Psicomotricidad

La Psicomotricidad es un área que se encarga de la relación entre la mente y el movimiento. Esta disciplina, que se relaciona en el plano de la educación, la psique, la medicina y la terapia, trata de comprender y mejorar la movilidad e interacción del cuerpo, así como la percepción. Permite al individuo un descubrimiento del cuerpo, diferenciar sensaciones, discriminar la fuerza y el gesto necesario para la realización de cualquier movimiento. La Psicomotricidad es una técnica utilizada tanto en la educación y terapia como la prevención, y se basa en ensayo y error, equilibrio entre el cuerpo y el entorno, y aceptación del espacio, del tiempo y del individuo. Busca favorecer el desarrollo de una buena coordinación psico-motor para desarrollar una buena postura, habilidades motrices, confianza y proporcionar la adecuada adquisición de contenidos educativos.

Temas de Este Manual

1. Introducción a la Psicomotricidad

La Psicomotricidad es un ámbito de conocimiento que llena toda una dimensión en el desarrollo infantil. Se encarga del estudio del desarrollo del niño, así como de su relación inter-psíquica con el desarrollo y el mundo inmediato. Es un ámbito en el que convergen las aportaciones tanto de la psicología como de la motricidad.
Expertos explican que en la Psicomotricidad se desarrollan los principales aspectos del ciclo vital del niño:

  • Explorar y conocer su cuerpo
  • Relacionarse a nivel interpersonal
  • Emocionarse y lograr un control emocional
  • Relacionarse con el mundo circundante

El éxito en el ámbito de la Psicomotricidad se logra cuando los individuos encuentran un equilibrio entre el trabajo consciente y el trabajo inter-psíquico, que les propicie una adecuada adaptación al medio. Es en este momento cuando se logra un aprendizaje significativo y un actuar consciente.
Entre las principales herramientas para el desarrollo de la Psicomotricidad se encuentran la terapia ocupacional, la terapia ocupacional relacional, la logopedia y diversos movimientos pedagógicos como el movimiento scout o el Montessori. Estas formas de actuar permiten al niño desarrollar a pleno todas sus potencialidades, a nivel educativo-aprenditivo, motor-social y socio-cognitivo.
En un plano más amplio, la Psicomotricidad consigue que los niños aprendan a ser autónomos y a integrarse en la sociedad actual. Se trata de potenciar en el individuo la capacidad de elegir, decidir y pensar por sí mismo.

2. ¿Cuáles son los Beneficios de la Psicomotricidad?

La Psicomotricidad es una disciplina especializada que se interrelaciona con la psicología, la motricidad y el pensamiento. Aunque se haya expandido por todo el mundo, no es la misma que una terapia. Sus ventajas son muchas y la clave está en equilibrar el ámbito biológico de cada persona con el social, a través de la práctica de diversas actividades físicas, lo cual le permite al sujeto desenvolverse de forma óptima.

También te puede interesar  Test de la Figura Humana

Entre los principales beneficios de la Psicomotricidad se encuentran mejoras a nivel físico y mental. Esta disciplina contribuye a mejorar la coordenación y el equilibrio, la agilidad, el tono muscular y la resistencia, la percepción, la motricidad fina y gruesa; además de mejorar el autocontrol, los sentimientos de autoestima y de confianza. De igual forma, permite alcanzar interacciones sociales positivas y una mejor práctica en la estimulación libre.

La Psicomotricidad también proporciona otros beneficios, tales como ayudar a mejorar el desarrollo de la percepción, afianzar la memoria y trabajar la atención sostenida. Por esta razón, se recomienda a niños y adultos, ya que contribuye al desarrollo de habilidades motoras, sensoriales y cognitivas con las que mejorar su calidad de vida. Esta disciplina se aplica a sujetos de todas las edades, dada su capacidad para trabajar desde el más mínimo detalle hasta el momento completo.

3. La Importancia de la Psicomotricidad para el Desarrollo Infantil

El desarrollo psicomotor es un proceso altamente complejo y equilibrado en niños y niñas, que se lleva a cabo desde el nacimiento hasta los 8 años aproximadamente. En dicho período, los diversos reflejos motores y la adquisición de los mecanismos de desplazamiento, permiten el atravesamiento de varios e importantes hitos en el desarrollo infantil.

La psicomotricidad es una de las disciplinas más importantes para el desarrollo psicomotor del niño, ya que se trata de una actividad centrada en la exploración física, en la imaginación y en la modificación del entorno. Es una actividad multilateral que implica actividad física, coordinación entre la imágen corporal y la emoción, como así también una adecuada integración con el entorno. Esto le permite al niño adquirir nuevas habilidades, lograr mayor autonomía, más confianza en sí mismo y una mayor madurez.

Existe una compleja relación entre la dirección de la educación y los avances obtenidos es el mundo de la psicomotricidad. Esta última persigue la estimulación sensorial, el bienestar emocional o la reducción del estrés. El rol del adulto es fundamental para dar una dirección unificada y encaminada al desarrollo natural y la participación de la psicomotricidad en el mismo. La estimulación adecuada permitirá que el niño se desarrolle de manera más saludable, fomentando el desarrollo de habilidades que repercutirán en la vida adulta.

4. La Evaluación Psicomotora en Niños

consiste en un proceso de examinación médico que tiene como objetivo evaluar el desarrollo psicomotor general y las habilidades motoras del niño. Es condicionado por factores genéticos, influencias ambientales, aprendizaje y factor de edad del niño. El examen psicomotor consta de una serie de ejercicios individuales diseñados para detectar el desarrollo psicomotor del niño.

También te puede interesar  Síndrome de Savant

Los examinadores pueden realizar una evaluación desde varios ángulos. Por lo general, los profesionales de la medicina evaluarán: flexibilidad, fuerza, velocidad, resistencia, coordinación, destreza manual, equilibrio, y postura. Estas habilidades permiten a los profesionales determinar la correcta funcionalidad del niño. También se evalúa la coordinación motora y la motricidad fina para identificar problemas visuales y auditivos, la aptitud para resolver problemas, el comportamiento y el desempeño en los juegos y actividades lúdicas.

Es importante recordar que una evaluación psicomotora en niños debe ser realizada por un profesional cualificado. Los exámenes psicomotores requieren la atención de un psicólogo, un pediatra o un terapeuta ocupacional, según sea necesario. Los resultados de la evaluación pueden ser usados para identificar problemas crónicos del desarrollo, detectar cualquier cuestión relacionada con el neurodesarrollo, y causas psicosomáticas. Los profesionales establecerán los objetivos de tratamiento necesarios para tratar cualquier problema detectado.

5. La Necesidad de un Equipo Interdisciplinario para Tratar la Psicomotricidad

La importancia de un equipo interdisciplinario para tratar la psicomotricidad no puede ser sobreestimada. La coordinación, el intercambio de conocimientos y la colaboración entre los distintos profesionales son fundamentales para abordar los problemas relacionados con la psicomotricidad de forma integral. El equipo debe estar compuesto por un médico, un fisioterapeuta, un logopeda, un terapeuta ocupacional y, posiblemente, un psicólogo.

Cada profesional proporciona una visión particular sobre los síntomas y el comportamiento relacionados con la psicomotricidad, facilitando la exploración y el diagnóstico completo. De esta forma, es posible identificar el trastorno específico o la mezcla de trastornos que afectan al paciente. Además, el trabajo conjunto orienta el establecimiento de objetivos comunes para mejorar la función específica del paciente.

Durante el tratamiento del problema específico, los distintos profesionales pueden implementar una variedad de estrategias y técnicas. Estas se basan en los conocimientos que cada profesional posee en su campo de especialidad para estimular el desarrollo del afectado con el fin de mejorar su calidad de vida. El éxito del tratamiento está asociado al equipo de profesionales, lo que subraya la necesidad de una coordinación estrecha entre ellos.

También te puede interesar  Test de Raven

6. Conclusiones: El Valor de la Psicomotricidad para el Futuro

La psicomotricidad es una ciencia que debería tener un lugar destacado dentro de la Educación, durante esta última década ha crecido su conocimiento y aplicabilidad. Con la inserción de actividades y juegos para el desarrollo psicomotor, se logra incorporar a los niños al desarrollo educativo con una mayor facilidad:

  • Proporcionan a los niños una forma de canalizar su energía y libertad de manera apropiada, reforzando los pilares de la disciplina y el respeto a los demás.
  • Ayudan a mejorar los patrones motores y coordinación visual tanto para adultos como para niños, aportando un mejor aprendizaje en actividades como por ejemplo las motrices y las académicas.
  • Fortalece el autoconcepto del individuo al participar de la competencia consigo mismo y con sus semejantes de forma sana.

La psicomotricidad nos ayuda a desarrollar tanto habilidades intelectuales como emocionales, es por ello una óptima herramienta para la educación de futuras generaciones. Esta ciencia impulsa el estudio de las teorías del control postural, el control oculomotor, el desarrollo motor, la realización y control de actos motores complejos como los que realiza el niño en situaciones educativas, roce que le ayuda a educarse y relacionarse mejor con los que lo rodean.

Es de vital importancia que se siga profundizando la investigación y análisis de la psicomotricidad, para aportar una mejor educación al ser humano. Esta ciencia nos ayuda a comprender y valorar la importancia que tiene el desarrollo psíquico y físico del ser humano en todos sus aspectos. Crear actividades que estimulen tanto el arte como la educación, así como potenciar habilidades hacen de la psicomotricidad una herramienta esencial para educar ciudadanos autosuficientes. Debido a la importancia de la psicomotricidad para la salud y el desarrollo adecuado de los niños, es necesario abordarla desde edades tempranas. Está comprobado que el ejercicio físico, las actividades de descubrimiento y los juegos de motricidad manejan la relación entre mente y cuerpo de una forma efectiva. Estas actividades deberían formar parte de la educación y la cultura de la infancia, ya que han demostrado resultados exitosos si se hace correctamente. La psicomotricidad ayudará a los niños a tener un desarrollo físico, mental y psicológico saludable, una mejor socialización y creatividad, además de mejorar la lectoescritura, entonación y vocabulario. Los padres y tutores deberían animar a los niños a practicar actividades que utilicen la psicomotricidad para estimular su desarrollo, tanto dentro como fuera del aula. Esta forma etapa inicial ayudará a lograr una vida saludable y una correcta evolución personal de los niños durante su surgimiento.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Psicomotricidad puedes visitar la categoría Psicología y Desarrollo Personal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir