Ejercicios para Escoliosis

La Escoliosis es una condición en la que la columna vertebral presenta curvas anormales. Esta afección, si no se trata correctamente, puede conducir a dolores crónicos y afectar la capacidad del individuo para llevar a cabo una vida plenamente activa. Afortunadamente, la Escoliosis se puede tratar con ejercicios específicos. A continuación, se presentan algunos ejercicios para la Escoliosis que los médicos recomiendan, junto con algunas pautas para prevenir su desarrollo.

Temas de Este Manual

1. ¿Qué es la Escoliosis?

La Escoliosis es una enfermedad de la columna vertebral. Aparece cuando hay un desvío lateral en la columna, que se nota en la forma del tronco. Esto afecta la postura, y es a lo que los médicos le llaman una curva lateral, y puede ser mayor que 10 grados. El desvío lateral de la columna puede variar de madero a madero, es decir, hay personas que tienen Escoliosis en la parte superior de la columna, otras en la parte media o del cuello, y otras en la parte baja.

Los síntomas más comunes de la Escoliosis son la deformidad, el dolor en la espalda y el cansancio. La deformidad se nota con facilidad, pues la columna no se mantiene recta, y en la mayoría de los casos se observa un desplazamiento de hombro y sobre todo de la cintura. El dolor es una de las principales molestias de la Escoliosis, y el cansancio es debido a que se realizan los músculos de la espalda para soportar el peso del cuerpo. Estos síntomas pueden ser más o menos intensos dependiendo de la gravedad de la Escoliosis de cada persona.

La Escoliosis se puede presentar a cualquier edad. Aunque el porcentaje de personas afectadas por esta enfermedad aumenta con la edad, algunas personas nacen con Escoliosis o la adquieren a temprana edad (entre los 8 y los 10 años). Es importante que a los niños se les de un chequeo médico después de los 8 años, a fin de diagnosticar a tiempo cualquier desvío en la columna y tratarlo antes de que las consecuencias sean mayores.

2. Beneficios del Ejercicio para la Escoliosis

El ejercicio es una terapia sustentada efectiva para tratar la escoliosis. La práctica cotidiana de ejercicios fortalece los músculos de la espalda, mejora el equilibrio y la postura, y reduce el dolor. La práctica de ejercicios correctos mejora la fuerza y la resistencia para aliviar los síntomas. También ayuda a prevenir la progresión de la curva vertebral.

También te puede interesar  Ejercicios del Manguito Rotador

Algunos ejercicios para el tratamiento de la escoliosis incluyen el yoga de Berlinski, el método de Schroth terapéutico, la terapia de McKenzie, el programa de Williams, así como el ejercicio cardiovascular. Estas actividades pueden mejorar la postura, la flexibilidad y la resistencia del cuerpo. Llevar a cabo actividades como la natación y el entrenamiento con pesas fortalece y tonifica los músculos de la espalda para controlar la curvatura.

Los ejercicios correctos también mejoran la elasticidad y la movilidad, reduciendo las pérdidas temporales de la función física y mejorando el ánimo. Esto puede ser útil para mantener un peso saludable para reducir el estrés en la columna vertebral. Además, aliviar el estrés mental y el estrés en la vida diaria también contribuye a la mejoría del estado emocional.

3. Ejercicios Esenciales para la Escoliosis

Fortalecer los músculos es uno de los mayores beneficios que pueden lograrse al realizar . Al practicar este tipo de ejercicios, se puede reducir el dolor asociado con la ya referida patología, mejorar la salud, reducir la deformidad y controlar la curvatura de la columna vertebral. Aquí enumeramos algunos de los que es considerado útil realizar:

  • Estiramientos en la columna vertebral y en la zona inferior a la misma;
  • Ejercicios de descongestión de los músculos de la espalda;
  • Estiramientos para los músculos abdominales;
  • Ejercicios de fortalecimiento para los músculos del abdomen;
  • Ejercicios para el fortalecimiento de los músculos de los hombros.

En la escoliosis, los ejercicios esenciales son esenciales para lograr que los músculos se mantengan sanos y fortalecidos. Esto a su vez contribuye a mantener una buena postura y a prevenir el empeoramiento de la curvatura de la columna vertebral. Estos ejercicios deben ser realizados de forma constante de acuerdo con instrucciones médicos o fisioterapeutas. Es recomendable seguir los ejercicios debidamente y acudir al médico periódicamente para realizar una revisión.

Además, los ejercicios especialmente diseñados para la escoliosis permiten retrasar problemas de salud asociados con el envejecimiento. Cuidar una buena postura y ejercitarse para fortalecer la espalda es una excelente forma de prevención en esta patología. Incluir a tu rutina de actividad física es una de las formas más efectivas de tratamiento para este tipo de enfermedades.

4. Tipos de Escoliosis y Rutinas de Ejercicio

Escoliosis Idiopática: Esta forma más común de escoliosis afecta alrededor del 80% a 85% de las personas con escoliosis. Se cree que es una anormalidad genética heredada que empieza durante la etapa de crecimiento, entre los 10 y los 15 años de edad. Por lo general esta forma de escoliosis no es causada o agravada por lesiones o enfermedades.

Ejercicios para la escoliosis idiopática: Este tipo de escoliosis se puede tratar con terapia física, que incluye ejercicios. Estos ejercicios normalmente se tratan de fortalecer los músculos de la columna vertebral y ayudar al paciente a mantener la postura correcta. Estos ejercicios se suelen realizar tanto con aparatos como sin ellos y algunos ejemplos son el pilates y el yoga.

También te puede interesar  8 Semanas de Embarazo

Escoliosis Neuromuscular: Esta segunda forma de escoliosis es más rara que la idiopática, afecta alrededor del 15% a 20% de las personas. Esta afección se da dentro de enfermedades neuromusculares como la espina bífida,la parálisis cerebral, la distrofia muscular y enfermedades congénitas. También existen otras causas neuromusculares menos comunes.

Ejercicios para la escoliosis neuromuscular: Debido a que este tipo de escoliosis es más severa que la idiopática, se requiere un tratamiento combinado con terapia física, uso de implementos ortopédicos para corregir la deformidad, medicamentos y cirugías. Los ejercicios físicos para esta afección se enfocan en la mejora de la movilidad y la resistencia muscular, y ayudan a mantener la postura correcta. Estos ejercicios suelen integrar estiramientos, ejercicios de tonificación y resistencia y uso de aparatos ortopédicos.

5. Mantenerse Fuerte y Flexible con Ejercicios para la Escoliosis

Ejercicios de Estiramiento. Una parte vital de mantener la fuerza y la flexibilidad es realizar estiramientos. Esto ayuda a aliviar el dolor relacionado con la escoliosis, al mismo tiempo que también promueve la movilidad y el equilibrio. Suministra calentamiento necesario previo a cualquier ejercicio o actividad física. Los estiramientos ayudan a liberar el estrés de la columna vertebral afectada, lo cual es conveniente para aliviar los efectos que la escoliosis pueda tener en los tejidos que se encuentran alrededor. La cantidad y la clase de estiramientos varía según tu edad, el grado de escoliosis y el grado de inmovilidad de tu columna. Establece limites adecuados para tu cuerpo, no intentes estirarte demasiado y consulta a un fisioterapista o entrenador personal para hallar el entrenamiento adecuado para ti.

Ejercicios Aeróbicos. Aunque los ejercicios aeróbicos son importantes para los pacientes de escoliosis, debes tener presente que los ejercicios con pesas deben ser eliminados debido a que pueden enmascarar ​​o empeorar cualquier desequilibrio muscular existente. Inclinación hacia abajo en bicicleta, jogging, nadar y montar a caballo son algunos de los ejercicios aeróbicos recomendados para los pacientes de escoliosis. Estos ejercicios son apropiados ya que promueven la estabilidad y una circulación sanguínea eficiente. Aumentar el funcionamiento del sistema circulatorio ayuda a aumentar la resistencia del músculo y proporciona una oxigenación saludable en aquellas partes del cuerpo afectadas por la escoliosis.

También te puede interesar  Recetas para Embarazadas

Gimnasia de Cuerda. Un ejercicio excelente para fortalecer la parte inferior del cuerpo y proporcionar un excelente equilibrio para una columna vertebral con escoliosis, es la gimnasia de cuerda. Esta rutina de ejercicios necesita entrenamiento y paciencia para realizarse bien. Sólo emprende esta rutina cuando hayas adquirido fuerza suficiente en la parte superior del cuerpo con una variedad de push-ups ejecutados con precisión. La gimnasia de cuerda ayuda a trasladar el peso del cuerpo de un lado a otro ayudando a estirar los músculos alrededor de la columna vertebral y permitir el paso de oxígeno a los tejidos. Estas habilidades de cuerdas mejoran el equilibrio, el tono muscular y la resistencia corporal.

6. Consideraciones Importantes para los Ejercicios para la Escoliosis

Antes de comenzar los ejercicios, es importante que el consulte a un médico o un profesional de terapia física antes de iniciar un programa de ejercicios. Esto es especialmente importante para personas con escoliosis, ya que hay una variedad de factores relacionados con su condición que pueden afectar los ejercicios adecuados de una manera u otra. Al recibir un diagnóstico profesional, también se conseguirá el conocimiento específico sobre la mejor manera de abordar el problema.

Es importante adherirse al programa de ejercicios y respetar los límites del cuerpo. Si los ejercicios son demasiado difíciles, el cuerpo no se recupera completamente entre sesiones y aparecen dolores agudos, entonces es necesario tomar un descanso. De la misma manera, los ejercicios simples y suaves pueden resultar útiles para ayudar a trabajar los músculos, estirar los huesos y fortalecer los tendones para mejorar la postura general.

La motivación personal es otro aspecto importante, ya que generalmente el tratamiento implica realizar ejercicios con regularidad y paciencia para obtener resultados positivos. Una actitud positiva y perseverancia son una parte esencial del proceso de recuperación. Al igual que cualquier programa físico, el éxito se obtiene cuando se busca realmente mejorar. De hecho, el logro de los objetivos se puede acelerar si se hace un seguimiento de los ejercicios y de los resultados.

Con el desarrollo de los ejercicios específicos para la escoliosis, los individuos pueden mejorar significativamente su calidad de vida. Los beneficios pueden ser sentidos tanto desde una perspectiva física como emocional. Por lo tanto, las personas con escoliosis pueden obtener un gran alivio al practicar los ejercicios indicados para su tratamiento. La actividad regular según lo prescrito por el especialista puede ser la clave para mejorar la condición y llevar una vida saludable con escoliosis.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Ejercicios para Escoliosis puedes visitar la categoría Salud y Bienestar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir