¿Qué es el test de Denver? ¿Cómo se realiza? y más

Muchos son los test que se emplean para determinar cómo evolucionan los niños y niñas en cada etapa de su crecimiento. El Test de Denver es uno de los más usados pues permite evaluar el desarrollo psicomotor de los infantes. Sigue leyendo y conoce más sobre la importancia de este estudio.

TEST DE DENVER

¿Qué es el Test de Denver?

Desde su nacimiento, el proceso de desarrollo de cada niño es individual. Para brindarle la atención que requiere, tanto los padres como los especialistas deben saber cómo evolucionan sus capacidades psicomotoras. Esta valoración se realiza aplicando un baremo que permite conocer el grado de maduración con el que realiza las actividades inherentes a su edad biológica.

Para realizar esta evaluación, uno de los métodos más usados es el test de Denver. Este consiste en un test psicotécnico que tiene como objetivo evaluar de forma sencilla el grado de desarrollo, intelectual, psicomotor y físico del niño, durante los primeros seis años de edad. También se refiere al examen del Desarrollo Infantil de la Población de Denver (EDIPD), que fue diseñado por los psicólogos Alma Fordal, Josiah B. Doods y Williams Frankenburg.

A través del test de Denver se miden  las destrezas intelectuales y físicas, además del desarrollo psicomotor del infante. La información recabada ayuda a determinar si estos indicadores están acordes con la edad cronológica del pequeño o si existe alguna anomalía en cuanto al desarrollo de alguna de las áreas evaluadas. También puede ocurrir que se encuentren respuestas por encima de la media poblacional en esa edad.

Una vez obtenidos los resultados, el especialista elabora un plan de atención de acuerdo con las necesidades individuales del niño. Además, el test muestra también cuáles son las fortalezas del infante, de tal manera que evalúa un panorama más amplio y, por consiguiente, las acciones son más específicas.

El test de Denver posee otro valor agregado: contribuyen con el especialista al brindar información sobre el nivel de madurez del Sistema Nervioso Central (SNC). Esto se debe a que tanto las habilidades motrices, como las intelectuales y las físicas dan una imagen del desarrollo de este sistema.

TEST DE DENVER

Descripción del test de Denver

Este test toma como referencia los estándares recopilados de la media poblacional de cada edad en estudio. De esta manera se determina si el desarrollo del niño ocurre de acuerdo con los indicadores y la media. Asimismo, la evaluación puede repetirse cada cierto tiempo para hacer seguimiento de los avances de cada niño.

El test de Denver es una evaluación psicotécnica para evaluar el desarrollo de los infantes hasta los seis años de edad en el aspecto físico, intelectual y psicomotor. Es un tipo de prueba que mide la adquisición y cómo evolucionan determinadas habilidades y destrezas en los niños, en comparación con su edad cronológica.

De su resultado dependen las estrategias de estimulación que pudiesen aplicarse en cada caso. Es importante tener en cuenta que las habilidades que evalúa el test de Denver son el reflejo de las condiciones en las que se encuentra el SNC. Los niños sanos responden a un patrón preciso en cuanto a su desarrollo y adquisición de habilidades según su edad. Son unos estándares sencillos que al medirse permiten determinar el grado de maduración del niño y así identificar si está dentro de los rangos adecuados.

¿Qué mide el test de Denver?

El test de Denver permite determinar cómo cada niño, desde su individualidad, se desarrolla en diferentes áreas, para responder 55 ítems activos. Se establece un baremo, para el que se toman datos de la media poblacional, y así se obtienen los resultados. Las cuatro áreas que se evalúan con esta prueba son:

  • Área Personal Social: Mide la forma en la que el niño o niño se relaciona con su entorno, es decir, cómo se maneja dentro de su ámbito social.
  • Motricidad Fina: Esta área evalúa las habilidades relacionadas con la precisión que posee el infante. Aquí se registran los movimientos finos que involucran la coordinación, la concentración y las destrezas manuales que requieren delicadeza como dibujar o escribir.

TEST DE DENVER

  • Área de Lenguaje: Busca determinar el progreso en lo que concierne al aprendizaje del lenguaje por parte del niño. Evalúa, además, la capacidad de escucha y las habilidades generales de comunicación que posee el infante.
  • Área de Motricidad Gruesa: En contraposición con la de motricidad fina, esta área evalúa aquellos movimientos que requieren mayor grado de coordinación del cuerpo y de los movimientos del niño. Un ejemplo de ello es lanzar una pelota de béisbol.

