Cuentos Cortos de Navidad, una amplia gama de ellos

La Navidad es una de las festividades más divertidas y familiares que existen, y una buena manera de enseñarles a los más pequeños de la casa a comprender el amor y el espíritu navideño que existe en ese momento es leerles Cuentos Cortos de Navidad, pasando no solo un rato agradable sino también familiar.

Cuentos cortos de Navidad

Aquí te presentaremos una amplia gama de cuentos cortos de Navidad, que le enseñaran a los más pequeños de la casa la importancia de ciertos valores y de sentimientos que hacen de una persona más comprensiva y amar al prójimo, poniendo no solo a los niños a autoanalizarse sino también a los adultos, pasando un rato libre en familia y divirtiéndose aprendiendo, entre las historias que se van a mencionar encontramos:

El hombre de jengibre

Este es uno de los cuentos cortos de Navidad muy interesante, debido a que la protagonista es nada más y nada menos una galleta de jengibre, esas que no pueden faltar en Navidad, por lo que esta historia está inspirada en ellas, comienza así:

Hace mucho tiempo, un muñeco de jengibre es cocinado, por lo que luego sale corriendo mientras se burla de todos lo que se encuentra en el camino. Sin embargo, al poco tiempo, se encuentra con un astuto zorro que le tiende una trampa con la finalidad de comérselo. Después de distraerlo y fingir que lo va a ayudar, logra comérselo.

Una lección para Jaime

Esta historia está inspirada en la necesidad de enseñarle a los niños que no todo lo importante son regalos que se encuentran debajo del árbol de Navidad, sino los valores navideños que son vitales para evitar que existan las conductas caprichosas que hacen que el espíritu navideño desaparezca, entre ellas encontramos esta historia que trata de:

Jaime un niño que desea que Santa Claus le traiga muchos regalos sin que le importe que los otros niños se queden sin ningún regalo. Sus padres preocupados por las actitudes que su hijo estaba tomando, deciden hablar con Santa Claus con la finalidad de que les ayude a darle una lección a Jaime.

Al poco tiempo, el niño no tardo en aprender la importancia de disfrutar la Navidad en familia, y de que todos merecen un regalo de navidad.

La niña de los fósforos

Esta es una historia creada por Hans Christian Andersen con una triste moraleja, la historia trata de una niña la cual tenía unas cerillas, y mientras trataba de resguardarse del frío que había en ese invierno, va encendiendo todas las cerillas que tiene hasta que se le acaban.

La moraleja de esta historia es que hay que ser compasivo con aquellas personas que tienen menos suerte y que no nacen con las mismas condiciones que nosotros.

Cambio de planes

Esta es una historia que gira en torno en que las cosas no siempre salen como lo teníamos planeado, pero pese a los problemas siempre se puede hacer algo para cambiarlos.

Este cuento corto, trata de la familia de Carla y de Daniel, quienes debido a que su carro se había averiado pensaron que su Navidad se había arruinado, sin embargo, a causa de que el carro se averió pudieron conocer a Javier y Ana, dos niños que no tenían el dinero suficiente para comprarse abrigos nuevos que los cubrieran del duro invierno.

Te puede interesar:  El gato y el ratón, historia que cautivará a tus chicos

Este es uno de los cuentos cortos de Navidad que habla sobre la importancia de ser siempre generoso, y más a los que lo necesiten.

Caos mágico

Esta historia se centra en los días antes de que llegue la Navidad cuando Santa Claus, los renos y todo el equipo de elfos, hadas y los demás seres mágicos trabajan duro para que todo salga bien la noche de Navidad.

La razón de esto es simple: quieren que todo salga bien y que ninguno de los niños se quede sin regalo. Sin embargo, esto genera mucho esfuerzo, cansando de trabajar sin descanso y olvidándose de lo más importante de la Navidad que es la felicidad de los más pequeños de la casa. Si te gusta saber mas sobre niños y como cuidarlos te recomendamos Causas del Bullying.

Esta es una de los cuentos cortos de Navidad tiene una moraleja sumamente importante para el espíritu navideño, debido que hará reflexionar a tus hijos sobre lo primordial de la Navidad, que no es más de recibir regalos, sino que es el amor, cariño y la magia navideña y que estos elementos lleguen a todos los rincones del mundo.

