Etapas de la Adolescencia

La adolescencia es una etapa apasionante que resalta la evolución del desarrollo social, cognitivo, emocional y físico de una persona. En esta etapa, los jóvenes comienzan a hacer transiciones importantes entre la infancia y la edad adulta. Al descubrir quiénes son, los adolescentes también están aprendiendo e interiorizando habilidades clave que les permitirán crecer y convertirse en adultos saludables. Para comprender mejor la adolescencia, uno debe entender los principales hitos del desarrollo de los adolescentes; los cuales se pueden clasificar en cuatro etapas diferentes. Estas etapas se caracterizan por cambios significativos en la forma en que los adolescentes piensan, sienten y se relacionan con los demás. Esta serie de artículos abordará los cuatro principales periodos de desarrollo de la adolescencia y los comportamientos típicos de los adolescentes asociados con cada etapa.

Temas de Este Manual

1. ¿Cuáles son las Etapas de la Adolescencia?

La adolescencia es una etapa del desarrollo humano, por lo general establecida entre los 10 y los 20 años, en la que se forjan la identidad personal y se experimentan cambios importantes tanto físicos como psicosociales. En general se suele dividir en tres etapas:

Pre-adolescencia: Entre los 10 y los 13 años. Durante esta etapa se viven cambios fundamentales para el desarrollo emocional, provocados principalmente por la preocupación acerca de la imagen que los demás tienen de nosotros. Algunos adolescentes, en esta etapa, expresan su identidad, ideales y objetivos que tomarán a medida que maduren.

Adolescencia media: Ocurren entre los 13 y los 16 años. Se define como una etapa pasajera y turbulenta de búsqueda de identidad. En esta etapa también tu columna se alargará, su pelo se hará más grueso y aparecerá el vello en todo su cuerpo. En lo social, se busca la aprobación de los demás a través del individuo para pertenecer a alguna tribu que lo establezca como parte de su grupo.

Adolescencia tardía: Esta fase ocurre entre los 16 y los 20 años. Las mentes de los adolescentes adquieren más madurez, se hace más consciente de sus metas personales y sus responsabilidades. Otro rasgo importante de esta etapa son sus relaciones con el sexo opuesto, la cual marcará sus escogidas a futuro. La otra parte importante será la selección de la profesión u oficio que llenará la vida del adolescente.

También te puede interesar  Cambios Psicológicos

2. Características de la Etapa Pre-Adolescente

De 8 a 12 años, los cambios físicos y emocionales son evidentes. Los niños están cada vez más interesados en los cambios en su cuerpo. Comienzan a preocuparse por su apariencia y por cómo son percibidos por otros. Comienzan a experimentar nuevos sentimientos como vergüenza, culpa, inseguridad y ansiedad. Estos sentimientos pueden, a veces, causarles mucho estrés.

Durante esta etapa, los niños quieren ser más independientes. Intentan marcar su camino comenzando con pequeñas decisiones, como qué ropa usar. Quieren sentirse escuchados y respetados, pero si sus deseos son excesivos, buscan la atención equivocada. También entran en etapas más complejas, como el comienzo de relaciones cercanas.

Los preadolescentes se muestran más comunicativos e inquietos. Su lenguaje se vuelve más complejo y utilizan un léxico más amplio. También comienzan a discrepar de los adultos y a buscar su identidad, mediante sus logros o el establecimiento de normas. Esto suele traer frustración a los padres, que los ven crecer hasta convertirse en adultos. Pero este proceso es parte natural del desarrollo.

3. La Etapa de la Pubertad: Cambios Físicos y Emocionales

La etapa de la pubertad se caracteriza por los cambios físicos y emocionales importantes que ocurren en el cuerpo y la mente. Es un periodo crítico y clave para la salud física y personal de los jóvenes. Estos cambios determinan el desarrollo de la personalidad del individuo durante la adolescencia.

Durante esta etapa los adolescentes experimentan una gran cantidad de cambios físicos y emocionales que les pueden provocar cierta angustia o inseguridad. Entre los cambios físicos más notorios se encuentran los cambios hormonales, un crecimiento más rápido, y el desarrollo de tanto la figuración como su capacidad reproductiva. Por su parte, los cambios emocionales se presentan cuando el individuo comienza a sentir nuevas emociones como amor, celos, envidia y odio.

Uno de los desafíos principales para los padres y el entorno educativo es ayudar a los jóvenes a canalizar estos cambios para que puedan entender y aceptar el proceso normal. Los padres deben tener en cuenta que la forma de reaccionar a estas situaciones depende de la edad, madurez, y los factores ambientales que rodean a un adolescente. En esta etapa se requiere que madres, padres, maestros y otros profesionales de la salud trabajen unidos para construir una relación saludable entre los jóvenes y su entorno.

4. El Desarrollo Social durante la Adolescencia

Durante la adolescencia el desarrollo social es un elemento central para iniciar una vida adulta saludable. Esta etapa de la vida está llena de nuevos desafíos que los adolescentes deben abordar. La formación de relaciones interpersonales significativas, así como la adquisición de habilidades sociales prácticas, son clave para el desarrollo saludable de los adolescentes.

También te puede interesar  Desarrollo de un Bebé

Los adolescentes enfrentan una variedad de situaciones sociales cada vez más complejas donde interactuar con otros depende en gran medida de sus habilidades sociales. La posibilidad de crear relaciones basadas en el respeto mutuo, así como la capacidad de expresar sus sentimientos y emociones apropiadamente, son fundamentales en el desarrollo de la identidad de un adolescente.

Los adultos desempeñan un papel importante en el desarrollo social de los adolescentes. Este grupo de edad se está formando su identidad y los adultos ofrecen orientación y guía para ayudarles a encontrar su camino. Los adolescentes deben sentirse seguros y sanos para poder desarrollarse a su máximo potencial. Los adultos respetuosos que los escuchan con atención, así como los que ofrecen un entorno de apoyo y seguridad, pueden ayudar enormemente en el desarrollo social de los adolescentes. Establecer límites y estructura adecuados contribuye al desarrollo social saludable de los adolescentes, tanto dentro como fuera del hogar.

5. La Responsabilización durante la Adolescencia

Durante el periodo de la adolescencia, los jóvenes toman sus propias decisiones en relación a como usar su tiempo libre y como interactuar con los demás. Lamentablemente, muchos padres critiquen y juzgan a sus hijos, lo cual no ayuda para promover el comportamiento responsable en la juventud. Esto conlleva al hecho de que el adolescente de hoy se tiene que hacer cargo de sus acciones y responsabilizarse de los resultados.

Los padres desempeñan un papel en la formación de un adolescente responsable. Esto significa que es vital que los padres proporcionen un modelo de funcionamiento positivo para los jóvenes, que involucre la toma de buenas decisiones y el respeto a la ley. Los jóvenes adultos de hoy tienen el potencial de ser ciudadanos útiles y responsables si se les proporciona la orientación adecuada.

Educar a un adolescente para que sea responsable de sus acciones puede comenzar desde una edad temprana. Esto se puede lograr desde la familia, escuela, y comunidad. Estos tres beacones son la clave para que el joven adulto puede tener una vida adulta exitosa y responsable. Así, diseñando programas destinados a la preparación de los jóvenes para la responsabilización y la toma de decisiones durante la adolescencia, se pondría en marcha la próxima generación de ciudadanos responsables.

También te puede interesar  La Bondad

6. Preparándose para un Futuro Adulto: Etapa Final de la Adolescencia

La adolescencia es una etapa vital para desarrollar habilidades que sirvan en la vida adulta. Los adolescentes comienzan a adquirir responsabilidades, completar trabajos y se enfrentan a desafíos importantes como la preparación para el futuro. El final de la adolescencia es un momento en que los jóvenes deben considerar cómo proyectar su éxito a largo plazo.

Prepararse para el futuro requiere planificación y establecer prioridades. Los adolescentes pueden elegir estudiar en la universidad y comenzar a acumular una cartera de experiencia al trabajar en el campo deseado. Estudiar un título universitario es una forma útil de prepararse para un futuro seguro. También es importante construir habilidades relacionadas con el empleo. Los adolescentes pueden completar un plan de estudios con las asignaturas relevantes para prepararse para el área deseada; incluso los estudios en línea son una forma útil de mejorar el currículum.

Una estructura de seguridad financiera también es una parte importante de la preparación para el futuro. La responsabilidad fiscal es una habilidad importante para los que entran en la edad adulta. Esto incluye el establecimiento de un presupuesto, el seguimiento de las finanzas y el establecimiento de ahorros para propósitos futuros. También puede ser positivo abrir una cuenta de ahorros y aprender a invertir con el tiempo.

Además, el desarrollo personal en esta etapa es importante para el éxito a largo plazo. La vida social, la salud física, el equilibrio emocional y la creación de buenos hábitos son todos elementos importantes para un futuro exitoso. Los adolescentes pueden desarrollar habilidades de liderazgo, reconocer sus sueños y establecer objetivos a mediano y largo plazo. Esto les ayudará a hacer el paso hacia la edad adulta con la mejor preparación posible. La adolescencia puede ser un momento emocionalmente complicado para los adolescentes y sus familias, pero comprender las etapas de la adolescencia puede ayudar a todos a navegar este período de forma saludable. A medida que los adolescentes maduran y se convierten en adultos, los cambios físicos, emocionales y sociales los ayudarán a crear un sentido de identidad y ayudarán a prepararlos para el futuro.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Etapas de la Adolescencia puedes visitar la categoría Psicología y Desarrollo Personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir