¿Cómo son las Pulgas?

¿Qué son las pulgas? A lo largo de la historia, las pulgas han sido una de las plagas más publicitadas y reconocidas. Esto se debe a que han sido infestadas por humanos y animales desde hace miles de años. Son una gran molestia para las mascotas y sus dueños, pero más allá de eso, ¿sabemos realmente todo lo que hay que saber sobre ellas? En este artículo vamos a profundizar en una de las preguntas más comunes y desconcertantes sobre la naturaleza de estos pequeños parásitos: ¿Cómo son las pulgas? Aquí exploraremos la biología, los hábitos alimenticios y las formas en las que los humanos han tratado con las molestas pulgas a lo largo de la historia.

Temas de Este Manual

1. ¿Qué son las Pulgas?

Las pulgas son parásitos muy comunes en los perros y gatos. Estos insectos procuran su alimento dentro de los pliegues y hendiduras de la piel del animal. El principal alimento de estos parásitos es la sangre de su huésped. Dependiendo de la especie, una hembra puede poner cientos de huevos en el lugar en que se alojó; de ahí el motivo por el cual esta clase de parásitos se expanden rápidamente en la piel de los animales.

Es consabido que las pulgas se alojan en la parte superior del pelaje del animal, luego bajan hasta llegar a los pliegues de la piel del abandonar. Una vez allí se alimentan con la sangre de su huésped, lo que causa enojo entre el animal affectionado. Las pulgas adultas pueden incluso saltar considerablemente para alcanzar una fuente alimenticia.

Estos parásitos tienen una estructura resistente, lo que les permite instalarse con facilidad en animales y humanos, son capaces de permanecer en el cabello progenitor hasta estar completamente desarrolladas, alcanzando el tamaño tradicional para una pulga. Las pulgas se pueden aplastar con facilidad entre los dedos, son de color café y tienen una estructura de cuerpo alargado. Ambos adultos y crías se alimentan de sangre sólida y líquida de sangre.

También te puede interesar  Perros de Alerta Médica

2. ¿De dónde vienen las Pulgas?

Las pulgas son insectos parásitos hexápodos de varias familias diferentes, específicamente ectoparásitos. Estos pequeños animales se alimentan de la sangre de los mamíferos, que son hospedantes del parásito. Las pulgas suelen depositar sus huevos y capullos en el hogar y otros lugares frecuentados por el huésped, como un jardín, una habitación, una sala de estar, una cocina, una granja con animales domésticos, etc.

Las pulgas son extremadamente adaptables, lo que explica por qué se encuentran en casi todas partes. Algunas veces las larvas pueden permanecer en un lugar durante largos periodos de tiempo hasta que un hospedador pase cerca y los adultos se alimenten y depositen huevos. Por tanto, hay varias formas en las que las pulgas pueden entrar en una casa. Se pueden transmitir a través de objetos, como ropa, muebles, animales, plantas e incluso por la ventana.

Muchas veces las pulgas habitan las casas sin ser detectadas. Debido a sus tamaños pequeños, son difíciles de detectar a simple vista. Esto normalmente causa que las infestaciones de pulgas se mantengan varios meses antes de ser detectadas. Es por eso que es importante que una persona esté siempre alerta a la presencia de pulgas en su hogar para evitar infestaciones graves.

3. Los Diferentes Tipos de Pulgas

Las pulgas pueden parecer pequeñas tanto para el ojo humano como para los animales a los cuales alimentan, pero hay una gran cantidad de tipos diferentes. Estas son algunas variedades, con sus nombres científicos y algunos detalles de sus vidas:

Ctenocephalides felis: Esta es la pulga más común de los gatos y los perros, aunque también se la puede encontrar en otros peludos miembros de la familia. Esta pulga es mucho más grande que la mayoría de los otros tipos, con más de un milímetro de largo. Para alimentarse, estas pulgas se alimentan del fluido sanguíneo de sus anfitriones. También les encanta saltar, por lo que es posible verlas en el aire cuando son molestas.

Pulex irritans: Esta pulga en particular se encuentra con mayor frecuencia en los humanos, aunque podría ser fácilmente transferida de un animal de compañía a su dueño. Esta es la clásica pulga saltona, capaz de saltar a hasta 30 cm y moverse con rapidez y agilidad, siendo una de las más difíciles de atrapar. Estas pulgas también alimentan sangre humana cuando están cerca de los anfitriones.

Xenozpontes cheopis: Esta es una de las variedades de pulga menos comunes, usualmente encontrada en el ambiente rural de muchos países. Esta pulga se alimenta exclusivamente de aves, convirtiéndose en un parásito más peligroso para los pájaros. Estas pulgas también se clasifican como una de las más difíciles de eliminar, debido a su resistencia a muchos productos químicos.

También te puede interesar  ¿Qué comen las lagartijas?

4. Los Daños Causados por las Pulgas

Las pulgas son insectos sin alas con una paletas espinesa. Son parásitos ectoparásitos, lo que significa que se alimentan de los fluidos corporales de los otros organismos para sobrevivir. Como resultado, las pulgas pueden causar incomodidad y posibles daños a nuestra salud y a los hogares.
Las pulgas lesionan a los humanos provocando picazón, reacciones alérgicas y otras enfermedades e infecciones. La alergia a las picaduras de pulgas generalmente causa enrojecimiento de la piel, picazón, sarpullido, cocear y en ocasiones inflamación. Si las picaduras son graves, el afectado necesitará ciertos medicamentos para reducir la irritación y calmar la picazón.
Las pulgas también lesionan los animales domésticos, dependiendo del nivel de infestación. Inicialmente, los síntomas en los animales son picazón inconsolable e inflamación. Si el infestación llega a un nivel alto, los animales se pueden ver afectados por edemas, anemia, el pelaje perdido y dermatits. Las pulgas infestadas también transmiten enfermedades a los animales, incluyendo garrapatas, gusanos y enfermedades de la sangre.
Las pulgas también son sensibles al entorno de los hogares. La actividad de las pulgas puede llegar a ser tanta que llegue a ser percibida como vibraciones en las paredes. Las heces fecales de las pulgas también son perjudiciales para la salud. Las heces doradas o negro están llenas con enzimas bacterianas que pueden causaren alergia al respirar. Estas enfermedades se denominan aroma de polvo pulverizado y se puede manifestar con nariz tapada, irritación en los ojos y problemas respiratorios.

5. Métodos de Prevención para Evitar los Daños de las Pulgas

Existen numerosas técnicas que pueden ayudarnos a prevenir los daños que causan las pulgas en nuestras casas. La primera de ellas consiste en mantener nuestro hogar limpio y siempre con el jardín en orden. Cuidar la suciedad y la humedad puede desalentar el desarrollo de estos pequeños organismos.

También te puede interesar  Feromonas: ¿Qué son y cómo Intervienen en el Comportamiento Animal?

Es importante para la salud evitar los focos infestados de pulgas en nuestro domicilio. Así que se deben proceder a un tratamiento que elimine el problema en forma definitiva. Para hacerlo es necesario seguir instrucciones de los nuevos productos en el mercado para la eliminación de pulgas. Estos cuentan con sustancias químicas específicas para acabar con los desarrollos no deseados.

Por último, es recomendable alimentar bien a los animales domésticos para disminuir el riesgo de la infestación. Esto se debe a que las pulgas se alimentan del sangre de estos y se vuelve un ciclo imposible de romper. Si hay animales en la casa, se deben llevar a cabo tratamientos periódicamente para mantenerlos saludables.

6. Remedios de Tratamiento contra las Pulgas

1. Utilización de fármacos antiparasitarios: Es uno de los tratamientos más efectivos para eliminar los ácaros de pulgas. Se recomienda el uso de vitaminas, productos agrícolas o productos veterinarios específicos, siempre tomando las precauciones y seguir las instrucciones.

2. Utilización de remedios naturales: El uso de productos naturales, tales como orégano, té de canela, infusión de romero, aceite de neem, etc. son una buena opción para tratar la infestación de pulgas. Estos productos, combinados con el baño frecuente y el cepillado, proporcionarán buenos resultados.

3. Utilización de productos comerciales: Existen numerosos productos comerciales para tratar el problema de las pulgas. Se recomienda el uso de productos autenticados y probados, como los aerosoles, lociones, trampas, trampas de polvo y tabletas. Hay que tener en cuenta que el uso prolongado puede afectar negativamente la salud del animal. Las pulgas son una de las plagas más comunes a las que se enfrentan humanos y animales. Su vida media es corta, unos dos años, pero durante ese tiempo, pueden causar un gran daño. Afortunadamente, hay muchos métodos para prevenir y combatir este problema. Siempre es importante estar preparado y ejercer precaución para evitar mayores daños.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Cómo son las Pulgas? puedes visitar la categoría Animales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir