Deslave

Deslave: un fenómeno natural cada vez más presente en la actualidad. En los últimos años, los deslaves han estado creando devastación en muchas partes del mundo. Estas avalanchas de tierra, piedras y lodo descienden laderas abruptas, destruyendo los edificios, campos, vías de comunicación y dejando un paisaje catastrófico.

El deslave es uno de los principales efectos del cambio climático, alterando el balance en los ecosistemas, dislocando a familias enteras y causando grandes pérdidas humanas y materiales en todo el mundo. Esta situación alarmante se ha presentado con mayor intensidad en los últimos años en partes remotas y zonas rurales de países como Bolivia, Colombia, Ecuador, México y Perú.

En esta artículo explicaremos qué es un deslave, las causas que lo generan, las regiones más afectadas, los impactos que conlleva esta catástrofe natural y cómo la ciencia se está empleando para anticipar los desastres.

Temas de Este Manual

1. ¿Qué es el deslave?

El deslave es una movimiento natural en el que grandes cantidades de tierra, arena, rocas, barro u otros materiales se desplazan repentinamente por la pendiente de una colina o una ladera. Esta situación suele ocurrir debido a terremotos, erosión, humedad y movimientos tectónicos. Los deslaves pueden tener lugar en cualquier lugar y mover grandes cantidades de tierra, desde una sola carretera a toda una aldea.

Los deslaves amenazan la seguridad de las personas, los bienes materiales y el medio ambiente. Debido a los peligros potenciales, es importante evaluar posibles lugares en los que el deslave pueda ocurrir, evitar la construcción en esas áreas y estar preparados para ayudar a las personas que resulten afectadas. A veces, la prevención del deslave es imposible. En tales casos, los sistemas de alerta temprana pueden reportar el peligro y alertar a la población con un tiempo suficiente para que se mueva y salga de la zona de riesgo.

En el caso de que ocurra un deslave, es de suma importancia prestar ayuda a las personas afectadas. Las organizaciones de respuesta de emergencia incluyen elementos como brindar agua y alimentos a los afectados, transportarlos a un lugar seguro y albergarlos en albergues temporales. Estas organizaciones también pueden asistir a las familias con el procesamiento de documentos, el desarrollo de planes de emergencia y el acceso a asistencia financiera.

2. El deslave en la historia

El deslizamiento de tierras o deslaves son uno de los fenómenos geológicos más comunes que se producen hoy en día. Estas erupciones devastadoras han estado presentes durante siglos. Los primeros registros de deslizamientos de tierras data del año 1176 en Salerno, Italia, que se debió a una erupción volcánica y destruyó una parte su abundante agricultura. A través de la historia, estos desastrosos eventos han ocurrido en todo el mundo:

  • En el año 1786, cerca de Gubine en Polonia, 350 personas murieron debido a un deslizamiento de tierra.
  • En 1895 un deslizamiento de tierra destruyó toda una aldea alemana, matando a 885 personas en la noche.
  • En 1950, un deslizamiento cerca de Ameca, Jalisco México, cobró la vida de 1000 personas.
También te puede interesar  Remedios Caseros para las Lagunas en Bebés

Los daños ocasionados por los deslizamientos de tierras pueden ser enormes, desde la destrucción de edificios hasta la pérdida de vidas humanas. Estos eventos naturales también pueden ocasionar una destrucción masiva de áreas agrícolas e infraestructura, y sobre todo pérdida de vidas. Por ello, es importante tomar la prevención adecuada para minimizar la destrucción provocada:

  • Realizar vigilancia activa para detectar rápidamente cualquier cambio en la topografía.
  • Usar materiales ligeros al construir cerca de terrenos propensos a desliza.
  • Realizar contenedores semisumergidos en áreas propensas a deslizamientos, para capturar los deslizamientos y evitar daños en infraestructura y áreas agrícolas.

Finalmente, entender y estudiar la geología del área y evaluar la zona para determinar la probabilidad de deslizamientos de tierra pueden ayudar en la prevención de estos eventos naturales tan devastadores.

3. La amenaza del deslave en América Latina

Los deslizamientos de tierra en América Latina se han vuelto recurrentes producto de los cambios climáticos. Esto lleva cada vez a más pueblos, ciudades e incluso naciones a colocar su mirada en líneas de acción para proteger a sus ciudadanos.

Para abordar esta amenaza, primero hay que buscar detectar la susceptibilidad de los sitios con mayor riesgo de deslizamiento. Una de las mejores herramientas para esto es un modelo de detección de deslaves. Se trata de un sistema que usa datos geográficos para evaluar el potencial de los deslizamientos de infraestructuras y áreas costeras, y que muestra a las autoridades los posibles áreas afectadas.

Para prevenir un deslave debemos trabajar en tres líneas: fortalecer los acantilados, desarrollar la gestión de aguas pluviales en los afluentes y regular el uso de los suelos. Estas estrategias incluyen mejorar la estabilidad de las laderas, mejorar el drenaje de aguas pluviales en los cauces, construir presas y desfogues, e implementar regulaciones estrictas para el uso de la tierra para usos como la agricultura y la construcción.

4. El costo humano y económico de los deslaves

El costo humano de los deslaves es una realidad que afecta a muchas comunidades latinoamericanas. Poblaciones enteras viven y crecen en condiciones infrahumanas y están sujetas al trabajo forzoso. Las víctimas se ven privadas de sus derechos fundamentales e incluso atrapadas en una espiral de pobreza cuyo límite no llegan a ver. Estas personas son desposeídas de la libertad, sus salarios son abusivamente bajos y sus habitaciones están atestadas. Su calidad de vida es miserable y los trabajadores reciben poco o ningún tipo de protección. Los niños, en particular, sufren inimaginables violencias por parte de sus empleadores.

También te puede interesar  Reino Planteae

Además de los desastres humanos, el costo económico de los deslaves es significativo para las naciones en desarrollo y avanzadas. Según los estudios realizados por el Banco Mundial, estiman que los trabajadores esclavos aportan anualmente una cantidad equivalente a alrededor de USD$150 mil millones a la economía global. Esto representa un gran impacto económico para una industria corrupta que se enriquece a costa del sufrimiento y la explotación de los demás. Estas ganancias ilegales se vuelven especialmente nocivas cuando se transfieren a países corruptos que financian actividades ilegales. Así, los recursos se desvían de actividades legítimas que podrían contribuir al bienestar de la economía global.

Es de urgente necesidad tomar medidas para erradicar esta práctica y con ello recuperar la libertad para los deslaves y disminuir el costo humano y económico que significa para el mundo entero. Se deben implementar políticas y leyes destinadas a prevenir el trabajo forzoso, así como proveer de ayudas a sujetos víctimas de la esclavitud moderna. Establecer mecanismos de protección para los trabajadores, fortalecer auditorías externas, y facilitar la denuncia son solo algunos de los pasos para combatir el flagelo de la esclavitud.

5. Mitigación de deslaves: esfuerzos nacionales y globales

Los deslaves son un problema complejo y multifactorial que necesita el enfoque de esfuerzos nacionales y globales. Los procesos de mitigación se deben abordar con las mejores prácticas, complejidad y resiliencia. Los estados deben tomar medidas tales como leyes y reglamentos para limitar los factores identificados como detonantes de los deslaves. Además, desde un enfoque de prevención de desastres, los gobiernos deben formular estrategias de prevención de desastres que los muestren dispuestos a mitigar los efectos de los deslaves.

En primer lugar, se deben implementar medidas de mitigación y prevención

También te puede interesar  Menús para Niños de 6 a 12 Años

Desde el enfoque de derechos humanos, los sistemas de alerta temprana para identificar los deslaves deben ampliarse. Se requiere inversión en los recursos y tecnologías necesarios para monitorear el medio ambiente. Esto debe ir acompañado de un trabajo político para ayudar a los vecinos a actuar rápidamente en circunstancias de crisis. Por último, debe existir una referencia a la Educación Ambiental para que la población sepa identificar los peligros. Esto ayudaría a desarrollar una mayor comprensión mundial sobre los efectos de un deslave y los esfuerzos necesarios para mitigar sus efectos.

6. Progreso reciente en la prevención de deslaves

Los deslaves continúan siendo un problema grave para la seguridad de muchas personas alrededor del mundo. Afortunadamente, con el advenimiento de la tecnología moderna, se han implementado medidas avanzadas para desarrollar sistemas de prevención y prevención de deslaves. Estos incluyen la instrumentación de instrumentos geofísicos para observar zonas susceptibles de deslave, así como soluciones a base de satélite para medir la pérdida de cualquier masa de tierra que se produzca.

El uso de tecnología de imagen satelital es una de las formas más importantes de prevención de deslaves. La imagen satelital proporciona imágenes precisas de la vegetación y los cambios en la topografía. Esto permite detectar áreas donde el movimiento de la tierra es probable. Esto permite aplanar para el deslizamiento, proporcionando una capa de protección adicional en áreas de alto riesgo.

Los dispositivos sismológicos conectados a un sistema informático también se utilizan para la prevención de deslaves. Estos dispositivos medirán los movimientos sísmicos y detectarán la actividad subterránea justo antes de que un deslave se produzca. Esto permitirá una alerta temprana para que las personas se evaquen. Por último, los sistemas de medición de flujo de agua también pueden ser utilizados para detectar presiones de agua subterránea excesivas que pudieran provocar deslaves.

Es evidente que "Deslave" no se detendrá pronto. Hasta que la situación en tierras venezolanas cambie drásticamente, seguirá como una situación que confronte a las autoridades con un desafío que no parece tener fin. Un enorme como este no se solucionará en una noche, pero al menos, esperamos que haya algún mínimo de alivio para los afectados. Los esfuerzos de los equipos de rescate y de la comunidad para responder a los desastres de "Deslave" son necesarios y deben seguir siendo reconocidos y valorados.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Deslave puedes visitar la categoría Salud y Bienestar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir