Cómo quitarle las pulgas a un gato

Quitar las pulgas a un gato no es un trabajo fácil. Sin embargo, es una tarea necesaria si queremos mantener la salud y el bienestar del felino. Si tu gato está infectado con pulgas, puedes encontrar una variedad de tratamientos en el mercado con los que puedes limpiar su piel. Estos tratamientos no son solo muy efectivos, sino además muy seguros para usar. Seguir un proceso para remover las pulgas le ayudará a tu gato a recuperar la salud y el bienestar, y mantenerlas alejadas por el tiempo suficiente para que no volvamos a tener problemas con ellas. En este artículo te ofreceremos consejos y pasos básicos para remover eficazmente las pulgas de tu gato.

Temas de Este Manual

1. ¿Qué son las pulgas y por qué deben ser erradicadas de su gato?

Las pulgas son parásitos pequeños y aterradores que se alimentan de la sangre de sus mascotas. Estas pequeñas criaturas, a menudo invisibles al ojo desnudo, son el causante del prurito y pueden provocar arañazos y heridas en la piel de los gatos. Eliminar las pulgas de la casa y el entorno de su gato es importante para su salud y bienestar.

Uno de los primeros pasos para erradicarlas de la casa es mantener la higiene básica. Debe realizar frecuentes limpiezas con un buen aspirador para eliminar los residuos y el polvo que puedan contener huevos o larvas de pulgas. Asimismo, se deben cambiar todas las alfombras, almohadones y colchones de sus animales de compañía con una frecuencia de al menos una vez al mes.

Otra forma de prevenir la infestación de pulgas es a través del uso de productos específicos para prevenir su aparición. Estos productos, como sprays, pipetas y supositorios, previenen la aparición de pulgas y ayudan a prevenir su propagación en la casa. Debe aplicar el producto según las indicaciones del fabricante para eliminar, prevenir y controlar efectivamente la infestación. Además, hay una amplia variedad de productos caseros como el vinagre blanco o el aceite de oliva, que también contribuyen en el tratamiento de las pulgas.

2. ¿Cómo identificar si su gato tiene pulgas?

Es muy importante detectar a tiempo si nuestro gato tiene pulgas, puesto que los parásitos no sólo pueden provocar irritación en el animal, sino que también pueden causar una infección en la piel. Si sospechamos que nuestro gato tiene pulgas hay que tomar cartas en el asunto y actuar rápidamente.

También te puede interesar  Método Doman

La primera recomendación es acudir a nuestro veterinario para descartar o confirmar la presencia del parásito. El profesional nos indicará el tratamiento más adecuado para nuestra mascota.

Sin embargo, también podemos identificar si el gato tiene pulgas realizando algunas acciones sencillas. Una de ellas es la revisión de la piel, para lo cual hay que observar con paciencia si hay presencia de parásitos o si hay picor o dermatitis en la piel. Además, para detectar pulgas índices también podemos efectuar una minuciosa revisión del pelo y del pelaje, especialmente en la región de la cola, la región posterior de los muslos y el cuello. Una herramienta muy útil es la cepilladora, ya que ayuda a detectar huevos de pulgas, huellas fecales, larvas e incluso los propios parásitos.

3. ¿Cómo evitar que su gato tenga pulgas en el futuro?

Para prevenir el problema de las pulgas en gatos con antelación, hay varias técnicas que deben practicarse. Asegurar un peinado regular del gato es el primer paso para alcanzar esto. Con un buen cepillado semanal, se pueden quitar los parásitos de la piel del gato antes de que sean un problema.

Una vez que la situación esté bajo control, hay varios métodos que ayudarán a prevenir la reaparición. Un producto antiparasitario efectivo y regularmente aplicado seguiría siendo la solución recomendada. Estos productos vienen en forma de baños, collares y gotas. Todos los productos se basan en prevenir la picazón y los parásitos de forma efectiva.

Algunos gatos no son afectados por los productos antiparasitarios. En estos casos, lavar con agua y jabón el pelaje del gato con frecuencia es una buena alternativa para repeler a estos insectos. Este método puede ayudar a mantener las pulgas a raya con un simple baño. Sin embargo, no eliminará por completo el problema, por lo que debe asegurarse de realizar el aseo más a menudo.

4. Métodos caseros para quitar las pulgas de su gato

4 formas de combatir las pulgas en su gato

La mejor forma de evitar que a su gato se le infecte por pulgas es eliminarlas y prevenirlas. Etos pasos sencillos creatos por expertos en la materia le ayudan lograr el objetivo de su casa libre de pulgas:

  • Retire alfombras y moqueta: Las alfombras o tapetes son un lugar ideal para las pulgas ya que aquí se esconden y se reproducen. Por tanto, removerlos o limpiarlos profundamente les privará la oportunidad de vivir cerca de la familia, especialmente de su gato.
  • Lave la ropa de cama y los manteles: Considere lavar todo con una temparatura de entr 50 – 60°C para acabar con los huevos y las larvas, y elimine así la presencia de las pulgas.
  • Vacíe la basura: Debe tener cuidado para no dejar los desperdicios de comida de su gato a su alcance. Vaciar la basura con frecuencia elimina la cantidad de basura que alberga bacterias o insectos.
  • Cepille al gato: Llevar una agenda y programa de cepillos será de mucha ayuda para asegurar que le ha removido todas las pulgas con facilidad. Si el gato parece estar muy roñoso, es tiempo de aplicar tratamientos anti pulgas.
También te puede interesar  Sirop de Arce

Además, existe una variedad de tratamientos para erradicar las pulgas en el mercado. Entre ellos hay pipetas, collares, otros productos, como pastas o polvos con ingredientes tales como loteadin, piretrina o piretroides. Pero, cualquier cosa que decida comprar, siempre es importante seguir las indicaciones del empaque.

Por último, recuerde que una regular limpieza profunda de su casa puede evitar la llegada de pulgas de manera efectiva. Por tanto, limpiar a fondo la casa una vez a la semana puede ayudarle en su labor de mantener la casa limpia.

5. Tratamientos contra pulgas con medicamentos aprobados por los veterinarios

Los medicamentos aprobados para el tratamiento de la infestación de pulgas en mascotas incluyen productos como Comfortis, Advantage Multi, Revolution y Activyl. Estos productos son administrados a su animal en forma de píldora, gotas, aerosol o incluso como pastillas. Cada producto actúa de manera diferente y puede tener efectos secundarios para su animal.

Comfortis es una píldoras para el tratamiento de pulgas concomitantemente con un antiparasitario que se toma mensualmente. Esta droga se absorbe a través de la pared intestinal y alcanza el sistema sanguíneo. Una vez en el torrente sanguíneo, los componentes activos del medicamento destruyen las pulgas antes de que estas se alimenten. De esta manera, las pulgas no pueden sobrevivir en el bienestar de su mascota.

Advantage Multi es una solución tópica para el tratamiento de pulgas en perros y gatos. Se aplica una vez al mes para prevenir el problema de pulgas y su infestación se controla con la ingesta de una pastilla. Se encuentra en varios tamaños y contiene activos como el imidacloprid y el moxidectin. Esta solución tópica actúa en la piel de su mascota, neutralizando a las pulgas antes de que se alimenten.

También te puede interesar  Seis Meses de Embarazo

Revolution es un producto que contiene un ingrediente llamado selamectina. Esta solución se coloca en la piel de su mascota para prevenir la infestación de pulgas y controlar los parásitos internos. También aumenta la resistencia de su mascota contra las infestaciones y las parasitosis. Se recomienda usar esta solución tópica una vez al mes para mantener el bienestar de su mascota.

6. ¿Cómo reducir la posibilidad de que su gato vuelva a tener pulgas?

1.- Aplique un tratamiento antiparasitario a su gato. El tratamiento antiparasitario para los gatos es el mejor método para prevenir la reaparición de pulgas. Asegúrese de consultar con su veterinario antes de aplicar cualquier producto antiparasitario. Los tratamientos pueden estar disponibles en forma de champús, pipetas, lociones, sprays, polvos y pastillas. La mayoría de los productos antiparasitarios tienen un período de protección de un mes, así que asegúrese de administrar el tratamiento regularmente para que el gato esté siempre protegido.

2.- Retire las pieles muertas y lave las áreas afectadas. Después de aplicar el tratamiento antiparasitario, es necesario eliminar todas las pieles muertas del gato. Debe usar una toalla para retirar cuidadosamente todas las pieles muertas. Después de eso, lave el área con agua caliente y jabón para eliminar cualquier residuo de pulgas. Esto ayudará a disminuir el riesgo de que las pulgas vuelvan a aparecer.

3.- Limpie los alrededores del gato. Además de prevenir que las pulgas regresen, es necesario eliminar cualquier huevo o larva de pulgas de la habitación del gato. Para esto, debe aspirar con frecuencia los muebles y alfombras para eliminar cualquier huevo que se haya perdido. Además, debe desinfectar la habitación para matar cualquier larva que se encuentre. Para asegurar que el tratamiento es eficaz, asegúrese de limpiar y desinfectar con regularidad la habitación del gato.

En definitiva, la prevención es la mejor herramienta para combatir los problemas de pulgas del gato. Preparar un buen programa de desparasitación es la clave para prevenir o evitar un ataque de pulgas. Además, también es aconsejable controlar su entorno y su comportamiento, y utilizar un producto anti-pulgas de calidad para ayudar a eliminarlos. Si nota la presencia de pulgas en su gato, busque atención profesional para que le digan la mejor manera de solucionar el problema.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo quitarle las pulgas a un gato puedes visitar la categoría Salud y Bienestar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir