¿A qué edad empiezan a hablar los bebés?

¿Cómo y cuándo los bebés empiezan a usar palabras? Investigaciones recientes prueban que la etapa de lenguaje de los pequeños de edades comprendidas entre los seis meses y un año es un período crítico en el desarrollo y formación del habla. Incluso antes de comenzar a decir palabras, los pequeños de esta edad empiezan a producir sonidos que se van convirtiendo en competencias básicas para el habla. Este artículo hará una exposición detallada sobre los procesos del habla en bebés, con el fin de ayudar a comprender mejor el proceso del lenguaje en los niños pequeños.

Temas de Este Manual

1. ¿A Qué Edad Empiezan los Bebés a Hablar?

Muchos padres se preguntan cuándo empezarán sus hijos a hablar por primera vez. La primera palabra de un bebé generalmente se conoce como marcación temprana y ocurre entre los 12 y 18 meses. En la mayoría de los casos, los bebés reconocidos como lenguajes tempranos son aquellos que dicen una combinación de sonidos como "mamá" y "papá".

No todos los bebés completan su primer año antes de comenzar a hablar. Un promedio normal sería que los bebés comiencen a soltar palabras como "mamá", "papá" y "agua". Desde el nacimiento hasta los dos años, el desarrollo del habla de los bebés puede ser mucho más pronunciado, dependiendo de a qué velocidad estén aprendiendo. A los dos años de edad, la mayoría de los niños estarán hablando hasta unas 50 palabras. Por otra parte, hay niños que simplemente no hablan con facilidad hasta más adelante.

Si se presentan retrasos en el desarrollo del habla, es importante consultar con un profesional para evaluar su causa. Las causas más comunes de los retrasos en el habla son una deficiencia auditiva o la posibilidad de desarrollo de un trastorno del lenguaje como el síndrome de autismo. Si se detectan estas o cualquier otra anomalía, un profesional puede ofrecer un tratamiento adecuado para ayudar al desarrollo del lenguaje de su hijo.

También te puede interesar  Derecho a la Educación

2. Cuales Son los Primeros Sonidos que Emiten los Bebés?

Los bebés requieren mucho tiempo para desarrollar las habilidades para hablar, pero empiezan a emitir algunos sonidos desde el nacimiento, para entonces comprender cómo interactuar con el mundo que les rodea. Estos primeros sonidos son conocidos como bramidos - que se relacionan con la exhibición de necesidades físicas básicas; por ejemplo, hambre, sed, frío o calor. Algunos de estos bramidos son elaborados y de trabajo; significa que responderán a estímulos verbales y sonidos. Las primeras palabras suelen ser "papá" y "mamá", seguidos por signos como "agua" o "más".

Los bebés también empiezan a emitir sonidos no verbales que indican felicidad o tristeza, como llorar o reír. Aquí es donde las personas que rodean al bebé ganan una amplia variedad de premios para entender qué le sucede al pequeño, por ejemplo, tal vez se aburre, alegre, irritable o cansado - sonidos que no implican una necesidad básica. Estas formas les muestran al bebé cómo interactuar con el mundo que lo rodea; de hecho, crea un contexto significativo para comunicarse.

Es importante destacar que los sonidos emitidos por los bebés normalmente varían de un bebé a otro. Por otra parte, hay que destacar que, a medida que la edad avanza, los primeros sonidos son reemplazados por palabras más complejas. Estas etapas del desarrollo suelen tener un impacto en el habla del bebé, tanto a nivel fonético como fonológico. Con el tiempo, el bebé logrará una amplia variedad de sonidos y matices para comunicarse de manera efectiva.

3. Factores que Determínan la Habilidad de Hablar Temprana de un Bebé

Existen ciertos factores que determinan el nivel de habilidad de hablar temprano de un bebé. Entre ellos destacan tres principales: género, nivel educativo de los padres y habilidades auditivas y sociales naturales.

Género. Según un estudio realizado por el Instituto Nacional de la Lengua Española, en general las niñas hablan antes que los niños y mejor. Estas diferencias se deben principalmente al desarrollo biológico y a los estímulos del entorno. Igualmente, es común observar que el vocabulario de las niñas es mayor y mejor desarrollado que el de los varones aún siendo bebés.

Nivel Educativo de los Padres. Está bien establecido que las niñas y niños entre los 0 y 2 años de edad ingerirán información en función de la conversación que reciben. Las madres con niveles educales superiores tienden a explicar con más detalle e incluyen información más compleja en sus conversaciones. Estas conversaciones contribuyen a un mejor desarrollo de habilidades de lenguaje.

También te puede interesar  Estrategias Metacognitivas

Habilidades Auditivas y Sociales Naturales. Algunos niños nacen con habilidades auditivas y sociales naturales que influyen en su desarrollo lingüístico. Los bebés que desarrollan rápidamente la audición y la comprensión de palabras y frases pueden también hablar temprano, en comparación con niños con habilidades limitadas. La teoría cognitiva señala que el desarrollo en estas habilidades está relacionado con la maduración neuronal y con la estimulación recibida en los primeros años de vida.

4. Cuando los Niños Comienzan a Articular Palabras y Frases

A partir del año de edad, los niños comienzan a soltar palabras únicas. Al principio, simplemente estas sonolas y su significado se desconoce. Sin embargo, a medida que los niños comienzan a decir más palabras, los padres y cuidadores pueden empezar a sentirse más motivados.Entre los 18 y 24 meses los niños comienzan a mezclar palabras para crear frases más complejas, aunque suelen tener una estructura engorrosa.

Esto significa que los niños de uno a dos años de edad van a seguir creciendo, mejorando y expandiendo su vocabulario. Estos niños comenzarán a seguir órdenes sencillas, pedidos y preguntas, aun si lo hacen con mucha dificultad En esta etapa se les puede enseñar verbos, nombres de objetos y palabras de los sentimientos.

En esta edad también comienzan a los niños a usar la memoria para nombrar cosas y recordar su último estímulo. Los niños pueden repetir una frase para referirse a un objeto, la misma frase que un adulto utiliza para solicitarlo. Los padres y cuidadores pueden jugar para ayudar a los niños a mejorar su articulación. Los juegos con palabras recortables son una excelente manera de divertirse y aprenden juntos.

5. Educación para Apoyar el Desarrollo del Habla en los Niños

Es importante tener en cuenta que el desarrollo de la habla es un proceso continuo que comienza en la infancia y permanece en la vida adulta. La comienza temprano, con actividades que promueven la comunicación y el discurso con los padres, el cuidador primario y el entorno.

Los padres y el cuidador primario pueden ayudar a estimular y apoyar el desarrollo del habla de los niños siguiendo algunos principios básicos, como: escuchar atentamente todas las expresiones verbales, animar al niño a usar lenguaje completo para expresar ideas, responder al habla del niño incluso cuando no puede decirse completamente la palabra correcta, y emplear el lenguaje para eliminar la frustración a través del uso correcto del vocabulario.

También te puede interesar  Leonardo da Vinci para Niños

Además, los padres y los cuidadores primarios pueden ofrecer incentivos para que los niños hablen al seguir estas prácticas: jugar juegos interactivos para estimular la etapa de habla, como animales de la granja, el juego de la tortuga y el conejo; usar libros infantiles para promover la conversación; escuchar discos musicales infantiles para motivar la vocalización proporcionando libertad para cantar; y animar la contención entre los niños, para promover la conversación entre ellos.

6. Incorporar la Lectura y el Canto a la Interacción con los Bebés

Los autores como Jesús López Lasse proposen en los primeros meses de vida. Esta práctica se asocia con el desarrollo psicomotor, además de ser una actividad estimulante. Pero para que los beneficios sean realmente visibles, se debe considerar ciertos aspectos importantes.

Durante los primeros años de vida, el niño consume grandes cantidades de información. Esto incluye los primeros sonidos que escuchan, la asociación de palabras y las imágenes. Por ello, los bebés tendrán más interés en la interacción si hay algo que los mantenga motivados. Por ejemplo, los clásicos cuentos infantiles como “Los Tres Cerditos” o la “Caperucita Roja”.

Cuando se lee a los bebés, se refuerza el significado de las palabras, la pronunciación y la estructura del lenguaje. En este sentido, algunos consejos para realizar las actividades con mayor eficacia serían:

  • Usar un tono suave y amigable, para que el menor perciba tranquilidad
  • Relacionar la lectura con sonidos y movimientos corporales
  • Incluir actividades interactivas como tocar ritmos con los dedos, luego de leer la parte correspondiente del cuento.

Es importante recordar que los bebés se desarrollan de manera diferente, y que acorde a ello su habilidad de hablar va a variar significativamente de caso a caso. Los padres deben mantenerse atentos al desarrollo de sus hijos para poder detectar problemas o preocupaciones tempranamente. Finalmente, un consejo para los padres es el aprovechar el viaje de descubrimiento que realizan plasmado en preciosas ocasiones que seguramente recordarán de por vida.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿A qué edad empiezan a hablar los bebés? puedes visitar la categoría Educación y Aprendizaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir