Probioticós para niños , todo lo que debes saber del tema

Los probióticos para niños son indispensables en su desarrollo y crecimiento, muchas veces las madres no saben cómo reforzar el sistema inmunológico de los niños para sean más sanos y evitarles las molestias de los resfriados. Estos probióticos pueden ser encontrados en comidas como el yogurt y la leche, esto es de gran ayuda para enfermedades gastrointestinales.

probióticos para niños

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos no son más que los gérmenes o bacterias, que le aportan una cantidad de beneficios al sistema digestivo, estos habitan normalmente en el intestino de los humanos y cuando se incorporan dosis adicionales en el organismo, de manera moderada pueden ayudar a mantenerse saludables.

También se pueden entender por probióticos para niños aquellos alimentos o sustancias que contienen microorganismos vivos, que en pocas cantidades ayudan a mantener sanas las bacterias que ya habitan en el cuerpo. Estos son alimentos mayormente ricos en fibras y actúan como sustancias fortalecedoras para la vida humana.

Se usa tanto en adultos como en los más pequeños de la casa, de forma cada vez más consecutiva, sin embargo, la pregunta es cómo deben darse y  en qué cantidad.

Estos microorganismos son necesarios para ayudar a mantener la población de bacterias en el sistema digestivo y evitar que multipliquen los agentes causantes de las enfermedades.

probióticos para niños

Principales factores que los probióticos deben cumplir

Los requerimientos más importantes con los que un probiótico debe contar son:

  • Estos no pueden ser dañinos para la salud de la persona, en ningún momento o circunstancia.
  • Para que los probióticos cumplan con su función de intervenir en la digestión o el desarrollo metabólico, como regulador de respuestas inmunitarias, deben de estar bien pegados en las paredes intestinales o epitelio intestinal.
  • Deben haber estudios clínicos que certifiquen sus beneficios, ya que estos pueden resultar difíciles de establecer en productos no certificados.

Los probióticos que suelen ser más usados por estudios clínicos para experimentar, son las levaduras y los microbios o bacterias de distintos géneros como pediococcus, enterococcus y lactobacillus.

¿En qué momento se indica el uso de probióticos en niños?

Según los resultados de estudios hechos clínicamente, se cuentan con variedad de evidencias donde se certifica la eficacia de varios probióticos, en casos como los siguientes:

Te puede interesar:  12 infusiones para cualquier malestar y ¿cómo prepararlas?

probióticos para niños

Diarrea intensa ocasionada por un virus

Cantidades de asociaciones clínicas y científicas como la AAP (academia americana de pediatría) y la sociedad europea, les sugieren a las personas el uso de probióticos como uno de los procedimientos o tratamientos suplementario para hidratar al niño vía oral.

No obstante, se ha determinado que varias cepas son capaces de ayudar a reducir los síntomas y molestias de la diarrea, al igual que la intensidad y su duración, los que más se usan en este caso son el lactobacillus GG, lactobacillus reuteri y boulardii.

Diarreas causadas por antibióticos

La utilización preventiva de los probióticos cuando se está administrando antibióticos a los niños, evita el riesgo de padecer de diarrea hasta en un 56% según pruebas pediátricas  realizadas por la AAP, es por eso que los pediatras de muchas asociaciones recomiendan su uso.

El médico pediatra será quien indique cuál será el probiótico que deba usarse y cómo se deba administrar a los más pequeños de la casa, es de suma importancia resaltar que el medicamento o tratamiento debe comenzar a administrarse antes de que aparezcan signos o síntomas de diarrea, de no ser así el resultado no sería el esperado por los médicos especialista. Algunos de estos medicamentos son la enterogermina y el florestor. Quizás te interese saber cómo adoptar un bebe recien nacido.

Enterocolitis necrotizante

Esta es una enfermedad sumamente peligrosa para los niños recién nacidos y más en aquellos que nacen pretérmino. Se han realizados una cantidad de exámenes y estudios para poder evitar estas enfermedades mediante la administración de probióticos.

Es por ello, que muchas asociaciones como la Cochrane Neonatal Review Group , siempre están en constante investigación y recomiendan la administración de los probióticos a bebés que nacieron anticipadamente. Sin embargo, es de suma importancia estar pendientes del peso del niño ya que si es muy bajo  no se deben administrar , porque no se sabe con exactitud qué riesgos puede correr el bebé.

Sin embargo, existen grupos como lo es GMN (grupos de nutrición y metabolismo neonatal), que sugieren a los médicos pediatras que se estudie o considere la manera de administrar los probióticos a niños prematuros que tengan menos de las 32 semanas cumplidas y que su peso sea de al menos 1500 gramos y también pueden llegar a consideran los que pesen menos de un kilo.

En tal sentido, esto es posible siempre y cuando el neonato esté bajo vigilancia médica y continuamente monitoreado para evitar riesgos o algunas complicaciones.

Cólicos o gases del lactante

Se han estudiado diversas pruebas hechas por científicos que han llegado a la conclusión de que el probiótico para niños que contiene bacterias de nombre lactobacillus reuteri está ayudando a disminuir los momentos de llanto y molestias estomacales del niño y la disminución diaria de evacuaciones.

Te puede interesar:  Adicción a las redes sociales, cómo manejarlo y más

No obstante, hay que tener presente que los factores que pueden llegar a cambiar o modificar la microbiota (bacterias que habitan en el tracto intestinal)  del bebé son varios, como los antecedentes de enfermedades de familiares, lo que comen o de que se alimentan, todo esto influye en las bacterias presentes en los intestinos de los niños.

Complicaciones atópicas

Las enfermedades atópicas son complicaciones del sistema respiratorio  y también se presentan como alergias en la piel, estas son causadas por agentes que se encuentran en el ambiente o por ingerir comida contaminada.

El uso de probióticos durante y después del embarazo no ha demostrado ser eficiente para prevenir la aparición de enfermedades atópicas, sin embargo tampoco a resultados ser contraproducente, por el contrario es posible que minimice el riesgo de aparición de algunas otras enfermedades en los bebés tales como el eccema (dermatitis). Muchas veces las recetas vegetarianas para niños ayudan con las bacterias en el estómago.

probióticos para niños

Aunque las pruebas de su efectividad son escasas como para recomendar el uso de probióticos durante el embarazo y en la infancia del bebé, no se encuentra contraindicado, por lo que puede consumirse sin que represente riesgos para la madre o el hijo.

Intolerancia a la lactosa

Cuando los bebés nacen, algunos son intolerantes a la leche y les da reacción causando alergias, estos se determinó gracias a pruebas de sangres como la IgE.

No hay un gran cantidad de estudios que determinen en que pueden ayudar los probióticos para niños en el sistema inmunológico, sin embargo, hace unos años atrás se realizó un estudio con 30 niños que eran alérgico a la leche, a la mitad se le dio fórmula hidrolizada y los otros recibieron probióticos de lactobacillus.

Después de varios meses, el resultado fue que los bebés que alcanzaron la tolerancia oral  había sido mayor en aquellos que ingirieron probióticos.

Cabe destacar que algunos probióticos para niños contienen proteínas de leche de vaca, es por ello que se recomienda consultar antes al médico tratante antes de darle al bebé.

¿Cómo se deben administrar los probióticos para niños?

En varias partes del mundo existen una gran cantidad de opciones de productos que contienen probióticos en su elaboración como son:

  • Alimentos: la mayoría de los alimentos ricos en probióticos para niños son derivados de los lácteos, como el yogurt, ya que en este producto se pueden encontrar las bacterias Bifidobacterium y Lactobacillus, estas son necesarias para poder fermentar la leche. Este alimento lo puedes conseguir en tiendas y supermercados o también puedes elaborarlo en tu casa.
Te puede interesar:  Tipos de Yoga, Descubre ¿Cuál es el Mejor para Ti? y Más

Las levaduras contenidas en diversos alimentos como el pan, son ricas en probióticos para niños.

  • Probióticos para niños en medicamentos: como se mencionó al principio del tema hay una gran variedad de probióticos y cada uno cumple una función diferente, es por ello que los médicos especialistas en este caso los pediatras recomiendan que antes de darle a los niños este medicamento que contenga probiótico.

Es importante estar seguros que tenga la cepa conveniente tanto en numeración como en factibilidad, también es necesario asegurarse de de que no contenga algún tipo de organismos alérgenos que puedan representar problemas o riesgos de alguna reacción, como la lactosa o la albúmina y así evitar futuras complicaciones. Los masajes para bebés estreñidos y los probióticos ayudan en su digestión.

probióticos para niños

Efectos adversos sobre el uso de probióticos

La mayoría de los pediatras concuerdan en que el uso de los probióticos para niños y personas adultas que se encuentren sanas es totalmente seguro y verificado, como ya se conoce, en los últimos años se han usados para tratar y prevenir varias patologías y reducir los riesgos o complicaciones.

Es por ello que siempre se recomienda, antes de administrar estos probióticos, consultar con el médicos especialista y cumplir con todas sus indicaciones a la hora de que el niño tenga que ingerir estas bacterias. También se recomienda leer la contraindicaciones de los medicamentos para estar seguros de dárselos a los niños.

La ingesta excesiva de probióticos no es recomendable, ya que puede llegar a dañar la flora intestinal, lo más aconsejable es que tenga una duración máxima de 4 a 5 semanas para evitar complicaciones.

Los efectos adversos más comunes que puede sufrir una persona al ingerir probióticos son los siguientes:

  • Dolor estomacal.
  • Hinchazón.
  • Cólicos o flatulencias.
  • Confusión mental.

Estos son algunos de los efectos que en raras ocasiones pueden padecer los niños al consumir probióticos.

probióticos para niños

Tomar esta clase de medicamentos o ingerirlos por medio de alimentos, se ha demostrado que tiene grandes beneficios para reforzar el sistema inmunológico y mejora el proceso digestivo de las personas y los niños, haciendo que sean más saludables.

Es recomendado por muchos médicos y científicos leer un poco más sobre el uso de probióticos en niños, así las madres tomarán en cuenta para qué son buenas estas bacterias.