Discalcia del Lactante

La Discalcia del Lactante es un trastorno común que afecta a los recién nacidos y es la causa de dolores de huesos y articulaciones. Es una enfermedad que suele pasar desapercibida y se diagnostica como un trastorno metabólico. Debido a su alta prevalencia y gravedad, se considera una amenaza para la salud pública.

Los síntomas más comunes de la Discalcia del Lactante son el cansancio excesivo, irritabilidad, inapetencia y cefaleas. En algunos casos los bebés presentan restricciones en su movilidad, dolor en la columna vertebral, rigidez al moverse, dolor al caminar y sensibilidad en los huesos.

La Discalcia del Lactante es causada por una deficiente asimilación del calcio en el organismo del recién nacido. Los expertos señalan que esta enfermedad se debe a una mala alimentación durante el embarazo y el parto, una dieta mal balanceada y algunas deficiencias de nutrientes específicos como el calcio. Algunos estudios también han encontrado que hay una predisposición genética para esta enfermedad.

Por lo tanto, es importante que los padres reconozcan los síntomas tempranos de Discalcia, así como el control de dieta y el estilo de vida. Esto les ayudará a evitar desarrollar complicaciones más graves como osteoporosis, problemas de crecimiento y problemas de desarrollo en los huesos y articulaciones.

Temas de Este Manual

1. Introducción a la Discalcia del Lactante

La discalcia del lactante representa el desarrollo en los bebés de resistencia a establecerse en una dieta a base de leche apropiada. Esto se caracteriza por un aumento en el número de ingestas, baja aceptación de alimentos y dificultad en extender la duración de las etapas. Esta condición también se conoce como “desarrollo lento de la alimentación con leche” o “descubrimiento tardío de la mamadera”.

Las causas principales de la discalcia en el lactante incluyen una falta de coordinación motora oral hacia la succión, tragar, aspirar combinada con la excesiva producción de saliva. Esto puede ser un problema que presentan algunos bebés a la hora de ingerir leche, lo que retrasa o condiciona el normal desarrollo de la alimentación con mamadera.

No existe un único tratamiento para la discalcia del lactante, sino single que se ajuste a las características individuales de cada bebé. Se suelen usar diversas estrategias como el aumento del tiempo de las tomas, la modificación de la posición postural en las tomas, la creación de un ambiente tranquilo y cálido durante la alimentación y también la aplicación de un masaje relajante antes de la toma.

También te puede interesar  Humidificador Casera

2. Los Factores de Riesgo de Discalcia del Lactante

La disfemia del lactante se caracteriza por dificultades transitorias para el desarrollo del lenguaje o del habla, que ocurren entre los 18 meses y 5 años de edad. Por tanto, es preciso conocer los factores de riesgo que producen esta dificultad.

El lenguaje repetitivo suele ser el principal indicador de disfemia. Estas expresiones pueden ser refranes infantiles que la madre ha denominado "discursos repetitivos". Estas frases se repiten constantemente, sin aportar información innovadora. Estas palabras aisladas son consideradas destrezas verbales anormales.

Los trastornos de aprendizaje también pueden influir en los resultados de la producción verbal. Cuando un niño tiene dificultades para entender el lenguaje o dificultades en otros factores como la lectura o la escritura, también puede tener problemas para hablar. Los problemas de comportamiento y problemas laborales también pueden tener un impacto negativo en el crecimiento del lenguaje y el habla del niño.

3. Síntomas de Discalcia del Lactante

Síntomas Físicos

Los bebés discalcícos pueden presentar algunos síntomas físicos. Pueden tener notables dificultades para mantener la posición cabeza-tronco, para girar la cabeza de un lado a otro, pueden tener limitaciones en los movimientos laterales de la cabeza, e incluso podrían evitar la extensión lateral de la cabeza. Otro síntoma frecuente es el efecto 'bobbing' o cabeceo, que puede ser evidente para la madre desde el nacimiento. El niño también puede presentar dificultades con la succión, no presenta una fuerza muscular adecuada al tragar y puede experimentar tirones de la cabeza hacia atrás cuando intenta succionar.

Síntomas Sensoriales

Cuando un bebé está discalcíco, también pueden presentarse síntomas sensoriales. La mayoría de los niños tendrán una reacción desproporcionada o exagerada a los cambios en el entorno o los estímulos, como el tacto, la luz o los olores. También pueden mostrar dificultades para integrar la información sensorial procedente del lado izquierdo o derecho del cuerpo. Estos niños también podrían sentirse desorientados o perdidos cuando se encuentran en un entorno desconocido.

Síntomas Emocionales

Los bebés con discalcícos a menudo tienen dificultades para adoptar la postura adecuada para mirar a aquellos que les hablan, y tienen una reacción muy débil a los toques, abrazos y sonidos. También pueden sentirse irritables, inquietos o inquietos cuando los estímulos alrededor de ellos son grandes. Algunos niños discalcícos también pueden ser hipersensibles al frío y al calor, lo que puede contribuir a aumentar los síntomas mencionados anteriormente.

También te puede interesar  Hamster: El Pequeño Roedor de Juguete.

4. Diagnóstico de Discalcia del Lactante

El diagnóstico de disfagia en los lactantes se realiza mediante orofaringoscopía y especialmente con video endoscopía con pharyngo-laryngo-esofagoscopio. Estas pruebas son necesarias para determinar la gravedad de los síntomas esofágicos y laringo faríngeos. Por lo general, se realizan con la ayuda de un especialista en estomatología pediátrica.

Los factores a tener en cuenta al realizar esta evaluación incluyen: el contexto en el que se produce la disfagia, la duración de los episodios de disfagia, la presencia de cualquier síntoma que acompañe al trastorno, el análisis de los alimentos y la consistencia de éstos, la edad del niño, y su posible historia de trastornos médicos y emocionales.

Para ayudar a confirmar un diagnóstico, los médicos recurren al uso de varias pruebas como biopsia de las paredes esofágicas, estudios de pH en esófago, pruebas de conductibilidad y la extracción de muestras de los alimentos para determinar la posible presencia de patógenos. Estos exámenes se realizan para obtener información acerca del estado y la salud del sistema digestivo del lactante.

5. Manejo y Tratamiento de Discalcia del Lactante

Para entender mejor el manejo y tratamiento de la disfagia del lactante, también conocida como anormalidad en la succión, saber información esencial acerca de la misma es clave para poder proporcionar el tratamiento adecuado.

Evaluación: La evaluación al lactante incluirá el historial clínico, el examen físico, un examen de la succión, y la valoración de la función de lenguaje. Esto nos permitirá determinar el mejor plan de tratamiento para la disfagia del lactante.

Tratamiento: El tratamiento incluye las siguientes estrategias para mejorar los síntomas:

  • Aumentar el tiempo de alimentación
  • Mejorar la coordinación de movimientos de la mandíbula, lengua y labios
  • Promover la ingesta de líquidos y sólidos
  • Evitar aumentar la duración y la intensidad de la succión
  • Seleccionar alimentos que contengan más nutrientes
  • Manipular los alimentos de manera adecuada para favorecer la buena succión
  • Realizar actividades físicas que incentiven la apertura de los bloqueos
También te puede interesar  Propiedades del Yogur Natural

Conclusión: Los médicos y trabajadores sociales tienen una gran responsabilidad con la evaluación y tratamiento adecuado de la disfagia del lactante. La identificación y administración temprana de la disfagia, así como un tratamiento de fisioterapia/nutrición adecuado, pueden ser determinantes en el pronóstico del lactante.

6. Prevención y Vigilancia de Discalcia del Lactante

Adecuada alimentación al lactante
Para prevenir y vigilar la desnutrición del lactante se deben tener en cuenta dos factores principales: la adecuada alimentación y el cuidado del lactante. Esto se debe basar en los lineamientos nutricionales ofrecidos por los organismos interdisciplinarios de salud, que se caracterizan por recomendar la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida del lactante. Por ejemplo, las Guías Alimentarias para la Población Mexicana, recomiendan esta práctica al igual que otorgar complementos a la alimentación proveniente de la leche materna desde los seis meses de edad hasta los dos años.

Pesquisa oportunos y regularmente del lactante
Es importante realizar una vigilancia adecuada para identificar a tiempo casos de desnutrición, la cual se cumplirá con consultas médicas oportunas y regularmente del lactante. Durante estas consultas los padres deberán informar al médico los alimentos y suplementos que el niño consume, el comportamiento, entre otros indicadores relevantes que puedan servir para hacer un diagnóstico del estado nutricional del lactante.

Incentivar la adecuada meanvdad de lactancia
Por otra parte, es necesario implementar estrategias de promoción de salud para mejorar la adecuada manutención de lactancia. Estas estrategias deben tomar en cuenta la información que sea evidencia científica concluyente, toda vez que sea viable su implementación. La información ofrecida para los padres sobre los beneficios y la importancia de la lactancia materna oportuna y correcta, puede incentivar un mejor y mayor consumo de leche materna. Igualmente, se deben evitar los suplementos innecesarios dado que esto puede menoscabar la nutrición del lactante. En conclusión, la discalcia del lactante puede ser un problema importante para el desarrollo e incluso la salud del niño. Si un bebé no está adquiriendo los nutrientes adecuados del pecho, es esencial que los padres tomen medidas inmediatas para identificar la causa y tratarla adecuadamente. Los medicamentos o los cambios en la dieta y la lactancia materna pueden ayudar a mejorar la situación de los niños. Si hay alguna preocupación, los padres deben buscar consejo profesional para determinar los tratamientos indicados para sus hijos.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Discalcia del Lactante puedes visitar la categoría Salud y Bienestar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir