Prevención de Accidentes en la Escuela, Muchos Tips

Algunas de las características que distinguen a todos los niños es su curiosidad, dinamismo, creatividad e ingenio. Cuando combinamos todos estos factores, tenemos niños traviesos y un poco descuidados. Haciéndolos propensos a lastimarse de distintas formas, siendo la escuela el lugar propicio para muchas aventuras y accidentes. Por este motivo, en el artículo de hoy hablaremos sobre la Prevención de Accidentes en la escuela.

Prevención de Accidentes en la Escuela

Los accidentes en la escuela se dan de manera natural y rutinaria. De forma que no hay una fórmula mágica que los evite. Por ende, lo mejor que se puede hacer es idear estrategias de prevención, donde se hable con los niños sobre los riesgos de jugar juegos violentos e instrucción sobre que deben hacer cuando estén frente a un accidente. Ya que aunque se encuentren en la escuela, puede que no estén con un profesor o adulto cerca.

Además de este artículo sobre la prevención de accidentes en la escuela, te invitamos a leer: Prevención de accidentes en el hogar, que también es otro lugar que no es la excepción en cuanto a haber riesgos.

Otras medida bastante útil, es el uso de normas por parte de los docentes, donde restrinjan y limiten las actividades que puedan ser peligrosas para lo niños. Estas normas se pueden imprimir y colocar en los sitios de esparcimiento como en los pasillos y el patio de recreo, pero también es importante tenerlo dentro del salón.

Algunas de las normas que puedes implementar para la prevención de accidentes en la escuela son:

  • No correr en los pasillos.
  • No subir y bajar corriendo por las escaleras, ni tampoco utilizar las escaleras para jugar.
  • No jugar con las puertas y las ventanas abriéndose o cerrándose. De esta forma se evita que algún niño se maltrate un dedo o extremidad del cuerpo.
  • Evitar saltar encima de las mesas, pupitres, bancos, sillas, etc.
  • No jugar con las tomas de corriente o enchufes, ni introducir los dedos u objetos extraños.
  • No correr ni reír con la boca llena de comida. De esta forma se previene posibles asfixias.
  • Evita jugar bajo la lluvia y correr en superficies que se encuentren mojadas.
  • No utilizar objetos filosos como tijeras, lápices, lapiceros o crayones para jugar, ya que pueden herir y lastimar a algún compañero de clase.
  • No lanzar objetos al resto de tus compañeros.
  • Utiliza zapatos que posean una suela antiresbalante.
  • No realizar juegos violentos con tus compañeros que inciten al odio o a la violencia.

Otra estrategia que resulta bastante efectiva en las escuelas, consiste en hacer jornadas de seguridad. Haz talleres, foros y actividades que fomenten el uso de las normas de seguridad. Trata que sean los más dinámicas e interactivas posibles, para que sean atractivas para los niños.

También puedes invitar a personas relacionadas con las seguridad y el área de la salud, como médicos o bomberos. Para que den charlas donde conciencien a los niños sobre la seguridad en la escuela y las consecuencias de los accidentes que se pueden presentar.

Igual de importante es educar a los niños sobre los accidentes más comunes que se pueden presentar en la escuela. Instruirlos para que sepan que es una quemadura y cuales son los primeros auxilios a aplicar. Lo mismo en caso de esguinces, cortes, golpes en la cabeza, etc. El conocimiento no evitará que los niños sufran golpes, caídas o heridas; pero si mejorará el tiempo de reacción y les permitirá tener una noción sobre como deben actuar ante cualquier tipo de accidente.

Accidentes Más Comunes en la Escuela

Durante su infancia, la escuela es el segundo hogar de los niños y adolescentes, donde en algunos casos llegan a pasar más tiempo que en su casa. Por ende, es natural que en estos espacios los niños sufran alguno que otro accidente, sobre todo cuando tienen la libertad en sus momentos de esparcimiento; correr, brincar, saltar y hacer todo tipo de actividades que pueden favorecer que se hieran de alguna manera.

Es responsabilidad, tanto de los docentes como de las instituciones académicas, el garantizar el bienestar físico y emocional de los niños, permitiendo que se desenvuelvan en entornos seguros.

Para ello, el estado debe emitir normas de seguridad e idear estrategias y campañas de prevención. Las entidades académicas son responsables de garantizar espacios adecuados para los niños; y los docentes y el resto del personal del colegio, deben velar para que los niños sigan todas las medidas de seguridad.

En todo caso, todas estas medidas solo sirven para disminuir el número de accidentes, ya que al final del día, es imposible que haya una escuela donde un niño nunca se de un mal golpe, se tropiece, etc. Así que es importante conocer cuales son los accidentes más comunes que se dan en la escuela para poder idear estrategias adecuadas de prevención.

Dicho lo anterior, te dejamos con una lista de los accidentes más comunes que se dan en la escuela junto con algunas indicaciones para tratar cada situación:

Los Raspones

Sin duda es el tipo de accidente más común, ya que no se requiere de mucho para maltratar la piel lo suficiente para generar un raspón. Es frecuente que ocurra cuando los niños realizan cualquier tipo de actividad física, ya sea correr, algún juego o practicando deportes. Además, se pueden presentar en cualquier parte del cuerpo: rodillas, piernas, brazos, cara, etc.

Por lo general no suelen ser muy graves y su tratamiento es bastante sencillo. Basta con limpiar la herida y aplicar en la zona maltratada algún cicatrizante. Aunque hay casos donde se puede tener algún objeto clavado.

Si esto ocurre, lo mejor es trasladar al niño a un centro de salud para que reciba los tratamientos adecuados. Otra complicación de algunos raspones, es cuando comienza a fluir demasiada sangre de la herida. En esos casos, se debe parar el sangrado obstruyendo con alguna venda y llevar al niño a un centro de salud.

Sangrado Nasal

La causa de este accidente en la mayoría de los casos, consiste en algún golpe que recibe el niño en la zona de la nariz. Puede ser debido al impacto con algún objeto, un choque con una pared u otro niño, etc. Es común que ocurra cuando se practica algún deporte.

Lo primero que hay que hacer en estos casos es mantener la calma e intentar tranquilizar al niño. Una herida en la nariz por pequeña que sea puede emanar mucha sangre, lo cual suele alterar bastante a los niños, principalmente a la víctima.

Puedes decirle a la víctima que se siente (no le digas que se acueste) y que incline la cabeza hacia adelante. Muchas personas por instinto inclinan la cabeza hacía atrás, pero esto es un error porque el niño puede tragar su sangre y provocar que la vomite. Dile que respire por la boca y que escupa toda la sangre que vaya a su boca.

Luego, deberá hacer presión en la parte blanda de su nariz con fuerza por unos diez minutos. De esta forma se evitará el sangrado al permitir que la sangre se coagule en la herida. Debe evitar colocar pañuelos, gasas o cualquier otro material para tapar el orificio. Una vez que el sangrado pare, debes indicarle al niño que no podrá continuar realizando la actividad que estaba haciendo (en caso de que sea algún deporte o actividad física). Tampoco podrá carga peso por un rato.

PREVENCIÓN DE ACCIDENTES EN LA ESCUELA

Esguinces

Este tipo de lesiones se dan casi en su totalidad cuando el niño esta realizando alguna actividad física y realiza un movimiento que genera un desplazamiento inusual de alguna articulación, deteriorando los ligamentos. Si un niño presenta un esguince, debe ser evaluado por un médico. Por ende, si te encuentras en presencia de un niño con un posible esguince, lo mejor que puedes hacer es inmovilizar la extremidad afectada y conducir al niño a un centro de salud.

Fracturas

Son similares a los esguinces para los niños porque impiden el movimiento natural de alguna extremidad, generando mucho dolor en la victima. La diferencia, es que en estos casos el área afectada son los huesos. Ya que la fractura implica la ruptura de algún hueso del cuerpo. Por lo general, las más frecuentes se dan en el tobillo, en el codo, la tibia, y el antebrazo.

Este tipo de heridas son muy comunes en la escuela y los planes de prevención suelen girar en torno al equipamiento que los niños deben utilizar al realizar actividades de alto riesgo. Respecto a su tratamiento, se debe proceder de igual forma que con un esguince. Se debe inmovilizar el área afectada y trasladar al niño a un centro de salud.

Por otro lado, se puede discriminar la fractura del esguince porque el malestar de la fractura es mucho más intenso y el más mínimo movimiento del área afectada genera mucho dolor en el niño. Con el esguince si bien hay dolor, se tiene un mayor nivel de movilidad.

PREVENCIÓN DE ACCIDENTES EN LA ESCUELA

Quemaduras

No son tan comunes como otras afecciones, pero aun así, se pueden presentar en la escuela. La causa principal es el contacto de la piel con líquidos calientes. Puede ocurrir por ejemplo, que un niño derrame café caliente en alguna parte de su cuerpo.

Dependiendo de la gravedad de la quemadura se debe atender de diferentes formas:

  • Si es una quemadura pequeña de primer grado, donde el área afectada queda enrojecida. Es aconsejable tratar el dolor colocando paños con agua fresca encima lo más rápido posible por un período de tiempo de unos 15 a 20 minutos. Después se puede aplicar alguna crema para tratar las quemaduras.
  • En caso que la quemadura sea de segundo o tercer grado (se detecta por la presencia de burbujas en la piel o porque la piel se comienza a desprender del cuerpo), se debe colocar paños de agua fresca en la herida con mucho cuidado, evitar colocar cremas frías o líquidos con temperaturas muy altas lo más rápido posible y llevar al niño a un centro de asistencia médica.

Uno de los consejos más importantes que debes tomar en cuenta para cada tipo de accidente, es buscar calmar al niño. En el caso de las quemaduras graves, el dolor es bastante intenso y constante, al punto de agobiar al niño. Así que enfócate en el niño. Habla con él, consuelalo e indícale que la ayuda ya esta en camino.

Si te ha gustado este artículo sobre la prevención de accidentes en la escuela, deberías leer también: 50 Frases de Motivación para Niños.

Luxaciones

Es el nombre que recibe la separación de dos huesos que están conectadas a una misma articulación. Al igual que las fracturas, se dan con bastante frecuencia en los niños. Cuando esto ocurre, la zona afectada se suele inflamar bastante y generar mucho dolor al niño.

Asfixias

Los casos de asfixia se suelen presentar con mayor frecuencia en niños pequeños, debido a que se llevan a la boca algún objeto que termina por tragar y obstruye su vía respiratoria. Aunque también se puede dar el caso con alguno alimento.

Si estás en presencia de un niño con asfixia:

  • Permite que tosa repetidas veces (ya que es la manera natural del cuerpo para expulsar el objeto atragantado).
  • No introduzcas los dedos para retirar el objeto, ya que puedes empujarlo más adentro. Aunque puedes hacerlo en aquellos casos donde estés 100% seguro de que podrás hacerlo de manera sencilla.
  • Solicita asistencia médica de inmediato. Si la tos se empieza a debilitar, traslada al niño lo más rápido posible a un centro de asistencia médica.

PREVENCIÓN DE ACCIDENTES EN LA ESCUELA

Traumatismos en la Cabeza

Los traumatismos en la cabeza no son otra cosa que golpes fuertes en la cabeza. Lo cual, cabe destacar, pueden llegar a ser bastante peligroso en algunos casos debido, a que un golpe en la cabeza implica que el cerebro del niño está recibiendo un impacto.

Son bastante comunes en los niños y los adolescentes, de hecho; el 50% de los traumatismos en la cabeza se producen en jóvenes menores de 15 años de edad. Por otro lado, suelen ser más peligrosos mientras es más pequeño el niño y mientras más potente sea el golpe, ya que su sistemas nervioso central aun no se ha terminado de desarrollar. Además, se dan en la superficie de la cabeza formando heridas, hematomas o lesiones más complejas.

En casos de lesiones graves, donde el niño tenga una pérdida de consciencia, se debe evitar mover el cuello del niño. Ya que no se sabe si el golpe también afectó su columna vertebral. De igual forma, si el niño comienza a presentar pérdidas de consciencia, somnolencia, visión borrosa, vómitos, dolor de cabeza intenso, dificultad para hablar o síntomas similares, se debe trasladar al niño a un centro de salud inmediatamente.

PREVENCIÓN DE ACCIDENTES EN LA ESCUELA

NOTA: La información de este artículo es netamente de carácter informativa y aconsejamos no llevar a cabo procedimientos médicos o de primeros auxílios si no está preparado profesionalmente para ello.

Si te ha gustado este artículo sobre la prevención de accidentes en la escuela, te invitamos a leer: Derecho a Tener una Familia.

Deja un comentario


ParadaCreativa Manual
Descubrir Online Manual
IK4 Manual
Seguidores Manual
MiBBMeMima Manual
Tramitalo Manual
Minimanual Manual
Un Como Hacer Todo Manual
Tarabu*
Ejemplos NXt Manual
GamingZeta Manual
LavaMagazine Manual
TipoRelax Manual
Trucoteca Manual
ZonaHeroes Manual
TipoRelax Manual