Derecho a la Salud de los Niños

La salud de los niños es uno de los temas más importantes en el mundo actual, ya que es un aspecto fundamental para el bienestar y el desarrollo de los mismos. El derecho a la salud es el derecho a ser informado, a recibir atención médica, y a acceder a procedimientos y tratamientos que mejoren la salud de los niños. Estos derechos de salud infantiles aseguran que los niños reciban la atención, el cuidado y los servicios que necesitan para tener una vida saludable y desarrollarse en plenitud. En este artículo presentaremos razones por las que el derecho a la salud de los niños es un elemento cada vez más importante, así como la forma en que las diversas entidades están contribuyendo a establecer y reforzar los derechos de los niños a la salud y la atención médica en todos los países.

Temas de Este Manual

1. ¿Cuáles son los Derechos a la Salud de los Niños?

Los niños tienen el derecho a una salud adecuada y a un ambiente en condiciones de ser saludable. El derecho a la salud de los niños comprende la libertad de elegir una asistencia médica adecuada, el acceso a la información relacionada con la salud y el derecho a no ser discriminado en la atención sanitaria. Estos son los principales derechos contemplados por el Estatuto de los Niños, Niñas y Adolescentes (ECA), también conocido como Ley Nº 1044. Estas son algunas de las medidas que garantizan el derecho de los niños a la salud.

En primer lugar, el Estatuto incluye el derecho a recibir medicamentos esenciales de forma gratuita y sin discriminación alguna. Esto significa que la medicina esencial debe ser ofrecida gratuitamente sin ningún cargo adicional para los pacientes. Además, todos los medicamentos deben estar disponibles a un precio asequible para que todos los niños tengan acceso a ellos.

El Estatuto también contiene el derecho a la educación en materia de salud. Esto significa que los niños deben tener acceso a información sobre temas como la prevención de enfermedades, alimentación sana, el uso correcto de medicamentos y los servicios de salud en su localidad. Esta información debe ser proporcionada a través de materiales educativos, conferencias y talleres. También los menores tienen el derecho a recibir atención médica oportuna para el tratamiento de sus enfermedades. Esto significa que los niños deben recibir atención médica pronta cuando lo necesiten.

También te puede interesar  Infusión de Frutas del Bosque para Adelgazar

2. Las Políticas de Salud para Proteger al Niño

Es importante entender que la salud de un niño es mucho más vulnerable que la de un adulto. Por lo tanto, una serie de políticas y acciones, deben ser puestas en marcha para proteger al menor. Estas, generalmente, incluyen prácticas adecuadas de nutrición y una vida saludable libre de drogas alcohólicas y tabaco, así como:

  • Control de Vectores: Esto implica las prácticas de prevención y control de enfermedades transmitidas por vectores, como malaria, dengue, fiebre amarilla y enfermedades respiratorias. Incluyen desinfección de pozos, almacenamiento adecuado de alimentos y desinfección de los edificios.
  • Detección Temprana de enfermedades: Se llevan a cabo programas de verificación regulares con visitas de enfermería al hogar para detectar enfermedades críticas temprano y mejorar la cura y el tratamiento en casa. Si se toman medidas como control del peso, control dental y vigilancia de la presión arterial, la enfermedad será tratada antes de que cause complicaciones.
  • Educación en Cuidado de la Salud: La educación sobre el cuidado personal y la higiene es una parte integral en la protección de los niños. Algunas prácticas importantes con los niños, tales como lavarse las manos antes de comer, el uso de agua del pozo adecuadamente tratada, el desarrollo de hábitos de alimentación saludable, y la higiene personal, también son a menudo enfatizadas por lo tanto se les enseña a los niños cómo cuidar su salud.

Otras acciones incluyen la prevención y el tratamiento de enfermedades relacionadas con la edad, el aumento de la conciencia de la salud y el apoyo de los cuidadores. Se recomienda seguir protocolos establecidos para la inmunización, los alimentos adecuados para el desarrollo de los niños, vigilancia continua de la ingesta de líquidos y metabolización, y uso adecuado de los medicamentos. Esto ayuda a proporcionar un estado saludable a los menores y contribuye al desarrollo óptimo de sus habilidades y destrezas. El conocimiento de información sobre salud se capitaliza para el bienestar de los niños y puestos en marcha por profesionales de la salud competentes.

Las políticas de salud que evitan el sufrimiento de los niños deben ser seguidas sin excepción para garantizar su bienestar a largo plazo. Los padres, vecinos y miembros de la comunidad deben trabajar juntos para proteger a los niños de los peligros de la vida moderna.

3. Problemas De Salud Más Comunes entre los Niños

Los niños a menudo se enfrentan a problemas de salud diversos. Los padres deben estar alerta para identificar y tratar estas afecciones. Algunas de las afeccionas de salud más comunes en los niños son las siguientes:

También te puede interesar  Signos de Alarma del Recién Nacido

Infecciones. Las infecciones son enfermedades comunes entre los niños, algunas de las cuales pueden ser graves. Estas enfermedades pueden causar fiebre, diarrea, dolor de garganta y tos, y se pueden tratar con antibióticos. Los niños también pueden desarrollar infecciones en los oídos, en la garganta, en la piel, etc.

Resfriados y Gripes. Los resfriados y gripes son infecciones virales comunes entre los niños. Pueden causar estornudos, congestión nasal, tos, fiebre y dolor de garganta. Estos síntomas generalmente desaparecen aproximadamente después de una semana, y los niños pueden aliviar los síntomas con analgésicos. Sin embargo, si los síntomas empeoran o si la fiebre se mantiene por más de tres días, es mejor consultar a un médico.

Alergias. Las alergias son problemas de salud inflamatorios comunes en los niños. Estas pueden ser causadas por polen, alimentos, polvo u otros alérgenos, y los síntomas varían desde una rinitis leve a una reacción anafiláctica grave. Pueden tratarse con medicamentos y a veces con inmunoterapia para reducir la inflamación e inducir tolerancia al alérgeno.

4. El Impacto de la Pobreza en los Niños y su Salud

La pobreza afecta significativamente la salud de los niños, desde una nutrición deficiente hasta el acceso a servicios médicos limitado. Las enfermedades infecciosas y el déficit de nutrición son varios de los principales problemas de salud asociados con el nivel socioeconómico bajo.

Con el escaso acceso a los servicios básicos, como agua limpia, seguro alimentario y atención médica, los niños son mucho más propensos a sufrir infecciones y enfermedades de nutrición. Por otra parte, una deficiencia de nutrientes afecta el crecimiento y la salud mental de los niños. El alto número de victimas de violencia y el abuso en las personas de niveles socioeconómicos bajos es una causa frecuente de la mala salud en los niños.

La necesidad de atención médica es un factor que suele pasarse por alto en el nivel socioeconómicos bajos. Los niños son aún menos propensos a buscar tratamiento médico debido a la falta de recursos financieros en sus familias. Los programas de salud pública son una forma de ayudar a los niños en situaciones de pobreza al proporcionarles atención médica, vacunas y medicamentos.

5. La Importancia del Buen Cuidado de la Salud en Niños y Jóvenes

La salud de los niños y jóvenes es una preocupación recurrente, dados los riesgos presentes en la vida cotidiana que pueden afectarles. Por esta razón, es vital asegurar que sean conscientes de la importancia de un buen cuidado de la salud, desde una temprana edad. Para ello, es necesario que sepan cómo realizar las actividades necesarias para manejar su salud y prevenir enfermedades que les afecten,
así como para identificar y tratar a tiempo signos de enfermedades.

También te puede interesar  Yo sólo sé que no sé nada.

Uno de los servicios más comunes que ofrecen a niños y jóvenes los profesionales de la salud está relacionado con la recomendación de ejercicio físico moderado, ya que el exceso de tiempo pasado frente a los dispositivos electrónicos pueden conllevar a enfermedades relacionadas con el sedentarismo.

También es importante que los padres enseñen a sus hijos cómo llevar una dieta saludable con el fin de prevenir enfermedades asociadas al sobrepeso. Esto incluye el consumo de alimentos nutritivos, evitar la comida chatarra, y el consumo adecuado de agua, entre otras. El consumo de frutas y verduras es una buena forma para tener una mejor salud y mantener un equilibrio en su alimentación.

6. ¿Qué Se Necesita Para Mejorar el Derecho a la Salud de los Niños?

Para mejorar el derecho a la salud de los niños se necesita una atención sistemática y continuada a la vida y a la salud de los menores. Se deben ampliar los derechos de los niños y las niñas para que cuenten con acceso a la salud infantil adecuado. Para ello, es necesario tomar en cuenta algunos aspectos.

En primer lugar, se necesita una red de prestadores de salud eficiente y sostenible que permita brindar cuidado médico a los niños en todas sus etapas. Deben mejorarse las condiciones de la educación médica, incluyendo la aplicación de protocolos de atención de salud mental. Debe incorporarse la educación sobre nutrición en la educación preescolar, promover programas de inclusión para niños con discapacidades y brindarles el apoyo para acceder a una educación adecuada.

Es indispensable la promoción de la conciencia social acerca la necesidad de una protección y promoción amplia para los derechos a la salud de la infancia. Esto puede incluir la creación de folios de salud infantiles, la implementación de regulaciones sobre la toma de decisiones de la salud de los niños, acceso a precio asequible a los medicamentos pediátricos, y la liviandad del acceso a servicios públicos de salud, entre otros. El establecimiento de campañas de sensibilización e información sobre enfermedades y prevención son necesarias para generar una cultura de responsabilidad social.

A medida que seguimos mejorando nuestra atención médica para niños en todo el mundo, los derechos a la salud de los niños son más importantes que nunca. Los gobiernos, las familias y los proveedores de servicios de salud necesitan trabajar juntos para garantizar que estos derechos se respeten al proporcionar servicios eficaces, respetuosos y enriquecedores para lograr el mejor resultado para nuestros niños. Si todos hacemos nuestra parte para garantizar los derechos de salud de nuestros niños, podemos hacer que tengan una salud mejor y un futuro más feliz y próspero.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Derecho a la Salud de los Niños puedes visitar la categoría Salud y Bienestar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia de navegación, mostrarle anuncios o contenidos personalizados y analizar nuestro tráfico. Al hacer clic en “Aceptar todo” usted da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Mas Información