Discalquia del Lactante

¿Qué es la Discalquia del Lactante? ¿Cómo puede afectar a los bebés? La discalquia del lactante es una interferencia que se presenta en el desarrollo cognitivo de los niños y niñas desde el nacimiento y que se caracteriza por una dificultad para aprender a hablar. Esta problemática puede afectar el desarrollo comunicativo, académico y motor de los bebés, cambiando el curso normal de su educación y su vida futura.

Temas de Este Manual

1. ¿Qué es la discalquia del lactante?

La discalquia del lactante es un trastorno de la alineación de la articulación temporomandibular, conocido también como disfunción del desarrollo oclusional funcional (DDOF). Es un grupo de desordenes que aparecen durante el desarrollo de la boca que interfieren con el normal funcionamiento de la articulación temporomandibular y los dientes del niño, que pueden tardar años en manifestarse.

Los signos y síntomas más comunes que pueden sugerir una discalquia en el lactante son: presencia de ruidos durante la masticación, dolor y una variedad de trastornos en la mordida, los labios, la lengua, el paladar y la región de la articulación temporomandibular.

En el tratamiento de una discalquia del lactante es importante tener en cuenta las preferencias del paciente. El objetivo principal del tratamiento es “promover el buen estado de masticación” y proporcionar al paciente el mejor resultado estable en la salud de los dientes.

2. Características de la Discalquia del Lactante

Durante el desarrollo del niño, es común ver una falta significativa en su lenguaje y habla causando lo que se conoce como disfasia del lactante. Esta es una condición que puede tomar dos formas, la disgláquia motora y la disgláquia sensorial. Estas a menudo son confundidas entre sí, pero cada condición afecta al niño de diferentes maneras.

Discalquia Motora Este tipo de disgláquia se caracteriza por un control limitado o incorrecto del aparato vocal. Un niño con este tipo de condición a menudo tendrá problemas con el habla en la frecuencia, tono, velocidad y volumen. La pronunciación de los fonemas también será afectada. El tratamiento de esta condición a menudo se lleva a cabo mediante la terapia de lenguaje para ayudar al niño a mejorar el control de los sonidos del habla.

También te puede interesar  Cómo Cuidar el Sistema Oseo

Discalquia Sensorial Este tipo de disgláquia se caracteriza por una limitada comprensión del lenguaje, ya sea hablado o escrito. Un niño con esta condición tendrá problemas para entender los sonidos del habla y la gramática. Esta condición también afectará a la memoria. En muchos casos, el tratamiento de esta condición se lleva a cabo mediante la terapia del lenguaje para ayudar al niño a comprender los sonidos y significado del lenguaje. Otra herramienta importante para ayudar al niño es el uso de la visualización para ayudar a recordar y aprender.

3. Causas de la Discalquia del Lactante

La discalquia del lactante es un trastorno de aprendizaje en el que el niño tiene dificultades para aprehender la información auditiva. Esta condición a menudo expresa como un retraso en el lenguaje, lo que causa problemas para comunicarse con otros. Las varían, pero hay algunos factores que pueden contribuir al trastorno. Estas incluyen:

Genética: La discalquia del lactante puede ser una condición hereditaria. Algunos niños nacen con la tendencia a alguno de los desórdenes que son comunes en la discalquia, como el trastorno del aprendizaje del lenguaje. Esta herencia se transmite al niño de sus padres y se manifiesta como dificultades para entender y hablar.

Problemas auditivos subyacentes: Algunos niños pueden nacer con problemas auditivos subyacentes que también pueden contribuir a la discalquia del lactante. Esto puede estar relacionado con problemas en los órganos auditivos, tales como las orejas o el oído externo. Estos trastornos también pueden causar dificultades en el desarrollo del lenguaje.

Problemas de desarrollo del habla: Algunos problemas de desarrollo del habla pueden contribuir a la discalquia del lactante. Esto incluye problemas como la disfemia, el tartamudeo y la mala articulación. Estos problemas impiden que el niño aprenda a pronunciar las palabras adecuadamente, lo que puede afectar su desarrollo del lenguaje.