Cuento de Navidad

Este es un de los relatos más conocidos que existen en el mundo navideño, ya que fue escrito por Charles Dickes y gira en torno a Mr. Scrooge, un señor avaro que hará reflexionar no solo a los niños sino a los más adultos sobre la importancia de ser bueno y de ayudar a las personas que nos rodean.

Este cuento trata de Mr. Scrooge quien es visitado por diferentes fantasmas, el fantasma del pasado; el fantasma del presente; y el fantasma del futuro. Dándose cuenta de lo miserable que era hasta que empezó a comportarse con bondad, logrando ser muy feliz.

Castañas pasadas por agua

Este es uno de los cuentos cortos de Navidad más bonitos que existen, el cual transmite una enseñanza muy linda y necesaria para todos los niños y niñas del mundo, esta trata de aprender a ponerse en el lugar de los demás y ayudarles cuando tengan algún tipo de dificultad.

La historia se centra en la señora Rabbit que era la castañera de la aldea de Animaland, cuando un día empezó a llover tanto que las castañas corrieron el riesgo de dañarse. La señora estaba tan preocupada porque iba a dejar a sus vecinos sin sus respectivas castañas en Navidad.

Hasta que la familia Bird pasaba por ahí y en conjunto de todos, lograron “echarle un ala” y así salvar las castañas para Navidad.

El arbolito de Navidad

Esta es una historia que la podemos relacionar a los niños con la bondad y la esperanza debido a que trata sobre un familia que era muy pobre para poder divertirse en Navidad, por lo que deciden cortar varios árboles y venderlos.

Con el tiempo nadie quiso comprarlos, por lo que decidieron regalárselos a aquellas familias que tampoco tenían dinero suficiente para comprárselas. Más tarde fueron gratamente sorprendidos porque alguien les regalo un hermoso abeto navideño así como también les regalaron comida navideña. La moraleja de esta historia es que si la persona hace bien le va a ir bien, y en este caso serán recompensadas.

cuentos cortos de navidad

La brújula de Santa Claus

Este es uno de los cuentos cortos de Navidad favoritos de los más pequeños, y va así:

Te puede interesar:  Cuentos Cortos Mexicanos, Interesantes Relatos y Más

La historia se desarrolla un 24 diciembre en el Polo Norte. Ese día los elfos (ayudantes de Santa Claus) envolvían los últimos regalos que les faltaban.

Mientras tanto, Santa Claus se encontraba subiendo el trineo que era tirado por sus seis renos, entre ellos Rodolfo, su reno con la nariz roja.

Luego de montar todo,  cogió las riendas del trineo y les dijo a sus renos: “Levantad el vuelo, que estar noche llevaremos regalos a cada una de las familias del mundo”.

Mientras viajaban se encontraron con las estrellas fugaces y con las auroras boreales, pero cuando iba a comprobar la brújula, se dio cuenta de que estaba estropeada y dijo: “¡No puede ser era la única brújula que me quedaba!

Por lo que Rodolfo se acercó a Santa Claus y le dijo: “No te preocupes, todo saldrá bien, con mi nariz roja podremos llegar a los lugares porque podemos ver en la oscuridad”.

Y fue así que siguieron su camino y aunque a Rodolfo se le complico un poco el ubicarse en el trayecto de la noche, logró dirigir el trineo de manera acertada debido a que su sueño por esta noche era muy grande, pues tenia que salvar la navidad.

Cuando finalizo la noche, Santa Claus exclamó: “¡Uf que noche tan maravillosa, estoy cansadísimo pero logramos darle todos los regalos a los niños! Mientras miraba a los renos les dio las gracias. En eso Santa Claus volvió a decir: “Rodolfo guíanos de vuelta a nuestro hogar”, haciendo lo que le pidió llegaron muy rápido.

Cuando llegaron descubrieron que en la puerta había un pequeño regalo para cada uno de ellos, y mientras Santa lo abrió se rió fuertemente y dijo: “Gracias por esta hermosa brújula, pero tengo algo mucho mejor”, y en eso llamó a Rodolfo, este se acercó y le dio con el hocico en la barriga.

Fue desde ese mismo momento, en el que ambos descubrieron que  se habían convertido en amigos inseparables, un regalo inesperado pero inestimable. Si te gustan las leyendas y eres fanático de los cuentos; entra en Fábulas de Esopo.

cuentos cortos de navidad

El plan de Alonso

Uno de los cuentos cortos de Navidad lleno de compañerismo, amor, cariño y comprensión uno del otro, y comienza así:

Hace mucho tiempo, en un 24 de diciembre, hacía muchísimo frío, ese día era considerado el más frío del año.

Mientras Santa Claus se encontraba preparando los regalos para poder distribuirlos por todo el mundo. Todos los encargados de Santa se mostraban muy nerviosos, ya que trabajan sin parar para que estuviera todo perfecto para esa noche tan mágica y llena de ilusión.

Sin embargo, ninguno había visto a Santa Claus en toda la mañana, hasta que de pronto aparece con la cara muy muy blanca y seria, él pidió silencio y dijo de manera triste y lenta: “Este año los niños no van a tener regalos de Navidad”

Los elfos asustados se pusieron a gritar todos a la vez, algunos diciendo “No puede ser” y otros “¿Que va pasar con los niños? Fue en ese momento en el que Santa Claus les dijo que no se encontraba muy bien, ya se había mareado y no podía montarse en el trineo en ese estado.

Luego de decir eso se fue. Los elfos no sabían qué hacer y ninguno de ellos se atrevía a montar el trineo porque eran muy pequeños pero sabían que si no repartían regalos, esa Navidad se iba a convertir en la Navidad más triste de la historia.

Sin embargo, el elfo más joven del grupo de nombre Alonso, se le ocurrió una gran solución del problema, para eso todos los elfos tenían que trabajar en grupo y muy bien coordinados.

Te puede interesar:  Descubre El Cascanueces, cuento tradicional navideño

El plan consistía en ir en el trineo en varias posiciones: cuatro de ellos iban a estar en las riendas, otros tres en los pedales, con otros tres ordenando los regalos  y dos en la parte más alta para mirar y dirigir el trineo.

Tenían mucho miedo, pero no había otras alternativas, pero ellos sabían que lo más importante era estar unidos. Por lo que con mucho cuidado cargaron los regalos en el trineo y se posicionaron.

Luego y con un poco de dificultad llegaron a su primera casa, y descendieron por la chimenea dejando los respectivos regalos en la parte inferior del árbolito.

cuentos cortos de navidad

En la mañana todos los niños y niñas descubrieron que sus regalos estaban debajo del árbol. Mientras que en el Polo Norte, Santa Claus se acercó a la fábrica y se dio cuenta de que todos los regalos habían sido repartidos, se emocionó completamente y comprendió la importancia del compañerismo.

El perrito de Navidad

Hace mucho tiempo, existió un perro que había sido abandonado, vivía muy triste y estaba solo porque nadie lo quería. Él era el más feo de todos sus hermanos, ya que ningún niño lo había querido adoptar.

Cada día que pasaba comía lo que encontraba en la calle, y siempre tenía miedo, porque los niños que vivían por ahí a veces le tiraban piedras.

Sin embargo, un día, se encontró con unos señores que tenían unos trajes muy llamativos y parecían que tenían bastante comida, y aparentaban que eran buenas personas, por lo que se puso a seguirlos.

Pasaron montañas, desiertos, bosques y ríos. El perrito se iba cansando cada vez más y se preguntaba cuando iban a llegar a la casa esos señores. En algunos momentos pensaba que esos señores se habían perdido porque no sabían a donde seguir, hasta que veían una gran estrella en el cielo y se ponían a seguirla.

cuentos cortos de navidad

Hasta que una noche, llegaron  hasta un pueblo que era pequeño, y al final, llegaron a una casa que estaba un poco rota, pero encima de esta se encontraba la estrella que tanto habían seguido.

Al entrar a ella, se encontraron con una señora muy bella y con un señor que tenía una gran barba, pero cuando más se fijo había una cuna hecha de paja y en el había un pequeño niño que no paraba de llorar.

El perrito se dio cuenta de que mucha gente entraba y les dejaban cosas en el suelo, como pan, frutas, mantas, sin embargo, el pequeño niño seguía llorando. Luego vio a los tres hombres que había seguido darles sus regalos pero el niño seguía sin dejar de llorar.

Los padres del niño estaban muy preocupados, por lo que el perro lentamente se acercó con mucho cuidado a la cuna y le puso el hocico encima moviendo la cola. José que era así como se llama el padre del niño que lloraba, lo iba a echar de allí.

Hasta que de pronto el niño miro a los ojitos del perrito, dejo de llorar y causando una conmoción se puso a reír, y reír.

El perrito se dio cuenta de que por fin tendría una familia de verdad mientras que el niño sintió que el perrito era el mejor regalo que había recibido.