Anacardos: Frutos secos de gran valor nutricional

Los anacardos son frutos secos, específicamente un tipo de nuez suave y con sabor dulce. Es conocido por tener muchos beneficios, entre los que se encuentra la disminución de los niveles de colesterol LDL y triglicéridos, son una buena fuente de magnesio, ayuda al control de peso, entre muchos más.

Anacardos

Los frutos secos son muy consumidos en la dieta balanceada, especialmente por aquellos que se alimentan saludablemente, es por ello, que los anacardos son una de las nueces favoritas por muchos. Esta es conocida por su amplia variedad de beneficios, siempre y cuando se consuma la cantidad adecuada y equilibrándolo con los alimentos.

La mayoría de personas que come los anacardos lo hace porque ayuda a disminuir los niveles de colesterol LDL, permite dormir mejor,  combate la anemia, ayuda a controlar el peso, en el proceso de embarazo brinda el ácido fólico que se requiere para la adecuada formación del feto, entre muchos más.

Al igual que los demás frutos secos, los anacardos deben ser consumidos solo en la cantidad necesaria, para de esa manera obtener los beneficios que se quieren. En algunos lugares del mundo, también se le denomina con el nombre de nuez de la India o marañón.

Es muy común conseguir los anacardos crudos o tostados, así como salados o sin sal, especialmente porque suele ser muy buscados, ya que son saludables y reduce el riesgo a determinadas enfermedades.

Además, poseen grasas monoinsaturadas, poliinsaturadas, proteínas y vitaminas. Estas semillas o frutos secos, se utilizan comúnmente para la elaboración de bebidas lácteas, entre las que destaca la leche de anacardos, queso, salsa cremosa y crema agria.

De igual manera, es muy utilizado para diversas recetas, indistintamente de que sean dulces o saladas. Entre estas destaca la denominada mantequilla de anacardos, utilizada para el guiso de la carne o la pasta.

Origen de los anacardos

Frecuentemente se menciona que los anacardos son frutos secos, sin embargo son la semilla de un árbol originario de Brasil. Parte de tu expansión se debe, a que los colonizadores portugueses llevaron las semillas a la India, para luego ser conocida en el sudeste de Asia y de África.

En la actualidad, los mayores productores de anacardos son los países de Brasil, la India, Costa de Marfil y Vietnam. Es por ello, que también se le conoce como Anacardium Occidentale L. y forma parte del grupo de la Anacardiaceae, el cual incluye aproximadamente 60 géneros y 400 especies.

Te puede interesar:  Beneficios de Correr, Todos los Aportes de esta Actividad

Anacardos

Incluso también se relaciona con el mango y el pistacho. Los anacardos se desarrollan de un pseudofruto que es parecido a una ñora de color naranja, el cual es utilizado también para realizar mermeladas.

Como ya se mencionó anteriormente, el anacardo también se conoce como marañón, pero según sea el lugar donde se encuentre, es denominado como cojote, manzana de acajú, ciruela dorada o merey.

La semilla del anacardo está localizada en el área interna de una nuez que tiene en su cascara urushiol, la cual es una resina muy toxica que con el simple hecho de rozarla puede generar dermatitis severa. Por lo tanto, el procedimiento que se utiliza para obtener el fruto, es a través de un tratamiento de calor.

De esa manera, el fruto se desprende de la cascara, aunque se termina tostando el anacardo, de allí que no sea tan común que se encuentre en el mercado anacardos crudos ni en su cáscara.

Anacardos

Cantidad de nutrientes

Según la base de datos de nutrientes, 28,35 g de los anacardos crudos, que es equivalente a 18 anacardos enteros, poseen lo siguiente:

  • 157 calorías.
  • 8,56 gramos de carbohidratos.
  • 1,68 gramos de azúcar.
  • 0,9 gramos de fibra.
  • 5,17 de proteínas.
  • 12,43 gramos de grasa total.
  • 10 mg de calcio.
  • 1,89 mg de hierro.
  • 8,3 mg de magnesio.
  • 168 mg de fósforo.
  • 187 mg de potasio.
  • 3 mg de sodio.
  • 1,64 mg de zinc.

Como te percatarás, los anacardos son semillas con un alto valor nutricional, de allí que sean tan buscado en el mercado. Además de que otorgan vitaminas C y B. Conoce también acerca de los alimentos con yodo.

Beneficios

Los anacardos cuentan con beneficios nutricionales, que los han convertido en ser los frutos secos preferidos por muchos, especialmente para la dieta balanceada. Entre ellos se encuentra que posee minerales, especialmente cobre y magnesio.

De hecho, justamente porque los anacardos poseen cobre, muchos consumen estos frutos secos para mantener en buen estado los huesos, el cabello, la piel, el sistema inmunitario, entre otros beneficios.

Otro de los grandes beneficios de los anacardos, es que poseen una elevada cantidad de hierro, un factor muy importante que deben considerar especialmente quienes tienen anemia y también las embarazadas. De hecho, en los meses de embarazo también es ideal consumirlo ya que posee ácido fólico, lo cual ayuda mucho en el crecimiento adecuado del embrión y del feto.

Te puede interesar:  Dieta de Definición para Hombre de 75 kg

Asimismo, los anacardos tienen vitaminas B1, B2, B6, B9, A, C, E y D. También proteínas, hidratos de carbono y fibra dietética. Eso sí, ten en consideración que los anacardos debes consumirlos en la cantidad necesaria para que así puedas obtener sus beneficios. Así que lo conveniente es que los varíes en el consumo de tus alimentos.

Combate el colesterol

Cuando se consume regularmente un puñado diario de anacardos, se puede disminuir los niveles de colesterol alto a medida que va elevando el bueno. Esto ocurre por el contenido en ácidos grasos insaturados que poseen estos frutos secos, destacando el linoleico y el oleico.

También los fitoesteroles que se encuentran en los anacardos hacen posible la mejora de los síntomas que genera la menopausia. Esta semilla también posee aminoácidos como el triptófano, siendo el precursor de los neurotransmisores de serotonina y melatonina, así como la vitamina B3 o la niacina.

Es por ello, que los anacardos ayudan a controlar el sistema nervioso, permitiendo así que se pueda descansar mejor e incluso tener un buen estado de ánimo.

El consumo de anacardos disminuye el riesgo a enfermedades cardiovasculares, accidentes cerebrovascular y ataque cardíaco. Incluso diversas investigaciones han determinado que el riesgo de enfermedad coronaria puede disminuir un 37%, en las personas que consumen frutos secos por lo menos 4 veces a la semana.

Buena fuente de magnesio

Entre los beneficios de los anacardos, también destaca el que son una adecuada fuente de magnesio, esencial para más de 300 reacciones enzimáticas en el área interna del cuerpo. Incluido el metabolismo de los alimentos y la síntesis de ácidos grasos y proteínas, así como la relajación muscular y la transmisión neuromuscular.

Investigaciones realizadas en torno a este tema, han descrito que un consumo elevado de calcio sin suficiente magnesio, puede elevar el riesgo de calcificación arterial y de enfermedades cardiovasculares, así como cálculos renales.

Por lo tanto, es fundamental en ese caso contar con una dieta balanceada y con la asesoría de un médico especialista que determine el consumo adecuado de alimentos que brinden al cuerpo, la cantidad necesaria de magnesio, calcio, entre otros. Conoce más de los tipos de semillas.

Control de peso

Los anacardos también aportan un gran beneficio en lo que se refiere a controlar el peso, prevenir cálculos biliares y mantener la salud ósea. Esto se debe, a que cuando se come frecuentemente frutos secos hay más gasto de energía en reposo, lo cual se asocia al control de peso.

Te puede interesar:  Menstruación después del parto, lo que debes saber y más

Es por ello, que los frutos secos, especialmente los anacardos, son incluidos en la dieta balanceada. Incluso el consumo de nueces ayuda a mantener el peso adecuado.

Previene los cálculos biliares

Diversos estudios relacionados a la vesícula biliar, han determinado que el consumo frecuente de anacardos disminuye el riesgo de requerir una cirugía para extirparla. Así que estas nueces cada vez más son consumidas por muchas personas.

Salud ósea

Como se mencionó con anterioridad, los anacardos contienen una cantidad adecuada de cobre, el cual  debe consumirse según lo que requiera cada cuerpo.

Además si hay una deficiencia de cobre, se refleja una menor densidad mineral ósea y por ende hay mayor riesgo de osteoporosis. No obstante, todo esto lo determina el médico especialista, quien puede indicar el consumo adecuado de cobre en cada persona, según su condición.

Incluso el cobre se relaciona con el mantenimiento del colágeno y la elastina, los cuales son componentes indispensables para el cuerpo. Es decir, si hay ausencia de cobre, el cuerpo no reemplaza el tejido conectivo dañado o el colágeno formado en el andamiaje del hueso, así que lo más conveniente es consumir una dieta adecuada, en donde esté presente los frutos secos.

https://www.youtube.com/watch?v=9ihwqMRHfIg

Leche de anacardos

Los anacardos también son buscados por aquellas personas que prefieren el veganismo, ya que ellos buscan leche vegetal, la cual está elaborada de esta semilla.

De hecho, si eres de los que forma parte del veganismo, la leche de anacardos puedes obtenerla a partir de 150 gramos de anacardo crudo y 800 mililitros de agua. Lo que debes hacer es mezclar ambos ingredientes en la trituradora hasta obtener un líquido muy cremoso. La leche de anacardos puede durar entre 2 o 3 días en la nevera, por lo que es recomendable consumirla en el transcurrir de ese tiempo.

Si te interesó la información de este artículo, quizás también te interese saber acerca de los colores de los planetas.