relacionado con el elemento fuerza, este también tiene un aspecto un poco atemorizante, tiene seis brazos, El punto cardinal que se le vincula es el norte.

Tara entre los dioses del budismo

Comparando este buda con los mencionados anteriormente, lo más destacable es que es femenina, así mismo, hay cinco colores que la identifican:

  • Azul
  • Verde
  • Roja
  • Blanca
  • Amarilla

dioses del budismo tara

Esta se encarga de brindar protección, pero más específicamente, de proteger a las personas contra lo que los budistas consideran los mayores peligros, que son básicamente valores negativos como: la ira, el orgullo, los celos, la avaricia, la duda y otros.

Según el color de la tara estará en una posición en específico, algunas se mostrarán en posición de meditación, otras de pie, algunas llevarán una flor de loto en su mano. Por otro lado estará la que lleva en su frente un ojo.

Padamsambhava

Se mencionó al principal budista considerado como el originario de esta filosofía, pero en este caso se habla de quien originó una de las variantes de esta filosofía, el budismo tibetano. Este es uno de los dioses del budismo más predominantes.

Dio origen al centro educativo de esta variante, el cual los datos reflejan que se denominó “Nyingma”.

Es importante señalar que respecto a esta budista existen diferentes representaciones, más específicamente ocho tipos, pero es manifestado mayormente de una sola manera:

  • Tiene un sombrero
  • Siempre está sentado
  • Posee barba
  • En una de sus manos hay un cráneo que desborda sangre
  • Un diamante lleva en su otra mano
  • En su codo tiene una varita, que tiene forma de tridente, del cual se desprende fuego.

Palden Lhamo

Esta es otra de los dioses del budismo de carácter femenino. Es sumamente venerada, pero más aún por los monjes que pertenecen a la escuela llamada Gelugpa.

Esta es representada de una forma un poco trágica, ya que va atravesando un mar de pura sangre, esto lo hace arriba de una mula. Este buda tiene bigotes, lo cual le quita un poco esa representación femenina.

Vajrapani como uno de los dioses del budismo

Este es símbolo de protección y de poder, siempre está cerca del buda principal, buscando cuidarlo ante todo. Es muy común que su representación ocurra vinculándolo con otros dos seres, uno que representa la sabiduría y el otro que representa la compasión, Manjushri y Avalokiteshvara respectivamente.

Sin embargo, pareciese un poco ambiguo el hecho de que brinde protección, pero mayormente se le manifiesta por ser un protector iracundo, sin compasión.

Dioses tibetanos

Se mencionó en varias ocasiones a lo largo del artículo el hecho de que en el budismo hay diferentes variantes, entre una de las más populares y difundidas está el tibetano.

En esta variante disponen de un líder principal y es el conocido como Dalai Lama. Al cual se le conoce por su alto nivel en enseñanzas, es el mayor maestro, esta variante es predominante en lugares precisos como los pueblos tibetanos y los mongoles.

Reino de los seres del inframundo

Bien es sabido que en las distintas religiones del mundo, como la de los Dioses griegos, siempre hay un lugar predominante al que todos le temen, pues es señalado como ese lugar de castigo por el mal comportamiento terrenal.

Sin embargo, en el caso de la creencia en cuestión, no se señala a este lugar de la forma convencional, por el contrario, se asegura de que las personas que se dirijan hacia él, vayan dejando atrás el karma, que dejen a un lado esas energías y experiencias antiguas.

No son vistos como prisioneros, sino que este paso solo será algo temporal y no permanente, como la llamada eternidad en la religión católica. También se denomina a este lugar como Naraka.

Reino de los espíritus de los dioses del budismo

Por otro lado, está el lugar donde residen los espíritus, en este caso si es calificado como un lugar lleno de codicia, de egoísmo, de miserables, todos los que allí residen están condenados a nunca cumplir las aspiraciones deseadas.

Viven en bajeza absoluta, sin capacidad de satisfacerse. Nunca se sentirán satisfechos en nada. Parecen fantasmas. Tienen hambre constantemente. Su nombre más peculiar es Preta.

 El reino de los animales

Este tercer mundo o reino, es aquel destinado para aquellos seres que tienen un alma trasparente, que no disponen de ninguna racionalidad, es decir, para los animales.

Es importante señalar que este es conocido de dos maneras Tiryak o como Yoni.

El reino de los seres humanos 

El budismo desarrolla este reino por ser el más importante, debido a que permite a los creyentes de esta filosofía, llegar a un alto desarrollo, encontrar elementos como el amor, la pasión y cosas buenas.

A raíz de este reino se generarán los recuerdos, las oportunidades y más. A este se le denomina como “Manusya”.

Reino de semidioses

También llamado como “Asuras”, siendo un lugar bastante peculiar, principalmente por el hecho de que allí residen los guerreros, por ende, siempre hay conflictos, se generan disputas y otros, es una lucha constante de todos contra todos.

Aun así, se dice que los que ahí viven están en una vida placentera, pero llena de envidia por el reino de los dioses, pues consideran ser inferiores a estos.

El reino de los dioses del budismo

Por último, pero no menos importante, está el reino de las deidades, al cual también se le denomina como “Deva”.

En el budismo, este lugar, dedicados a los seres supremos, también es descrito por ser un sitio de alegría, de paz, de bondad, de luz, sitio en el que hay orgullo individual.

Pero, lo que lo diferencia del resto de reinos de deidades, es que en este caso, los dioses no son supremos ni creadores de todo, solo tienen un nivel superior de conocimiento, de iluminación y de espiritualidad.

Preceptos de los dioses del budismo

Esta religión sigue unos mandamientos, unas reglas fijas, que permite a sus creyentes vivir en comunidad, respetándose mutuamente, los cuales emanan de los dioses del budismo, estos son los siguientes:

dioses del budismo preceptos

  • La vida del prójimo será totalmente respetada
  • No tomarás lo que no es tuyo
  • Se debe evitar ante todo decir mentiras
  • La sexualidad está prohibida para los monjes
  • Se debe evitar el consumo de sustancias tóxicas que no permitan la claridad mental, bien sea drogas, alcohol o similares.

Deja un comentario