Como Hacer Aceite De Lavanda


Aceite de Lavanda Casero

¡Crea tu propio aceite de lavanda en tu casa de forma segura y sencilla! Usar aceite de lavanda natural significa que es un producto vegetariano, vegano y no probado en animales. La lavanda es comúnmente usada para reducir la ansiedad, promover el bienestar y relajar el cuerpo y la mente.

Materiales

  • Flor seca de lavanda – Alrededor de 1/2 a 1 taza
  • Aceite de oliva – Suficiente para cubrir la lavanda
  • Colador para filtrar la mezcla
  • Frasco de cristal para almacenar la mezcla

Pasos a Seguir

  1. Coloca la lavanda seca en un frasco limpio.
  2. Agregue el aceite de oliva, asegurándose de tener suficiente para cubrir la flor de lavanda completamente.
  3. Cierre herméticamente el frasco y déjelo reposar durante aproximadamente 2 semanas, agitando o sacudiendo un poco el frasco varias veces por semana.
  4. Utilice un colador de tela fina para separar el aceite de lavanda de las flores.
  5. Almacene su aceite de lavanda en un frasco limpio y oscuro.

Se recomienda usar este aceite dentro de los 3 a 6 meses desde la fecha de fabricación. Y como último consejo: el aceite de lavanda en su forma natural también es seguro para inhalar, descansar las manos alrededor de un pequeño frasco de ella durante un minuto puede ser una manera maravillosa para relajarse.

Cómo hacer aceite de lavanda

Existen muchos usos para el aceite de lavanda, desde aromaterapia hasta belleza. Siempre es recomendable usar aceite esencial 100% puro para usos medicinales, y puede ser hecho a mano, aquí te explicamos como hacerlo.

Ingredientes:

  • Una parte de flores de lavanda secas
  • Tres partes de aceite vegetal

Procedimiento:

  • Lavado: Lávalas flores de lavanda para asegurar que estén libres de suciedad.
  • Secado: Usa una toalla para asegurar que no queden gotas de agua y dejalas secar.
  • Licuado: Coloca en un recipiente con agua y usa una licuadora para triturar los ingredientes.
  • Filtraje: Filtra el aceite que salió de la licuadora para sacar las impurezas.
  • Envasado: Envase el aceite final en un frasco oscuro para frenar los efectos dañinos de la luz.

Una vez que se ha completado este proceso tendrás aceite de lavanda 100% natural para usar como decidas.

Cómo hacer Aceite de Lavanda

La Lavanda es una planta medicinal muy antigua que se estima que los egipcios usaban para ayudar a la curación de varias enfermedades. Durante siglos, la lavanda ha sido usada para la curación y la promoción del bienestar. El aceite esencial que se extrae de la flor es ampliamente usado por sus importantes beneficios terapéuticos y sus excelentes propiedades aromáticas.

Ingredientes

  • 50 gramos de flores de lavanda frescas
  • 250 mililitros de aceite virgen
  • 1 frasco con tapa

Pasos a Seguir para Hacer Aceite de Lavanda

  • Córtale las flores a las ramas de la lavanda. Asegúrate de quitar agujas y otros organismos.
  • Coloca las flores en un frasco y cubre con aceite.
  • Sellá el frasco y ponlo en un lugar oscuro durante unas 2 semanas.
  • Remueve el frasco con cuidado a diario para evitar que se forme moho.
  • Después de 2 semanas, cuela las flores del aceite en un colador.
  • Tapa el frasco con el aceite esencial. Guarda en un lugar oscuro luego de usar.

Ahora tienes tu propio aceite de lavanda hecho en casa. Disfruta de los beneficios terapéuticos y el aroma refrescante de la lavanda.

CÓMO HACER ACEITE DE LAVANDA

Utilización de Lavandas Frescas

El aceite de lavanda se produce desde hace siglos. Se realiza con flores enteras recién cortadas y usadas para distintos usos, desde aromaterapia, hasta ciertos tratamientos de la piel. Por lo tanto para hacer aceite de lavanda necesitaremos:

  • Lavandas frescas
  • Alcohol
  • Recipiente
  • Gasolina
  • Infusión
  • Tela fina
  • Frasco de vidrio

Instrucciones

  1. Corta las flores recién recogidas. Agitarlas ligeramente para eliminar los insectos que pueda haber.
  2. Coloca una buena cantidad de flores en el recipiente.
  3. Añade gasolina o alcohol hasta cubrir completamente las flores.
  4. Cierra el recipiente herméticamente y dejalo reposar durante un periodo de 2 semanas hasta que el líquido se infunda.
  5. Coloca la infusión en una tela fina para separar los sólidos del líquido y vertir el líquido en un frasco limpio de cristal.
  6. Cierra el frasco herméticamente con la tapa adecuada.

Ahora estarás listo para disfrutar de tu aceite de lavanda en cualquier momento.

Te puede interesar:  Como Hacer Un Live en Tik Tok