4. Diagnóstico y Tratamiento de la Discalquia del Lactante

El diagnóstico de la discalquia en los lactantes es un proceso sencillo ya que los bebés aún no tienen la habilidad de hablar o identificar palabras. Los padres y cuidadores notan los problemas de aprendizaje de lenguaje cuando el bebe:

  • Tarda en responder al llamado de los padres
  • No responde a su nombre
  • No imita sonidos
  • No ofrece palabras para indicar qué quiere
También te puede interesar  Yoga Tántrico

La discalquia infantil se diagnostica cuando los padres informan que el niño tiene un historial de problemas al aprender otros idiomas y la evaluación de habilidades de lenguaje y/o un diagnóstico de retraso auditivo. El tratamiento del lactante que tiene discalquia debe centrarse en estimular y desarrollar el lenguaje del niño para permitirle desarrollarse al máximo. Esto incluye:

  • Programas de Terapia del lenguaje
  • Preparación temprana para bebés
  • Intervenciones de habla y terapia ocupacional
  • Estrategias de enseñanza individuales y modificaciones específicas del aula.

Además del tratamiento médico, los padres deben estar siempre involucrados en el proceso de aprendizaje de su hijo. Deben establecer un horario de lectura diario, mirar programas de televisión y hablar con su hijo. Eso estimulará el aprendizaje y el habla del bebé.

5. Prevención de la Disqualia del Lactante

El aprendizaje de la alimentación, como habilidad, comienza en la infancia temprana, con el lactante. Enfatizar la prevención de la disfagia del lactante (DFL) es importante para la salud, crecimiento y desarrollo adecuado. El objetivo principal de este artículo es abordar los principales problemas de prevención de la disfagia del lactante, para prevenir el retraso en la habilidad de alimentación.

La ingesta de líquidos en exceso durante la etapa temprana de vida luego juega un papel importante en la prevención en la DFL. Un buen control de la cantidad de líquidos ingeridos por el lactante es un factor importante para esto. Los adultos también deben reducir la sobre-ingestión de líquidos, que es una de las principales causas de DFL. La alimentación de líquidos en cantidades pequeñas preserva el proceso fisiológico normal de la alimentación y reduce las complicaciones en los bebés.

Los padres deben tener especial cuidado cuando introduzcan los sólidos a la dieta del bebé. El exceso de líquidos puede causar un aumento en el volumen estomacal, lo cual puede contribuir a la disgestión inadecuada de los sólidos ingeridos. Otra contingencia a considerar es el tipo de alimento ingerido. Alimentos ricos en grasas y azucarescomo la leche descremada y los alimentos procesados se deben enmascarar con frutas y verduras ricas en fibra para prevenir el retraso en la alimentación del lactante.

También te puede interesar  Los Diferentes Tipos de Adicciones y Sus Consecuencias

6. Impacto Psicológico de la Discalquia del Lactante

la discalquia, a veces llamada dislexia, es un trastorno de aprendizaje comúnmente identificado en los niños a una edad temprana. Esta condición afecta a la habilidad del individuo para procesar los símbolos y palabras escritas. La discalquia, si no se trata a tiempo, puede tener un impacto significativo en el desarrollo y la vida del niño lactante. Esto es debido al hecho de que limita los básicos habilidades del desarrollo como la capacidad de interpretar la información.

Además, los niños con discalquia pueden experimentar frustración, ansiedad o depresión por su incapacidad, en relación a sus habilidades, para alcanzar el mismo nivel que sus pares. Esto también puede contribuir al desarrollo de dificultades emocionales, tales como baja autoestima y problemas relacionados con la imagen de sí mismos.

Para ayudar a los padres y los proveedores de cuidado a entender mejor los efectos a corto y largo plazo de la discalquia en los niños lactantes, es importante tener en cuenta los factores de riesgo y las formas en que puede ser prevenida. Los factores de riesgo incluyen la falta de estimulación temprana, la escasa participación en actividades de lectura y escritura a una edad temprana, el bajo nivel socioeconómico y la exposición a la violencia. Una vez comprendidos los factores de riesgo, los padres y los proveedores de cuidado pueden entender mejor cómo prevenir el desarrollo de la discalquia en las niñas y los niños lactantes, y así generar un ambiente seguro y saludable en el que se puedan desarrollar sus habilidades. En conclusión, la discalquia del lactante es una realidad que debe ser tratada y diagnosticada con rapidez para evitarlo más adelante en la vida de los niños. El aumento de estudios, una mayor conciencia y una educación temprana en el diagnóstico y tratamiento de la dislexia pueden ayudar a prevenir los problemas en el futuro. Mediante la investigación, los padres pueden estar mejor preparados para tomar las medidas necesarias para ayudar a sus hijos con discalquia.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Discalquia del Lactante puedes visitar la categoría Salud y Bienestar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir