Solidaridad Para Niños, un valor que es necesario y más

Los valores desarrollan la nobleza, sensibilidad y calidad humana. En tal sentido, la solidaridad para niños debe visualizarse como un valor que se requiere poner en práctica para despertar en ellos la alegría de ayudar y compartir. Este es el tema del presente artículo, te invitamos a leerlo.

¿Qué es la solidaridad?

La solidaridad es un valor, en el cual el niño siente  empatía por el otro y es capaz de ofrecerle su ayuda de manera desinteresada cuando éste la requiera para sea un consejo o lo que sea que se le pueda brindar.  Este valor se puede y debe transmitir en el contexto socioeducativo donde se desenvuelve, es decir, en la escuela pero en especial en el ámbito familiar.

Ahora, bien los adultos están en el deber de promover la solidaridad para niños, a fin de que éstos puedan apreciar la necesidad de respetar a sus semejantes  y considerar que todos y cada uno de los seres humanos viven en un espacio social donde el compartir se convierte en una acción solidaria de los individuos.

El valor solidaridad para niños

Ser solidario es compartir, ayudar y cooperar con nuestros semejantes. Ahora bien, ¿qué simboliza la solidaridad para niños?, este valor en los pequeños se va construyendo en la medida que empieza a tomar conciencia y sensibilizarse con respecto a sus semejantes.  Te sugerimos leer sobre el derecho a la educación

En tal sentido, el valor de la solidaridad para niños se puede visualizar  como la formación y estructura de la conciencia para sensibilizarse por las necesidades del otro. Este valor se hace evidente cuando sin solicitarlo, el niño lo pone en práctica.

Considerando lo planteado, es importante que docentes, padres, representantes y demás adultos que rodean la vida del niño les proporcionen adecuadas herramientas para desarrollar en ellos la solidaridad.

Orientaciones para enseñar la solidaridad 

Entre las orientaciones que pueden facilitar o desarrollar la solidaridad, se pueden señalar las siguientes:

Desarrollar la solidaridad desde temprana edad

Como adulto responsable del desarrollo armónico e integral del niño y la niña, debe iniciar la promoción del valor de la solidaridad en ellos desde muy temprana edad.

A este respecto, se tiene que el niño y la niña  adquieren conciencia social a partir de los dos años, es decir, reconocen la existencia de los otros que les rodean o coexisten con ellos. En este momento, los padres pueden comenzar a asignarles tareas sobre la colaboración para con sus semejantes, es decir, enseñarles a ayudar.

Te puede interesar:  Nombres chinos para niña , descubre el mejor y más

Establecer la solidaridad como regla

En el hogar y la escuela, debe establecerse la solidaridad como una regla, es decir, donde los niños y niñas demuestren con acciones la ayuda y apoyo hacia el otro.

Pero, si por el contrario se comportan de manera egoísta se les debe hacer entender el error. Para que éstos consideren que el valor de la solidaridad es muy importante para el ser humano en todas las etapas de su vida.

Comunicación en el desarrollo de la solidaridad

Conversar, hablar o dialogar puede ser una forma que utilicen los adultos en la promoción de la solidaridad para niños. Esta acción pueden visualizarlos los infantes en los adultos cuando éstos mantienen una buena comunicación.

Si los niños observan que sus padres mantienen un trato amable entre ellos y con las demás personas con quienes comparte, los pequeños van adquiriendo poco a poco los valores y además, los ponen en práctica.

solidaridad para niños

Educación democrática

Solidaridad para niño, es una valor que debe auspiciarse a través de acciones donde todos los que intervienen y participen en el proceso de aprendizaje tengan derecho a emitir sus opiniones. Por tanto, cuando los niños se saben expresarse libremente, pueden ser capaces también de ser solidario.

Atento a la conductas egoístas del niño

Los niños con el transcurrir de los años, van dejando su conducta egocéntrica y se inicia la etapa de la socialización, es decir, el compartir con otros niños de su edad.

Pero, si la conducta egoísta aún persiste se debe estar atento para hablar con ellos, sobre la importancia que es compartir y ayudar a los demás.

La importancia de la solidaridad para niños

Los valores en su conjunto, y la solidaridad en particular ofrece inmensos beneficios a los seres humanos en especial a los niños, porque el hacer bien, compartir y ayudar al otro, aparte de ser gratificante aporta las siguientes retribuciones:

Trabajo en equipo

Ser solidario les brinda a los niños y niñas a aprender a compartir y a trabajar en equipo; tal acción es necesaria durante su desarrollo y además, esta apropiación de este valor permitirá que cuando se convierta en adulto, poseerá la sensibilidad y humildad para aceptar a los otros y ayudarles cuando estos lo requieran.

Evita el egoísmo

Los seres humanos se desenvuelven en una sociedad rodeada de personas, por ello, todos debemos compartir y ayudarnos los unos a los otros. De ahí, que una de las formas para eliminar el egoísmo aprendiendo a ser solidario.

En este contexto, es preciso promover acciones orientadas a promover el valor de la solidaridad para niños como una forma para que ellos aprendan a coexistir con los demás seres con los cuales ha de compartir en su diario acontecer.

Te puede interesar:  Sistema Solar Para Niños, ¿Cómo Enfocarles el Tema?

Cuando se apropia de este valor, el niño aprende a ceder, a respetar pero principalmente a ayudar al otro dejando el individualismo y egoísmo de lado para dar paso a la sensibilidad que significa la solidaridad.

Promueve la responsabilidad

La  solidaridad para niños orienta es importante porque les brinda a ellos herramientas para que vayan aprendiendo a hacer responsables porque en la medida que se crece los infantes paulatinamente van desarrollando o concientizando la importancia convivir y ayudar a los otros.  El derecho a la educación es un tema que te invitamos a leer

Enseñanza de la solidaridad para los niños

Existe la necesidad de explicar el valor de la solidaridad para los niños porque hay que explicarle en la medida que éstos crecen la necesidad de ayudar a los otros y ser solidario.

Hay que recordar que durante el primer año de vida, la característica del niño es ser egocéntrico pero en la medida que crece comienza a tener una conciencia social, razones por las cuales es importante que los padres promueven actividades para que compartan con otros.

Para desarrollar en los niños y niñas la sensibilidad  se pueden propiciar en el hogar y en la escuela actividades como juegos, cuentos, imitación o dramatización de las personas adultas para que ellos puedan sentir empatía y reconocer a los otros.

Desarrollar el proceso comunicativo para que los niños y niñas puedan expresarse y señalar sus ideas con respecto a la persona que le rodea. Es importante que se le estimule a que señala de qué manera le gusta que sus amigos le traten.

Otra forma de promover la enseñanza del valor solidaridad para los niños es conversar sobre situaciones específicas y solicitar de ellos, la visión y opinión al respecto. Esto podría denominarse un modelo de enseñanza participativo.

Las acciones antes indicadas pueden orientarse a desarrollar el valor de la solidaridad en los niños y niños desde muy temprana edad en los diferentes contextos donde estos se desenvuelven: hogar o la escuela.

 Estrategias de Acción

La solidaridad para niños puede impulsarse y desarrollarse en los infantes a través de una gran variedad de estrategias, entre las cuales pueden mencionarse las siguientes:

Lectura de cuentos infantiles

La lectura o narración de cuentos infantiles donde el final o desenlace se resalta el valore de la solidaridad es de gran significado para ellos porque comienzan a cuestionarse cuando de una manera u otro no han sido solidario con el otro.

Otro ejemplo de estos cuentos puede ser el Ladrón escurridizo: Este cuento  narra la historia de un ratón que robaba cereales en una casa, él conseguía robar la comida de miles formas, aunque el dueño de la casa intentaba por todos los medios atraparlo. En el siguiente video, se presenta un cuento sobre la solidaridad.

Te puede interesar:  Inteligencias múltiples en educación infantil , todo aquí

Un día lo atrapó, pero resulta que robaba para darle de comer a sus pequeños hijos, resulta que el dueño de los cereales, el queso  y la comida que se robaba el ratón, quedó muy sorprendido al conocer el por qué el ratón cometía tal fechoría, desde ese instante fue solidario con el ratón y en vez de querer atraparlo, le obsequiaba comida para que alimentara a su familia.

El resumen del cuento presentado, es un ejemplo de las muchas otras historias que se hagan referencia con el valor solidaridad con este tipo de narraciones los niños pueden construir sentimientos de empatía y aumentar su conciencia para ser solidario y ayudar a quienes les necesiten.

Exhibición de fotos y videos

Otra estrategia que pueden desarrollarse en la enseñanza de los valores, como el de la solidaridad para niños, es a través de la exhibición de fotos y videos donde puedan observar la diversidad.

Muchas veces cuando se le muestran a los niños experiencias de vida diferente a las de ellos, comienzan a respetar las diferencias y afloran sus sentimientos hacia la necesidad de querer ayudar al otro.

Enseñar con el ejemplo

Para enseñarle a un niño a ser solidario como adulto responsable de su proceso educativo, tienes que serlo porque los pequeños aprenden siempre de manera más fácil con el ejemplo.

En tal sentido, como padre o docente debes siempre expresar sentimientos solidarios, estas acciones el niño y niña las observa y entonces, adopta conductas similares.

Observar películas

Compartir películas cortas donde se refleje los valores, en especial el de solidaridad, como por ejemplo: Buscando a Nemo, Kirikou,  las bestias salvajes, entre otras, que además refuerzan la autoestima. Explicar la trama y hablar de la enseñanza que deja la película es importante.

Compartir y regalar

La mayoría de los niños en algunas oportunidades son egocéntricos o posesivos e indican: eso es mío, en ese instante es el momento de que el adulto intervenga y se les enseñe aunque su juguete o lo que indique le pertenezca, debe aprender a compartir. Propiciar el compartir o regalar algo a quien lo necesite, permite enseñar solidaridad.

solidaridad para niños

Actividades solidarias

Participar en campañas donde el niño deba ser solidario por ejemplo donando un juguete para quienes más lo necesitan.

La clave aquí será fomentar en ellos la humildad porque si hay humildad, habrá solidaridad y siempre ayudar a quien más lo necesite, sembrar valores en los niños a través de actividades cotidianas y dando el ejemplo es la forma más adecuada de enseñar solidaridad.

Dar comida a animales y personas en situación de calle, donar ropa a los necesitados, servir en comedores populares y asistir a geriátricos o centros de cuidado infantil para leer o compartir con quienes más lo necesitan, son actividades que demuestran solidaridad, no hay que tener dinero para ser solidario.

Ser solidario es aprender a compartir. En el siguiente video se muestra la importancia de la solidaridad.

https://www.youtube.com/watch?v=0oW_TNA53yM