Quantcast

Proyecto ecológico de reciclaje: reutilizar papel

En esta oportunidad te ofrecemos un proyecto ecológico de reciclaje que será muy útil en instituciones educativas de todo nivel, comunidades organizadas y cualquier otro ente donde se utilice papel.

¿Qué es un proyecto ecológico?

Se considera proyecto ecológico a un conjunto de actividades que han sido pensadas para alcanzar ciertos objetivos específicos, los cuales impactan de manera directa o indirecta en nuestro entorno y por lo tanto pueden beneficiar al planeta.

Todo proyecto requiere pasar por tres fases: planificación, ejecución y evaluación, durante las cuales se materializa una idea y se ponen en marcha las acciones que tendrán efecto sobre el ambiente. Asimismo, se analizan las estrategias para medir su efectividad y dar continuidad a las mismas o replantearlas para ampliar su alcance.

¿En qué consiste el reciclaje?

Reciclar consiste en darle una utilidad adicional a los objetos que habían sido destinados a un fin en específico, con el objetivo de aprovecharlos y reducir el consumo de los mismos, así como la generación de desechos que afectan la calidad del ambiente.

Por ejemplo, utilizar un envase de acondicionador para convertirlo en un porta lápices con poco esfuerzo es una forma de reciclaje, pues en lugar de desecharlo, se está aprovechando el mismo objeto con una nueva finalidad y como esta hay infinidad de ideas que pueden ponerse en marcha. El límite es la propia imaginación.

Propuesta de proyecto ecológico: hacer papel reciclado

Para llevar a cabo este proyecto se requiere principalmente papel que ya haya sido utilizado y esté destinado a desecharse, el cual aprovecharemos para crear hojas nuevas y darles un segundo uso.

En esta actividad pueden participar tantas personas como se desee, incluso los niños, quienes encontrarán especialmente divertido el proceso.

Si quieres emprender tu propio proyecto ecológico, solicita tu clase gratis aquí.

Materiales

  1. Hojas de papel reciclado, preferiblemente blanco
  2. Recipiente
  3. Agua
  4. Triturador o licuadora
  5. Tamiz para papel reciclado
  6. Toalla o paño para secar

Todo estos materiales se consiguen fácilmente, a excepción del tamiz para papel reciclado, pero este se puede fabricar en pocos pasos porque solo se trata de una malla de plástico con un marco de madera. Este instrumento se utiliza para extender el papel, aplanarlo y darle la forma rectangular que caracteriza a las hojas.

PROYECTO ECOLÓGICO DE RECICLAJE

Ejecución

Primero, toma algunas hojas de papel y rásgalas. No es necesario que sean trozos muy pequeños pero si se debe reducir el tamaño de las mismas. Ahora, sigue estos pasos:

  1. Introduce el papel rasgado en la licuadora y acciónala para que acabe de triturarlo.
  2. En un recipiente lo suficientemente amplio, vierte una buena cantidad de agua y sumerge el papel triturado. En este paso, la idea es humedecer y desmenuzar tanto como sea posible.
  3. Una vez hecho esto, toma el tamiz y ve añadiendo papel desmenuzado. Procura extenderlo bien para crear una capa fina.
  4. A medida que lo extiendes sobre el tamiz, presiona con la mano para ir retirando la humedad, tanto como sea posible.
  5. Extiende el paño sobre una superficie plana (preferiblemente donde pueda recibir sol) y voltea el tamiz para que su contenido quede sobre el paño. Hazlo con cuidado para que no se deforme.
  6. Déjalo secar durante un día y medio.

En cuanto esté completamente seco, tendrás una nueva hoja de papel para utilizar en manualidades, proyectos… incluso puedes añadir hojas, flores o cualquier cosa que desees para conseguir un resultado más personalizado.

Deja un comentario


Parada Creativa Soluciones para PC