Como se aplica el test

La aplicación del test de Denver dura alrededor de 20 minutos y se realiza de forma individual. Es importante que el espacio donde se realice la prueba sea agradable. Los padres deben estar presentes para así brindarle mayor tranquilidad al niño.

Para realizar la prueba es importante crear un ambiente agradable, estando presente la familia, y el niño tranquilo. Aunque el test posee 55 ítems, sólo se evalúan aquellos que están acordes con la edad del niño, que se ubican a la izquierda de la línea en cada edad.

Es sumamente importante que el niño confíe en el especialista que le aplicará el test. De esta manera el infante se siente más tranquilo y puede ser más colaborativo durante la prueba. Si el niño se siente alterado, incómodo o se niega a participar, se recomienda suspender la aplicación del test hasta una nueva oportunidad. A continuación, los pasos que deben seguirse para la aplicación del test de Denver.

Primer paso

El especialista que aplica la prueba trazará una línea sobre la hoja de la prueba. Con esta línea el examinador unirá las cuatro escalas a medir (área social, motricidad fina, lenguaje y motricidad gruesa), con la edad cronológica del niño o niña.

Segundo paso

En este paso, el especialista observa detenidamente al infante mientras responde el test. Anota aquellos datos que considera más significativos dentro del proceso y, de acuerdo con la edad, marca una de las cuatro opciones que se presentan, a saber:

  • El niño o niña lleva a cabo la tarea que le corresponde de acuerdo con su edad.
  • El infante deja de realizar una tarea que hace el 90 % de los niños de su edad.
  • El niño no hace una tarea, pero aún cuenta con cierto tiempo para realizarla (la línea de edad está por debajo del 90% de los niños de su edad).
  • Por alguna razón, el niño no desea colaborar. Se intentará realizar el test en una nueva sesión.

Materiales para administrar el test de Denver

Para la aplicación de la prueba se requieren de algunos materiales. De no contar con éstos, se pueden sustituir los faltantes por otro de características similares. Los materiales que se requieren son bolas de lana, pelotas de tenis, una campana, sonajero, caja de canicas, lápiz de grafito, ocho cubos de 23 milímetros cada uno y frasco de aluminio con tapa de rosca.

Interpretación de la prueba de Denver

Antes de proceder a la interpretación de los datos arrojados en el test de Denver, el especialista realiza varias preguntas a los familiares del infante. Esto para determinar si éste realiza las tareas que quedan a la izquierda de la línea que se marcó o si, por el contrario realiza aquellas que atraviesan la línea.

  • Si el infante muestra insuficiencia en la realización de la evaluación que realizan los el 90% de los niños de su misma edad cronológica, se considera como un fallo absoluto.
  • Si el niño o niña no realiza las tareas que son completadas por el 75% de los infantes de su edad, se considera fallo relativo. En estos casos el especialista indica a los padres técnicas para mayor estimulación del pequeño.

Al momento de valorar el test, sólo se toman en cuenta los fallos absolutos, los cuales pueden clasificarse como problemático o dudoso: problemático, si se registran dos o más fallos en dos áreas o más; dudoso, si se producen dos o más fallos en una sola de las áreas.

Las alteraciones en el desarrollo psicomotor de los niños puede deberse a diferentes factores como falta de colaboración por parte de éstos al momento de aplicar el test. Otras razones pueden ser cansancio, enfermedad, miedo o algún aspecto orgánico como la sordera. También se puede presentar el caso de que exista un retraso real que afecte el desarrollo del infante.

El test de Denver no es una prueba de inteligencia. Es una prueba para evaluar si el desarrollo del niño está acorde con los estándares para su edad. Con esta referencia, y tomando como base las especificaciones del manual, el especialista emite una impresión diagnóstica, que nada tiene que ver con la inteligencia.

Si deseas leer otras lecturas similares, haz click en los siguientes enlaces:

Deja un comentario


ParadaCreativa Manual
Descubrir Online Manual
IK4 Manual
Seguidores Manual
MiBBMeMima Manual
Tramitalo Manual
Minimanual Manual
Un Como Hacer Todo Manual
Tarabu*
Ejemplos NXt Manual
GamingZeta Manual
LavaMagazine Manual
TipoRelax Manual
Trucoteca Manual
ZonaHeroes Manual
TipoRelax Manual