Estreñimiento en el Bebé, ¿Cómo Solucionar Este Problema?

Uno de los mayores problemas e inconvenientes que se tienen cuando se esta al cuidado de un bebé, es nuestra incapacidad para discriminar el motivo por el cual puede estar llorando y la propia incapacidad del niño de comunicarnos exactamente cual es su malestar. Este es el caso del estreñimiento en el bebé, un malestar que resulta común en los bebés, pero que puede ser difícil de identificar para los padres. De manera que en este artículo te indicamos todo lo que debes saber.

¿Cómo Identificar el Estreñimiento en los Bebés?

Para un bebé, cualquier causa de malestar provocará el llanto, de manera que si comienza a sufrir malestar por estreñimiento empezará a llorar. Determinar cual es la causa dependerá de dos factores principalmente:

Te puede interesar leer también: Recién Nacido.

  • Que seas uno de los padres o una persona que tenga contacto directo y continuo con el bebé: Compartir constantemente con el niño te permite conocerlo y saber cuales son sus gustos, preferencias y aquellas cosas que le hacen molestar. Además, es probable que estés al día respecto a su facilidad para ir al baño y la consistencia de sus heces (lo cual es un aspecto central para asilar la causa del problema). De manera que es más sencillo que te puedas percatar cuando se de una irregularidad en este aspecto.
  • Que estés atento a los detalles y cambios de humor en el niño: En muchas ocasiones, la dificultad para detectar el estreñimiento gira en torno a la incapacidad de los padres para percatarse que ha ocurrido una variación en cuanto a la frecuencia con la que el niño hace sus necesidades. Si este es tu caso, no te sientas mal al leer esto; pues no significa que seas un mala madre, un mal padre, ni nada parecido.

Es bastante común que los padres (sobre todos los padres primerizos) no se percaten de estos cambios al menos que sean muy pronunciados. De igual forma, es difícil saber que algo esta mal si uno desconoce la existencia de ese malestar, pues será incapaz de percibirlo como tal. Así que no te preocupes.

En todo caso, las causas principales por la que los bebés sufren de estreñimiento, es debido a un poco consumo de agua y a una dieta baja en fibra vegetal. Ya sea por una u otra razón, el intestino no puede trabajar de manera adecuada y no es capaz de mover los residuos que debe eliminar el organismo. Esto provoca que se almacenen en el interior del cuerpo del niño por una cantidad de tiempo mayor a la necesaria.

Lo delicado de este tema, es que el estreñimiento puede venir acompañado de otras afecciones. Por ende, a penas detectes que el niño esta teniendo problema para evacuar con regularidad y tengas indicios de que puede estar estreñido, se recomienda llevarlo con un médico pediatra, para evaluar al infante y corroborar cual es la causa del malestar; y que reciba el tratamiento adecuado.

Esto último es importante, porque se debe evitar todo lo posible seguir consejos caseros o recomendaciones de personas que no estén lo suficientemente especializados en el área. Ya que en vez de solventar el problema, pueden llegar a empeorarlo. Así que de nuevo: evita utilizar remedidos caseros sin el consentimiento de un médico.

¿Cómo deben ser sus Deposiciones?

Las deposiciones es el nombre que recibe las características que poseen las heces. Para el caso de los bebés, estás varían mucho dependiendo de la edad del niño. Pues no es igual un bebé recién nacido que solo se alimenta de leche materna, al de un niño de doce meses de vida que ya comienza a alimentarse de otro tipos de alimentos como frutas, cereales y vegetales.

La cantidad de veces que el niño evacua también se ve afectada por su edad. Ya que en edades tempranas suele tener una mayor frecuencia respecto a niños con una mayor edad.

Si el niño se alimenta de leche materna, sus heces habitualmente tener un color amarillo y su consistencia es semi líquida, con la presencia de unos cuantos grumos moderadamente consistentes. Estas evacuaciones suelen venir acompañados de gases con un olor característico ácido.

Cuando el niño comienza a alimentarse de sólidos como frutas o verduras, el color de las heces varía en base al tipo de alimento que este recibiendo el bebé (sin importar que los alimentos estén licuados y sean ingeridos en forma de cremas). Así que debes estar atento a su alimentación para que puedas comunicárselo al médico.

Aunque si el niño comienza a ingerir sólidos sin licuar, al revisar sus deposiciones puedes encontrar restos de los alimentos sin digerir, debido a que el niño aun no ha terminado de desarrollar su sistema digestivo. De manera que puede servir de ayuda el mirar el estado de sus heces.

ESTREÑIMIENTO EN EL BEBÉ

En todo caso, un indicador para descartar el estreñimiento es que las heces sean blandas. Por otro lado, ten en cuenta que el cuerpo es dinámico y esta en constante cambio y desarrollo, por lo que no funciona igual todo el tiempo, y es no quiere decir necesariamente que algo malo este ocurriendo. Aun así, siempre es aconsejable asesorarse cuando tengamos la sensación de que algo extraño esta pasando.

Indicadores de Estreñimiento en el Bebé

Puedes sospechar de un posible estreñimiento del niño cuando se dan los siguientes síntomas:

  • El número de evacuaciones por semanas desciende significativamente, al punto de ser menor a tres veces a la semana.
  • El bebé comienza a mostrar señales de malestar abdominal, se muestra más inquieto, llora de forma frecuente y sufre de retorcijones en el estómago.
  • Puedes encontrar restos de sangre en la superficie de las heces sólidas.
  • Sus deposiciones son considerablemente más grandes y sólidas de un momento para otro.
  • Percibir si el niño tiene problemas para evacuar: aprieta sus glúteos, tensa su cuerpo y le toma mucho más tiempo evacuar.

Un problema del estreñimiento en el bebé, es que cuando se presenta, al niño le tomará algo de tiempo volver a tener un proceso de evacuación normal como era antes. Por esta razón es que es tan importante asistir al médico. Ya que los tratamientos tampoco son efectivos de un día para otro. Así que como padres, debemos saber tener paciencia bajo estas situaciones.

ESTREÑIMIENTO EN EL BEBÉ

Principales Causas

En los bebés, las causas del estreñimiento pueden ser muy variadas. Dar con la raíz del problema se hace complejo debido a que se debe tener en cuenta variables como la edad, la alimentación, la anamnesis, si ingiere leche materna o no, etc. Por ejemplo, un bebé que aun recibe lactancia materna puede llegar a no deponer en varios días debido a la facilidad del cuerpo para digerir y absorber este alimento, generando pocos residuos para excretar.

Otro artículo que puede resultar útil es: Bebé de 2 meses.

Esta es una de las razones por la que se invita a las madres a dar lactancia materna a sus hijos. Ya que aquellos bebés que se alimentan de leche materna tienen menor probabilidad de sufrir de estreñimiento. Caso contrario que ocurre con la leche de fórmula, la cual incrementa las probabilidades de que el infante sufra de estreñimiento y padezca afección intestinal.

Como se menciono anteriormente, las deposiciones variarán según vaya cambiando la dieta del niño. Sus organismos, que no están acostumbrados a ingerir alimentos novedosos, pueden demorar un tiempo en adaptarse a estos cambios. De manera que puedes evidenciar pequeños episodios de estreñimiento temporal mientras esto ocurre.

ESTREÑIMIENTO EN EL BEBÉ

Otro beneficio de la leche materna además de su fácil absorción por el organismo, es su propiedad laxante. Que favorece que el niño evacue los desperdicios. Cuando se comienza a variar esta dieta, se pierde un poco este beneficio y el resultado es, que las heces se vuelven un poco más grandes y compactas. De manera que físicamente se hace más difícil para el niño de expulsar. Esto se agudiza si la dieta del niño posee poca fibra y disminuye considerablemente su ingesta de leche materna.

Esto no quiere decir que un niño que se alimente de leche materna no puede padecer de estreñimiento, solo que se hace menos probable. Aunque se puede dar el caso de niños que sufren de estreñimiento constante y frecuente cuando solo se alimentan de leche materna.

La causa en estos casos, puede estar en la alimentación que posee la madre. Ya que si ella consume muchos alimentos que sean propensos a generar estreñimiento, puede transmitir esta propiedad al niño a través de la lactancia.

ESTREÑIMIENTO EN EL BEBÉ

Consejos Para Aliviar el Estreñimiento en el Bebé

Si tu bebé sufre de estreñimiento, puedes implementar algunas sugerencias sanitarias que ayudarán a aliviar su malestar. Aunque de nuevo, el mejor consejo que puedes seguir, es visitar a un pediatra para que te aconseje de forma personalizada sobre que es lo que debes hacer. En todo caso, algunos consejos que puedes seguir son:

  • Ayuda a calmar el dolor del bebé realizando masajes en su barriga. Solo debes ejercer una pequeña presión en la barriguita y masajear haciendo movimiento circulares en la dirección de las agujas del reloj.
  • El ejercicio es una buena manera de aliviar su malestar y combatir el estreñimiento. De modo que ayuda si mueves sus piernas como si estuviera montando bicicleta. Si tu bebé es lo suficientemente grande como para gatear, puedes colocarlo en un sitio adecuado y animarlo a que lo haga.
  • Si ya recibe alimentos adicionales a la lactancia materna, asegúrate de que ingiera suficiente fibra y que su dieta sea más variada. A su vez, disminuye la cantidad de alimentos que puede incrementar la probabilidad de que sufra estreñimiento como el arroz.

Si te ha gustado este artículo sobre el estreñimiento en el bebé, te invitamos a leer también: Bebé de 4 meses.

Deja un comentario


ParadaCreativa Manual
Descubrir Online Manual
IK4 Manual
Seguidores Manual
MiBBMeMima Manual
Tramitalo Manual
Minimanual Manual
Un Como Hacer Todo Manual
Tarabu*
Ejemplos NXt Manual
GamingZeta Manual
LavaMagazine Manual
TipoRelax Manual
Trucoteca Manual
ZonaHeroes Manual
TipoRelax Manual