Quantcast

Ave fénix, un ser mitológico que proporciona una enseñanza

Como muchos saben, las historias sobre hechos reales y fantásticos son muy hermosas y significativas para las personas, el ave fénix es una de ellas, al morir entre las llamas y renacer de las cenizas se habla de todo un acontecimiento y deja una sinfín de enseñanzas para la humanidad, mediante el siguiente artículo conocerás sobre esta hermosa ave.

Ave fénix

Ave fénix

La teología de los griegos asegura que el Fénix, es un pájaro de vida muy larga que habita en el mundo terrenal por muchísimos años, además, después de morir entre llamas, renace de las cenizas de sus ancestros. De acuerdo con la opinión de algunos, el fénix fallece en medio de una contemplación de fuego en una ignición, sin embargo, otras fuentes manifiestan que el pájaro mitológico muere y luego simplemente se descompone antes de volver a resucitar.

Existe un sinfín de  leyendas diversas con respecto a la vida del ave fénix, pero lo que sí se sabe con exactitud es que este hermoso animal vivió hace mucho tiempo, unos 500 años antes del resurgimiento.

Varios historiadores, geógrafos, poetas, escritores, religiosos y católicos de la mitología griega como lo fueron Lucano, Plinio el viejo, papa clemente, Heródoto, Ovideo e Isidoro de Sevilla, estos se encuentran entre los que han colaborado para el estudio y transmisión del conocimiento sobre el ave fénix.

En los tiempos pasados, Grecia y Roma aseguraban que el ave fénix habitaba en Fenicia, una pequeña población que se encuentra ubicada muy cerca del mediterráneo, llamado el Líbano moderno, esta es una pequeña localidad es muy conocida por su gran producción de tintes de color púrpura, extraído de conchas marinas y también por sus grandes exportaciones en el mar mediterráneo.

La actitud positiva en las personas es muy importante para salir adelante.

Ave fénix

En el repertorio histórico, el ave fénix podría representar la regeneración universal, así como lo el sol, el imperio, el tiempo, las consagraciones y la resurrección, la larga vida en el cielo o el paraíso, lo celestial, María, cristo, el hombre extraordinario y muchos más sobre la vida cristiana.

Mitología

El ave fénix sustentó varias opiniones religiosas de la existencia del más allá, pues este pájaro tan hermoso se desvanece para luego resucitar con toda la gloria que él merece.

Según la historia, esta ave contaba con unos dones muy extraños, como el hecho de que sus lágrimas eran medicinales y servían para sanar heridas, también poseía una fortaleza sobrenatural, control sobre el fuego, fuerza y resistencia física.

En el antiguo Egipto se le llamaba Bennu, ave relacionada con el río Nilo por su renacimiento, a la resucitación y al sol, en el país de Rusia las etnias antiguas le nombraban Anivia, esta era una hermosa Diosa que habitó durante muchos años esas tierras, una vez el mundo se creó, su aspecto reflejaba el de un ave envuelta en hielo, la cual se relaciona muchas veces con las grandes tormentas de hielo y nevadas e incluso al amparo.

El ave fénix ha sido una representación del cuerpo físico y espiritual, del dominio de las llamas, de la depuración y la inmortalidad, para los grandes investigadores y escritores como Heródoto, Plinio el viejo y Epifanio de Salamina, esta divina y sagrada ave recorría o viajaba a Egipto cada quinientos años y su lugar favorito para quedarse era la ciudad de Heliópolis, sobre su regazo reposaba el cadáver de su progenitor para que al morir pudiera descansar tranquilo en las grandes puertas del templo del sol.

Quizás la historia del ave de fénix pasó del mito egipcio a la historia grecorromana mediante personajes como Heródoto, quien relataba en sus leyendas que realizó un largo viaje a Egipto y conoció a muchos eclesiásticos.

Heródoto

El historiador y geógrafo Heródoto, de origen griego, pasó sus años en el plano terrestre entre el 484 y el 425 a.C, fue conocido como el creador de la historia. Según sus teorías, el ave fénix era otro de los pájaros sagrados que no solo había admirado, sino plasmado en cuadros por medio de pinturas, lienzos y pinceles.

Son aves muy extrañas y se pueden observar en muy escasas ocasiones, cuando sale a pasear ya casi con la puesta del sol, sin embargo, de acuerdo con la teoría de los Heliópolis esta majestuosa ave solo viaja a Egipto cada 500 años al saber sobre el momento en que muere su padre.

Ave fénix

Si en verdad su grandeza y conformación es como algunos la reseñan, su cuerpo es casi igual al de un águila y lo más hermoso del fénix son sus plumas de color dorado y carmesí. Tales son las maravillas que cuentan de ella, que para algunas personas resulta difícil creer q exista.

Para llevar el cuerpo de su progenitor desde los países árabes hasta las puertas del templo del sol, fábrica un gran cascarón de huevo de mirra sólido y tal es su fuerza, que lo puede trasladar sin ningún problema. Poco a poco va tallando un hueco en el huevo para meter el cadáver de su padre dentro, luego lo sella con otro poco de mirra y toma el mismo sobre sus hombros para trasladar a su querido padre a la puertas del templo del sol en la ciudad de Egipto.

Según cuentan las historias cristianas el ave fénix, habitaba en el vergel del paraíso y se alojaba en un hermoso rosal, en el momento que Adán y Eva fueron echados del paraíso con la espada del ángel que los exilio, de allí brotó una chispa que encendió el nido del ave fénix, lo que hizo que este ardiera en llamas, tanto su refugio como ella.

Por ser el único animal que rechazó la fruta del paraíso, Dios decidió otorgarle varias ofrendas, una de ellas era el don de la luz y el incendio o llamas, además de la inmortalidad, dándole la posibilidad de renacer de sus cenizas cada cierto tiempo.

Cuando era el momento de partir, realizaba un nido de plantas aromáticas y especias, colocaba un solo huevo que incubaba por tres días y en el día número tres, el ave fénix ardía en llamas, se quemaba todo y al reducirse solo a cenizas, revivía del huevo la misma ave, constantemente única y eterna, esto sucedía cada 500 años.

Clemente de Roma

Según el cristiano Clemente de Roma, existe un pájaro llamado el ave fénix, que es el único que existe en todo el mundo y su tiempo en la tierra es de un máximo de 500 años, cuando al fin llega la hora de su disipación y le toca fallecer, se fabrica el mismo un ataúd en forma de huevo de mirra, incienso y otras especies, en donde entra ya al alcanzar el máximo de su tiempo de vida y muere.

Sin embargo, después de que la carne se daña, se origina una larva y que se alimenta de la humedad del cuerpo en descomposición del ave fallecida, posteriormente le salen alas. Luego de haberse desarrollado por completo, la misma se monta en el ataúd donde se encuentran los restos de su padre, se la hecha a los hombros y los traslada desde Arabia hasta Egipto a un sitio que se llama la cuidad del sol.

Los deja allí y luego se va de regreso, siendo así, los sacerdotes aseguran que después de haber estudiado estos viajes realizados por el ave fénix, se dieron cuenta de que el viaje ocurría cada 500 años.

San Ambrosio

Según el obispo San Ambrosio de la ciudad de Milán, el ave fénix fallece consumida por los rayos del sol, luego se convierte en cenizas y después revive de ellas, luego de quemarse su cuerpo con las llamas, nace un diminuto animal sin alas, parece un larva de color blanco que se va desarrollando y habita dentro de un huevo ovalado, tal cual sucede con las orugas que se transforman en mariposas.

Quizás te interese saber sobre ejercicios de relajación.

Luego de echar la plumas de tan bellos colores, se transforman en una hermosa ave que se la pasa volando por el cielo lleno de estrellas que iluminan el firmamento. En el tiempo del reinado del emperador Claudio, supuestamente lograron encerrar a un ave fénix en Egipto y luego fue llevada a Roma. Allí, el mismo emperador ordenó que se exhibiera delante de todos, pero nadie le prestó la más mínima atención.

Claudio Claudiano

Este fue uno de los más grandes poetas Romanos y según su teoría el ave fénix es muy semejante a los Dioses celestes y combate con las estrellas en su manera de vivir, triunfa en el curso del tiempo con el revivir de sus miembros, no puede saciar su hambre comiendo, ni apaga su sed con ninguna fuente de agua.

Según la mitología china, el ave fénix es propia del Fenghuang,  aunque no tiene ningún parecido con el pájaro que fue llamado el fénix chino por algunas personas de occidente. Sus rasgos son el cuello un poco largo como el de la serpiente, el cuerpo similar al de un pez y la parte de atrás como una tortuga, lo que en conjunto representa al yin y el yang.

Deja un comentario